El increíble poder de Cristo: Ex ateos comparten lo que los hizo volver a creer en Dios

desafíos felicidad

Recientemente, leí un artículo en una página de cristianos en el que personas ex ateas compartían cómo decidieron volver a creer en Dios. ¡Me pareció fantástico su viaje de fe y aquí te lo comparto!

En un foro cristiano, una persona hizo una excelente pregunta y recibió maravillosas respuestas:

“Hola, he estado en un viaje de fe en los últimos años. Pasé de ser un ateo orgulloso durante 30 años a ser agnóstico y ahora creo que soy cristiano.

Recientemente, comencé a ir a la iglesia, leer la Biblia y buscar cosas en línea como la resurrección.

Para resumir… Me pregunto específicamente si alguien ha pasado del ateísmo a la religión y, de ser así, ¿qué les hizo cambiar de opinión?”

relatos de jesus

Imagen: Shutterstock

También te puede interesarDe ateo a doctor que fortalece la esperanza y la fe de sus pacientes

Las respuestas me hicieron darme cuenta del increíble poder de Cristo y cómo necesitamos aprender constantemente a crecer en nuestra fe.

A continuación, compartiré contigo las historias de ateos que volvieron a la fe. Si bien, puedes estar de acuerdo o no en algunas de sus afirmaciones, es importante que veamos aquello que provoca cambios en las vidas de los demás.

Historia 1

las escrituras Artículo de Fe

Imagen: Shutterstock

“Lo que me hizo cambiar de opinión, después de unos 25 años, desde los 15 hasta los 40 años, y empezar a creer, fue algo muy específico: leer las palabras de Jesús para saber qué enseñaba.

Luego, hacer algunas de las cosas que enseñó para ver cómo funcionarían.

Descubrí una instrucción tras otra, las probé a lo largo de los años, y funcionaron muy bien. Después, seguí leyendo más de lo que Él dijo.

No traté de aprender nada avanzado al principio, sino que solo busqué aprender las reglas para vivir aquí y, ahora, lo que Jesús enseñó.

Cuando todo funcionó mucho mejor de lo que pensé que era posible, probé más cosas.

Finalmente, probé vivir de la forma en que Él dijo que buscáramos a Dios.

Pasé unos 10 o 12 años intentándolo primero.

Sugeriría a muchos escépticos que comiencen con las cosas más básicas, tal como escuchar Sus palabras en los 4 evangelios, de Mateo a Juan.

Asimismo, aprendemos sobre una forma de llegar a la fe en Romanos 10:17”.

Historia 2

Imagen: Canva

“No elegí creer nada. Dios da fe y tú puedes rendirte ante Él o resistir.

El COVID me llevó a un punto en el que Él deseaba que estuviera. 

Tuve un ataque cardíaco a una edad temprana que casi me mata y sufro TOC.

Las cosas que aprendí del ataque al corazón me ayudaron con el COVID y si no fuera por el TOC, es posible que no haya tenido tal impulso para encontrar la verdad o empatizar con los demás. 

Las cosas malas en nuestras vidas pueden funcionar para bien”.

Historia 3

alcanzar tus objetivos

Foto: Unsplash

“Yo era ateo y mi mayor logro fue… ya eres una persona fiel y religiosa… tu religión es el ateísmo.

Afirmación: Los ateos son religiosos.

Los ateos dicen que las personas religiosas creen en Dios y no tienen pruebas. Sin embargo, hay 2 principios importantes en la lógica (a los que se adhiere la ciencia):

  1. La ausencia de evidencia no es evidencia de ausencia (intenta probar lo contrario)
  2. Afirmar cosas sin pruebas no es válido.
Dios

Imagen: Internet

Dicho lo anterior, sabemos que: A) La existencia de Dios no se puede probar ni refutar (hasta ahora) B) Los ateos niegan a Dios (este es su principio central) C) La fe equivale a afirmar cosas sin pruebas.

Debido a lo mencionado anteriormente, en base a la unión de (A) && (B) && (C), podemos concluir lo siguiente: Los ateos niegan a Dios (B), a pesar de poder desmentirlo (A), por lo tanto, simplemente tienen Fe (C) que Dios no existe.

Tener fe en que Dios no existe = Tener fe en que Dios existe.

Conclusión: Las personas ateas son religiosas, son lo mismo que los cristianos, los musulmanes y los judíos”.

Todos tenemos distintas formas de creer en Dios, no juzguemos a los demás por ello. En cambio, centrémonos en crear un lugar para edificarnos unos a otros.

Fuente: christianswhocursesometimes.com

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *