SALT LAKE CITY – El Presidente Russell M. Nelson de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días anunció el 14 de agosto de 2018 que los líderes de la Iglesia están realizando un gran esfuerzo para utilizar el nombre completo de la iglesia en lugar de sobrenombres o abreviaturas.

También te puede interesar: Mormón”; no va más ; Declaración de la Iglesia sobre el nombre de la organización

“El Señor ha recalcado en mi mente la importancia del nombre que Él ha revelado para Su Iglesia, a saber, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días,” el Presidente Nelson dijo en una declaración. “Tenemos trabajo por hacer para estar en armonía con Su voluntad. En las últimas semanas, muchos líderes de la Iglesia y departamentos han iniciado los pasos necesarios para lograrlo.”

La Iglesia publicó una guía de estilo junto con la declaración que decía: “Por favor, eviten utilizar la abreviatura “SUD” o el sobrenombre “mormón” para reemplazar el nombre de la Iglesia, como en “Iglesia mormona,” “Iglesia SUD” o “Iglesia de los Santos de los Últimos Días.””

El anuncio y la guía de estilo aumentaron las preguntas sobre el futuro de los nombres de las instituciones famosas de la iglesia como el “Coro del Tabernáculo Mormón,” el “Instituto Mormón de Negocios” y “Canal Mormón.” Además, parecía representar un cambio radical a nivel cultural y lingüístico con más dificultad que los esfuerzos anteriores para alentar a los miembros a evitar utilizar la palabra “mormón,” un término complicado en la historia de la iglesia.

Irónicamente, el anuncio vino por medio de una de los sitios web oficiales de la iglesia, mormonnewroom.org. Ese sitio y otros, incluyendo posiblemente el sitio web principal de la iglesia, lds.org, podrían recibir nombres actualizados y demostrar la magnitud del desafío que la iglesia tiene por delante.

Iniciativa monumental

la iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos días

La noticia desencadenó preguntas inmediatas en Twitter y en todos lados: ¿Qué pasará con los nombres: “mormon.org,” “LDS Charities,” “Mensajes Mormones” y las películas “Conozca a los mormones” o “LDS Philanthropies”?

La iglesia se rehusó a entrar en detalles, señalando su declaración, agregó: “En los próximos meses, se actualizarán los sitios web y los materiales de la iglesia para reflejar esta indicación del Profeta.”

Durante la década pasada y más, la iglesia ha utilizado el sobrenombre “mormón” en los nombres oficiales de sitios web, canales de medios de comunicación y campañas internacionales de marca como “soy mormón,” en el que los miembros eran alentados a compartir en videos y declaraciones escritas quiénes eran en su vida cotidiana y terminaban diciendo su nombre y expresando “… y soy mormón.”

Además, los términos están arraigados en la vida diaria en la iglesia.

“Va a ser una gran iniciativa a nivel interno,” dijo Patrick Mason, el catedrático Howard W. Hunter de estudios mormones de la Universidad Claremont Graduate. “Será una iniciativa monumental.”

Destacó que los miembros de la iglesia adoptaron rápidamente el vocabulario nuevo de hermanos y hermanas ministrantes, presentado en abril, pero dijo que el término mormón es “un avance más elevado de reconocimiento del nombre.”

la iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos días

“Siempre ha existido un tipo de ambigüedad al respecto y creo que el problema es práctico, ¿cómo cambias la palabra mormón? Es una palabra que tiene casi 200 años. Es mucho más conocida que el uso preferido de la iglesia.”

Dijo que si bien los miembros de la iglesia pueden adoptar el nuevo lenguaje, encontrarán más dificultades fuera de la iglesia. Aun así, Manson dijo que el énfasis en el nombre podría resonar internacionalmente.

“Mormón tiene muchas connotaciones negativas, lo sabemos por las encuestas,” dijo. “Mormón incluso es un término más cargado a nivel internacional que nacional. Quizá, ésta ya sea otra parte de la administración del Presidente Nelson que cuida la iglesia mundial aunque cause un poco de incomodidad o ansiedad en la Iglesia de EE.UU.”

