¿Por qué los Santos de los Últimos Días creen que Jesucristo es Jehová?

Elohim y Jehová dios padre celestial

¿Por qué los Santos de los Últimos Días creen que Jesucristo es Jehová?

En el siguiente vídeo, tenemos la respuesta:

En el Antiguo Testamento, a pesar de la variedad de títulos que se utilizaron para Dios, solo hay un nombre propio por el que se atribuye a Dios.  En el hebreo original, era esta palabra de 4 letras, que se llama tetragrámaton. Esta palabra se translitera al inglés como YHWH o la variante JHVH

No hay vocales en el idioma hebreo, así que para que tenga sentido estas fueron agregadas. De esa manera, YHWH pasa a ser YaHWeH (Yahvé), mientras que la variante JHVH se convierte en la versión en latín, JeHoVaH (Jehová).

El tetragrámaton aparece en el Antiguo Testamento más de 6,500 veces. Sin embargo, en la versión inglesa del Rey Santiago del Antiguo Testamento, el término “Yahvé” no aparece ni una vez, y la palabra “Jehová” solo aparece unas pocas veces. 

“Esto se debe a que los traductores generalmente siguieron la práctica judía de no pronunciar el nombre divino yhwh por respeto a su santidad que se desarrolló en cierto momento después del año 500 a.C.” (Dana M. Pike, “The Name and Titles of God in The Old Testament).

En lugar de Jehová o Yahvé, el tetragrámaton se traduce al inglés como el título más general, “LORD” que significa “SEÑOR”, o, en hebreo, “Adonai”. 

Cuando la palabra “SEÑOR” se usa para representar el tetragrámaton, las letras estarán en pequeñas mayúsculas en la Biblia. 

Así que cuando veas la palabra “SEÑOR”, se está haciendo referencia a Jehová o Yahvé. Cuando no está en versalitas, se está haciendo referencia a otros líderes celestiales o terrenales.

Los Santos de los Últimos Días creen que Yahvé, Jehová es Jesucristo

Ahora bien, los Santos de los Últimos Días creen que Yahvé, Jehová, el Dios del Antiguo Testamento, era el Jesucristo premortal e incorpóreo. 

Creemos que eso es lo que enseñan las Escrituras, tanto antiguas como modernas.

Por ejemplo: cuando Jehová le ordenó a Moisés que liberara a los israelitas del cautiverio egipcio, Moisés dice: “Está bien, pero ¿quién debo decir que me envió? ¿Cuál es tu nombre?” 

La respuesta de Jehová en Éxodo 3:14 es: “Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me ha enviado a vosotros”. 

En otras palabras, Jehová toma para sí el título de “YO SOY”.

Avanzando rápidamente al Nuevo Testamento, en Juan 8: 56-58, Jesús les dice a los judíos: “Vuestro padre Abraham se alegró de ver mi día; y lo vio, y se alegró. Entonces los judíos le dijeron: Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham?  Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo, antes que Abraham fuese, yo soy”. 

En esa ocasión, Jesús tomó para sí mismo el título “YO SOY”. Él les está diciendo, Yo soy Jehová, Yo soy Yahvé, Yo soy el YO SOY.

Los judíos inmediatamente reconocieron lo que Jesús estaba diciendo y lo consideraron una completa blasfemia. En el siguiente versículo intentaron apedrear a Jesús hasta la muerte, que era el castigo por blasfemia bajo la ley de Moisés. 

Doctrina y Convenios también se refiere a Jesús como “el Gran Yo Soy”. “Escuchad la voz de Jesucristo, vuestro Redentor, el Gran Yo Soy, cuyo brazo de misericordia ha expiado vuestros pecados”

Pero las Escrituras también ofrecen muchas otras pistas. Por ejemplo, Isaías 45 identifica a Jehová como el Creador. 

El capítulo 1 de Juan identifica a Jesús como el Creador. El Libro de Mormón afirma lo mismo. Isaías 33 dice que Jehová es nuestro juez. Juan 5 afirma que Jesús es nuestro juez. El Libro de Mormón afirma lo mismo.En Zacarías 12, Jehová profetiza que un día los judíos “me mirarán a mí, a quien traspasaron”. En Juan 19, cuando Jesús está en la cruz, un soldado romano le atraviesa el costado con una lanza, y leemos: “Porque estas cosas sucedieron para que se cumpliese la Escritura… Mirarán al que traspasaron”.

Jehová, Cristo, es el que fue traspasado. Ya sabes a lo que me refiero. Hay muchos indicadores de que Jesús es Jehová. Ahora, hay algunos Santos de los Últimos Días que creen que hay algunos versículos en el Antiguo Testamento que pueden referirse a Dios el Padre como Jehová…

“Algunos Santos de los Últimos Días, sin embargo, sugieren la posibilidad de que en cada uno de estos tres pasajes se representa a Jehová profetizando de sí mismo en cuanto a cómo se le iría a conocer más adelante, como Jesús. Por lo tanto, no estamos en condiciones de hacer declaraciones exactas acerca de cada testimonio de YHWH/Jehová en el texto recibido de la Biblia hebrea.  Esto, sin embargo, no tiene por qué desvíar a los Santos de los Últimos Días de la comprensión general y uso del término ‘Jehová’ como título designado a Dios el Hijo”.

Dicho todo esto, en la historia de los Santos de los Últimos Días, nuestro uso del título Jehová como una referencia exclusiva a Jesucristo no se estandarizó realmente hasta alrededor de 1916 después de una declaración de la Primera Presidencia y el Quórum de los Doce. 

Antes de ese tiempo, algunos líderes se referían a Jehová como Dios el Padre. La declaración de 1916 dice:

“Dios el Eterno Padre, a quien damos el exaltado nombre y título de “Elohim”, es el Padre literal de nuestro Señor y Salvador Jesucristo y de los espíritus de la raza humana”. “Entre los hijos espirituales de Elohim, el Primogénito fue y es Jehová…“

En hebreo, “Elohim” generalmente significa Dios o dioses. En nuestra Iglesia moderna, es posible que escuches referirnos a Dios Padre como Elohim. Pero sería un error proyectar esa comprensión al Antiguo Testamento. 

En el Antiguo Testamento hebreo, la palabra  “Elohim” suele ser simplemente otro título para Jehová o Yahvé. 

Por ejemplo, Éxodo 6:2 dice: “Habló Dios a Moisés y le dijo: Yo soy JEHOVÁ”.

La académica Dana Pike señaló que el término “…‘Elohim’… simplemente proporcionó una forma genérica de referirse a los seres divinos en el Antiguo Testamento, ya sea YHWH/Jehová, miembros del consejo celestial o dioses no israelitas… 

El uso de “Elohim” por parte de los Santos de los Últimos Días, que es designado para un solo ser, Dios el Padre, se basa en las declaraciones proféticas de la Restauración, no en el uso de “Elohim” en la Biblia hebrea tal como se nos ha dado”.

Por lo tanto, es una herramienta útil para nosotros hoy, no obstante debes tener cuidado cuando encuentres estos términos en las escrituras hebreas. 

También te puede interesar

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *