“En el cortejo y el noviazgo, yo les recomendaría que no pasaran ni cinco minutos con alguien que los desprecie, que los critique constantemente, que les sea cruel y tenga la audacia de llamarlo humor. La vida de por sí es dura, por lo cual no necesitan estar con alguien que, aunque se supone que los ama, esté constantemente minándoles la autoestima, el sentido de dignidad, la confianza y la alegría. Cuando estén en manos de esta persona, ustedes tienen el derecho a sentirse seguros física y emocionalmente” —Elder Jeffrey R. Holland, “How I love Thee?”, New Era, octubre de 2003.

En mi trabajo como terapeuta y educador de relaciones, la creencia más frecuente que veo entre los adultos solteros es que “todas las mujeres y todos los hombres buenos ya no están disponibles”.

Parece que muchos están estancados en un patrón de relaciones abusivas, controladoras y negligentes de las que quieren escapar desesperadamente. Otros, han escuchado las historias de terror de sus amigos y, comprensiblemente, tienen dudas de salir en citas.

Como terapeuta matrimonial y familiar que estuvo soltero durante muchos años, sé muy bien que hay una jungla ahí afuera. Permíteme ofrecer 4 claves, desde el estudio y mi propia experiencia, para ayudar a los que nunca se casaron, los que se divorciaron, los que enviudaron y los que no tienen mucha confianza como para salir en citas:

1. No permitas que tu nivel de contacto exceda tu nivel de compromiso

También te puede interesarTerapeuta Santo de los Últimos Días: Perdonar no significa confiar

A menudo, en los medios de comunicación populares, vemos que las parejas se involucran tempranamente en una relación en la que existe el contacto físico frecuente. Por lo general, la decisión de tener una relación seria llega mucho más tarde, si es que se da. Esto parece funcionar bien en la pantalla, pero recuerda que son DESTINOS FICTICIOS, determinados por escritores y guionistas en lugar de la realidad.

En la vida real, explica el Dr. Van Epp: la participación temprana en una relación en la hay contacto físico frecuente crea una falsa sensación de cercanía. En otras palabras, crees que estás más enamorado de lo que realmente estás. Esto se debe a que la cercanía física desencadena la liberación de hormonas de enlace que te hacen sentir intensamente unido a la otra persona.

Por supuesto, si realmente no conoces a la otra persona y, con el transcurso del tiempo, no has desarrollado un patrón para satisfacer debidamente las necesidades de la otra persona, la sensación de “amor” en realidad es un espejismo que puede materializarse o no.

2. No confíes en una persona más de lo que la conoces

El Dr. Van Epp describe la confianza como la imagen mental que tienes de la otra persona, es decir, quién cree que es. No confiamos en los demás, confiamos en la idea  que tenemos de esas personas, que puede ser correcta o no. Por eso, cuando alguien nos traiciona, decimos: “¡No eres quien pensé que eras!”

Al principio, reunimos partes de la identidad de una persona a partir de lo que observamos y de lo que hemos escuchado sobre ella. Si no tenemos cuidado, podemos apresurarnos en llenar los vacíos con lo que esperamos que sea esa persona o suponemos que es, en base a información limitada.

matrimonio

Además, en el mejor de los casos, esa persona puede intentar causar una buena impresión o, en el peor de los casos, engañarte con frecuencia. Por eso, es importante tomarse el tiempo de conocer a esa persona antes de entablar una relación.

  • Construye una amistad
  • Conversa a menudo con esa persona
  • Observa a esa persona en diferentes situaciones
  • Observa si sus acciones coinciden con sus palabras y si es quién crees que es
  • Observa cómo trata a los demás

Por lo general, se necesitan al menos 90 días para que se revelen los patrones verdaderos de comportamiento.

3. Se el tipo de persona que deseas atraer

“Porque la inteligencia se allega a la inteligencia; la sabiduría recibe a la sabiduría; la verdad abraza a la verdad; la virtud ama a la virtud; la luz se allega a la luz; la misericordia tiene compasión de la misericordia”— (DyC 88:40)

En cierta oportunidad, tuve un paciente en mi oficina de terapia (comparto esta historia con su permiso) que me dijo que probablemente nunca se casaría porque sus estándares eran demasiado altos. Cuando le pregunté cuáles eran esos estándares, se ofreció a traerme la lista que había escrito en la siguiente sesión.

La lista de características que debía tener su “mujer perfecta” seguía y seguía. Con cada requisito, esta mujer de ensueño se parecía cada vez más a una combinación de Mary Poppins y la Mujer Maravilla. Tomé la lista de mi cliente, la giré hacia él, la señalé y dije: “Aquí está la cosa, ¿Cómo es la lista de la mujer que describes aquí?”

Parecía que al hombre le habían arrojado agua helada en la cara. Se dio cuenta de que no estaba al nivel de los estándares que había establecido para su pareja. Tenía que ser el tipo de persona que quería atraer. Si esperaba que ella tolerara sus imperfecciones, lo mejor sería que estuviera preparado para tolerar las suyas.

Si quieres una persona sincera, sé una persona sincera. Si quieres un compañero fiel, se fiel. Si quieres a alguien trabajador, trabaja duro. Si no quieres ser presionado en una relación, respeta el derecho de los demás a tomar sus propias decisiones.

4. Construye una vida que valga la pena vivir solo

Padre Celestial

Está bien querer que alguien te abrace y hacer recuerdos aquí y ahora. PERO, tan pronto como ese deseo se convierta en una necesidad, es probable que resultes lastimado. ¿Por qué? Porque tan pronto como necesites tener un hombre o una mujer en tu vida en este momento, resulta que estás enamorado de la idea de estar enamorado.

Ahí es cuando asustas a la gente y te das cuenta de que estás desesperado. Es entonces cuando los personajes sombríos pueden usar tu necesidad para manipularte y usarte.

Lo veo de esta manera: si no puedes nadar solo, si tienes miedo de ahogarte en la soledad y la desesperación, te aferrarás a cualquier trozo de madera flotante que encuentres. La mejor manera de combatir esto es construir una vida que valga la pena vivir solo.

Padre Celestial

Todavía puedes amar tu vida al ayudar a los demás, mejorar tus relaciones con tus amigos y familiares, y seguir metas que valgan la pena. Esto hará que te sientas menos desesperado, más atractivo para los demás y más capaz de nadar solo.

De ese modo, si comienzas una relación con alguien, será porque decidiste estar con esa persona, no porque necesites a alguien en este momento o te desmoronarás.

Esta es una traducción del artículo que fue escrito originalmente por Jonathan Decker y fue publicado en ldsliving.com con el título “Latter-day Saint Therapist: 4 Ways to Avoid Negative or Abusive Relationships”.