Cambiar el nombre del “Coro del Tabernáculo Mormón” llamaría la atención. La nueva guía de estilo insinuó que el nombre del coro podría estar en medio de grandes cambios que separarían el esfuerzo anunciado, 14 de agosto, de los intentos de los líderes antiguos de la iglesia de crear distancia del sobrenombre.

La antigua guía de estilo de la iglesia para su nombre, publicada en lo que entonces era Mormon Newsroom, decía que mormón era un adjetivo apropiado para frases como ruta mormona, pioneros mormones y Coro del Tabernáculo Mormón.

El jueves 16 de agosto, la nueva guía de estilo en Newsroom ya no incluía a los pioneros o al coro como ejemplos de usos apropiados.

La historia

la iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos días

La Iglesia ha tenido una relación complicada con el término mormón desde su restauración en 1830. Los líderes de la Iglesia se irritaban con los antagonistas que los llamaba mormones y, en un principio, mormonitas, pero en las últimas décadas han aceptado más el sobrenombre.

José Smith recibió el nombre completo de la iglesia por revelación en 1838. Antes de eso, era la Iglesia de Jesucristo y desde 1834 hasta 1838, la Iglesia de los Santos de los Últimos Días.

En varias ocasiones, los líderes han alentado el uso del nombre completo y oficial de la Iglesia. El fallecido Presidente Marion G. Romney de la Primera Presidencia dijo en la conferencia general de 1979 que los miembros de la Iglesia no deben resentirse por ser llamados mormones, pero también dijo que el término iglesia mormona era incorrecto.

En 1990, en ese entonces, el Élder Russell M. Nelson del Quórum de los Doce Apóstoles dio un mensaje en la conferencia que se titulaba “Porque así se llamará mi iglesia.”

“Por directiva divina, el título de la Iglesia lleva el sagrado nombre de Jesucristo, cuya Iglesia ésta es” dijo. “Así lo ha decretado Él mismo, más de una vez. Hace casi dos mil años, el Señor declaró: “… daréis mi nombre a la Iglesia…“¿Y cómo puede ser mi iglesia salvo que lleve mi nombre?”

En la siguiente conferencia, el Presidente Gordon B. Hinckley de la Primera Presidencia respaldó el discurso del Élder Nelson pero enfatizó la adherencia del sobrenombre. “Pienso que no importa que hagamos, nunca lograremos que el mundo use el nombre correcto y completo de la Iglesia. Debido a la brevedad de la palabra mormón y a la facilidad con que se pronuncia y se escribe, seguirán llamándonos los mormones, la Iglesia Mormona, etc.”

la iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos días

Agregó la esperanza de que las acciones de los miembros de la iglesia guiarían a los demás a pensar que la palabra mormón significaba “muy bueno.” “Si bien no podemos cambiar ese apodo, podemos hacerlo brillar aún más,” expresó.

En 2001, en ese entonces, el Élder Dallin H. Oaks de los Doce le dijo a New York Times que no le importaba que lo llamaran mormón, pero que no quería que le dijeran que pertenecía a la “Iglesia mormona.” En ese tiempo, la Primera Presidencia emitió una carta oficial publicada en los edificios de la iglesia, que fomentaba el uso del nombre completo y oficial o las versiones abreviadas que incluían el nombre de Jesucristo.

“Desaconsejamos referirse a la Iglesia como la Iglesia mormona, la Iglesia de los santos de los últimos días o la Iglesia SUD,” decía la carta. Agregó que el apodo mormón se aceptaba para describir a los miembros de la iglesia.

En 2008, el Élder Lance B. Wickman, el consejero general de la iglesia, reafirmó los derechos de propiedad intelectual de la iglesia sobre el término mormón con los periodistas, un esfuerzo claro para crear distancia entre la iglesia y los grupos polígamos.

