Cómo traer la luz de Dios a nuestras vidas en tiempos de oscuridad

oración

En Doctrina y Convenios 50: 24, aprendemos:

“Lo que es de Dios es luz; y el que recibe luz y persevera en Dios, recibe más luz, y esa luz se hace más y más resplandeciente hasta el día perfecto”.

La idea de vivir una vida llena de luz es hermosa. Sin embargo, puede parecer inalcanzable cuando existe tanta oscuridad a nuestro alrededor. ¿Cómo podemos encontrar y hacer que la luz de Dios sea más intensa en tiempos de oscuridad? Aquí tienes tres ideas.

Expresa gratitud

El presidente Thomas S. Monson nos enseñó:

“El dar sinceras gracias no sólo nos ayuda a reconocer nuestras bendiciones, sino que también abre las ventanas de los cielos y nos ayuda a sentir el amor de Dios”. 

Cuando nos esforzamos por ser agradecidos y vemos la forma en que Dios está obrando en nuestra vida, mantenemos una ventana abierta para que la luz brille.

A veces, sentimos que ser agradecidos disminuye nuestro dolor u otros sentimientos negativos.

Necesitamos recordar que podemos adorar a Dios y honrar nuestro dolor simultáneamente.

Trata de reservar un tiempo específico para expresar una oración de gratitud y un tiempo específico para hablar sobre tu dolor y temores.

Aléjate de las distracciones

También te puede interesarHermana Aburto: Ser hijas de Dios es una verdad que nos empodera

¡Vivimos en un mundo lleno de distracciones! Desde horarios ajetreados hasta la cantidad de tiempo que dedicamos a la tecnología, puede ser difícil encontrar luz cuando estamos ocupando cada momento de cada día.

Con frecuencia, hacemos esto debido a una gratificación inmediata. Tenemos tantas cosas que hacer que queremos apagar lo que sentimos.

Para recibir la luz de Dios, nuestros corazones y mentes deben estar abiertos y receptivos. No podemos hacer eso si siempre estamos distraídos. Necesitamos hacer tiempo para escuchar la voz apacible y delicada.

Esfuérzate por servir a los demás

No hay forma más rápida de agregar luz a tu vida que llevar luz a otra persona. El élder Dieter F. Uchtdorf dijo:

“Al perdernos en el servicio a los demás, descubrimos nuestra propia vida y felicidad”.

Nunca debemos esforzarnos demasiado y descuidar nuestras propias necesidades. Sin embargo, es probable que haya tiempo en nuestras vidas para pensar en otra persona.

Ya sea que completemos nuestras asignaciones de ministración, busquemos traer más armonía a nuestro hogar o nos acerquemos a un extraño, podemos hacer que el mundo brille con bondad.

¿Cuáles son algunas de las formas en las que traes luz a tu vida en tiempos de oscuridad?

Esta es una traducción del artículo que fue escrito originalmente por Aleah Ingram y fue publicado en LDS Daily con el título “How to Find God’s Light in Dark Times”.

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *