Muchas personas buscan amigos que les digan lo que quieren escuchar y estén de acuerdo con todas sus decisiones. Sin embargo, así no funciona la verdadera amistad.

Una cita famosa del economista brasileño, consultor de negocios, investigador del comportamiento humano, escritor y orador Carlos Hilsdorf dice:

“Un verdadero amigo es aquel que dice lo que necesitas escuchar, no lo que quieres escuchar. Arriesga la amistad por tu bien”.

¿Crees que esa cita sea verdadera?

Jesucristo es el ejemplo perfecto de un verdadero amigo.

También te puede interesarLos 4 tipos de amigos que deberías evitar

Cuando las multitudes seguían a Jesús, Él les enseñaba sabiamente todas las verdades preciosas y una de ellas fue que si lo seguían, muchos serían perseguidos. ¿Puedes recordar el famoso Sermón del Monte?

En Mateo 5: 10-11 leemos:

“Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo”.

Cristo nunca cambia su discurso y sus advertencias solo para complacer a las personas. Se mantiene firme en lo que quiere enseñar y compartir, sea o no popular o incluso agradable.

Jesús enseñó a través de parábolas y ejemplos, el camino que nos puede llevar de regreso a nuestro hogar celestial. ¡Esto es lo que hace un buen amigo!

Hace muchos años una amiga me dijo una frase que me gustó mucho:

“Un verdadero amigo es el que te acerca a Dios”.

Si tomáramos esta frase como un parámetro para medir cómo somos como amigos, ¿cuál sería nuestro resultado? Y ¿cuál sería el resultado de aquellos que llamamos amigos?

Un verdadero amigo te ayudará a recorrer el camino del Evangelio. Andará contigo por el camino estrecho y angosto. Tomará tu mano mientras te aferras a la barra de hierro. Deseará, como Lehi, compartir contigo el fruto del árbol de la vida.

Un verdadero amigo nunca siquiera te dejará pensar en estar en el edificio grande y espacioso. Un verdadero amigo es alguien que tiene a Cristo en el centro de su vida y te ayuda a hacer lo mismo en la tuya.

Hagamos un análisis personal: ¿Cómo has sido como amigo? ¿Cómo han sido tus amigos contigo? ¿Te han acercado más al Padre Celestial?

Etiqueta en los comentarios a ese verdadero amigo que ha estado contigo en las buenas y malas, y te ha ayudado a acercarte más a Dios.

Esta es una traducción del artículo que fue escrito originalmente por Inaê Leandro y fue publicado en maisfe.org con el título “Seja um amigo que diz a verdade”.