El grado de gloria en el que se encuentran los lazos familiares eternos del matrimonio entre marido y mujer; sin embargo, todavía hay mucho que no se ha revelado. 

Pregunta 

matrimonio

He estado siguiendo su página desde hace años y finalmente tuve la inspiración para hacer mi propia pregunta. ¿Qué pasa si un hombre o una mujer se volvieran a casar después de la muerte de su cónyuge? ¿Con quién se quedará en una relación estable, una vez que sean asignados a uno de los Grados de Gloria? Gracias.

También te puede interesar: Una obrera del templo comparte 3 consejos que te ayudarán a disfrutar de tu experiencia en el templo

Respuesta

matrimonio

En las eternidades, no sólo tenemos “relaciones estables”. Tenemos relaciones eternas. Estas relaciones se basan en lazos de familia, es decir, los lazos entre marido y mujer, y entre padres e hijos. Las buenas nuevas del evangelio son que, a través de la expiación de Cristo, nuestras relaciones familiares pueden perdurar por toda la eternidad.

El nombre del grado de gloria en el que se encuentran tales lazos familiares es el reino celestial. Los lazos familiares de este tipo no perduran en ningún otro reino. Tales lazos familiares son una tremenda bendición y responsabilidad, y se otorgan sólo a aquellos que son fieles a sus convenios.

Tu pregunta se trata de una persona que se vuelve a casar después de la muerte de un cónyuge. Aún queda mucho por revelar en lo que respecta a este tema.

Templo-de-Frankfurt-Alemania-6

Templo de Frankfurt Alemania

Sabemos que un hombre y una mujer que han sido sellados como cónyuges y que si viven dignos de sus convenios recibirán la bendición incomparable de la vida eterna, casados ​​el uno con el otro, para siempre vivir en la presencia de Dios y disfrutar de las bendiciones eternas y aumentar lo que Dios tiene reservado para Sus hijos e hijas.

Por lo que entendemos hoy, si una mujer está sellada a más de un hombre digno, disfrutará de la felicidad eterna con uno u otro. Cómo se debe hacer esa elección aún no se ha revelado.

Para el hombre, la situación parece ser algo diferente. La sección 132 de Doctrina y Convenios, que revela lo que sabemos del matrimonio eterno, también describe en términos generales una práctica llamada “matrimonio plural”, donde un hombre acepta el convenio matrimonial más de una vez, es decir, con más de una mujer.

Templo de Salt Lake

Foto del Templo de Salt Lake 1893

Se supone que los hombres que entran en tal estado y cumplen fielmente sus convenios mantendrán sus relaciones matrimoniales con cada una de sus cónyuges.

Una vez más, todavía tenemos mucho que aprender sobre este tema, pero esta fue sin duda la comprensión de los hermanos y hermanas en los primeros años de la Restauración de la Iglesia, cuando el matrimonio plural se practicaba abiertamente entre los vivos.

En la actualidad, si un hombre es viudo y se vuelve a casar, y ambos matrimonios fueron sellados en los santos templos de Dios, se nos ha enseñado que ambos matrimonios perdurarán por toda la eternidad mientras las personas involucradas sean dignas.

Presidente Nelson 5 verdades

Muchos en la Iglesia, incluido nuestro profeta y actual Presidente de la Iglesia, Russell M. Nelson, y su primer consejero, Dallin H. Oaks, se encuentran exactamente en esta situación, habiéndose vuelto a casar después de la muerte de sus primeras esposas.

Tengo un amigo muy cercano cuya esposa, una querida amiga de mi esposa, murió a una edad temprana, dejando a sus hijos todavía muy pequeños. Años más tarde, mi amigo se selló con una mujer increíble que se convirtió en la madrastra de sus hijos y en la madre de las otras hijas que tuvieron juntos.

Mi amigo todavía ama y extraña a su primera esposa y en ocasiones todavía llora su pérdida. Sin embargo él es tremendamente feliz con la vida que ha creado con su segunda esposa. Él asume que sus dos amadas esposas se casarán con él en las eternidades, le rompería el corazón pensar lo contrario.

aprendizaje

En la Conferencia General de octubre de 2019, el Presidente Dallin H. Oaks empezó su discurso con una pregunta similar. Él compartió lo siguiente:

“La dependencia excesiva en enseñanzas personales o las especulaciones puede incluso impedir que nos concentremos en el aprendizaje y los esfuerzos que aumentarán nuestra comprensión y nos ayudarán a avanzar en la senda de los convenios.

Confiar en el Señor es una enseñanza habitual y verdadera en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Esa fue la enseñanza de José Smith cuando los primeros santos soportaron severas persecuciones y obstáculos aparentemente insuperables. 

Ese sigue siendo el mejor principio que podemos usar cuando nuestros esfuerzos por aprender o nuestros intentos de hallar consuelo encuentran obstáculos en asuntos que aún no se han revelado o no se han adoptado como la doctrina oficial de la Iglesia.

Ese mismo principio se aplica a las preguntas sin respuesta sobre sellamientos en la próxima vida o reajustes deseados debido a acontecimientos o transgresiones en la vida terrenal. Hay tanto que no sabemos que nuestra única confianza segura es confiar en el Señor y en Su amor por Sus hijos.”

Si todavía tienes algunas dudas o preguntas, te sugiero que lo converses con tu obispo y quizás con el presidente de tu templo. Que dios te bendiga en tu búsqueda de las verdades y el entendimiento del Evangelio.

Este artículo es una adaptación y fue escrito y publicado originalmente por askgramps.org bajo el título “If one remarries after the death of a spouse, what happens in the afterlife?