En 2011, el fallecido Élder Boyd K. Packer dijo, “Una cosa es que los demás se refieran a la Iglesia como la Iglesia mormona o a nosotros como mormones, y otra muy distinta es que nosotros lo digamos.”

Seis meses después, el entonces, Élder M. Russell Ballard, hoy presidente en funciones del Quórum de los Doce, dijo que el sobrenombre mormón se aceptaba pero que alentaba el uso del nombre completo y oficial de la Iglesia y desaconsejaba el término “Iglesia mormona.”

“(El nombre completo de la iglesia) es el nombre por el que el Señor nos llamará en el último día,” dijo. “Es el nombre por el que Su Iglesia se distinguirá de todas las demás.”

Volvió a abordar el tema en 2014, cuando además desaconsejó el uso del término “Iglesia mormona.”

la iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos días

Ahora con el Presidente Nelson y el Presidente Oaks en la Primera Presidencia y el Presidente Ballard al frente de los Doce, el problema ha vuelto, con el Presidente Nelson indicando que toda la fuerza y el peso de la sede y los departamentos de la iglesia estarán pendiente del énfasis esta vez.

Sheri Dew, vicepresidente ejecutiva y directora de contenido de Deseret Management Corporation, escuchó al Presidente Nelson referirse brevemente al nombre de la iglesia en su mensaje en una reunión sacramente el domingo.

“Dijo que necesitamos restaurar y usar el nombre completo de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y que estaríamos escuchando más al respecto,” dijo en una entrevista para KSL NewsRadio. “Aquí estamos cuatro días después, y estamos escuchando más al respecto.”

“Parece ser un cambio más radical que solo el refuerzo de una política antigua,” dijo. “No creo que eso sea un cambio de nombre. Es una corrección. Un gran problema con cada apodo que hemos utilizado a lo largo de los años es que todos omiten el nombre de Jesucristo.”

Después agregó, “El otro problema es que el mismo Salvador nos dijo cómo deseaba que se llamara la Iglesia. Somos seguidores de Jesucristo y necesitamos estar dispuestos a declararlo.”

Además, resaltó el lenguaje del Presidente Nelson.

“Es un lenguaje bastante claro del presidente de la Iglesia,” dijo. “Parece que está diciendo que se siente compelido a abordar esto. Y, esa es una señal para todos nosotros como miembros para escuchar.”

La declaración junto con la guía de estilo se publicaron en el sitio web de la Iglesia, Newsroom.

Guía de estilo actualizada

la iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos días

La guía de estilo actualizada señala, en parte:

  • En primera referencia, se prefiere el nombre completo de la iglesia: “La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.”
  • Cuando se necesite una referencia abreviada, se aconsejan los términos “la Iglesia” o la “Iglesia de Jesucristo.” Además es correcto y se aconseja la “Iglesia restaurada de Jesucristo.”
  • Si bien el término “iglesia mormona” se ha utilizado públicamente por mucho tiempo como sobrenombre de la Iglesia, no es un título autorizado, y la iglesia desaconseja su uso. Por tanto, por favor, eviten usar la abreviatura “SUD” o el sobrenombre “mormón” para reemplazar el nombre de la iglesia, como en “iglesia mormona,” “iglesia SUD,” o “iglesia de los santos de los últimos días.”
  • Al referirse a los miembros de la iglesia, se prefieren los términos “miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días” o “santos de los últimos días.” Pedimos que no se utilice el término “mormones.”
  • “Mormón” se utiliza correctamente en nombres propios como el Libro de Mormón o como adjetivo en expresiones históricas como la “ruta mormona.”
  • El término “mormonismo” es incorrecto y no se debe utilizar. Al describir la combinación de la doctrina, la cultura y el estilo de vida únicos de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, es correcto y se prefiere el término “la iglesia restaurada de Jesucristo.”
  • Cuando se refiere a personas u organizaciones que practican la poligamia, se debe señalar que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días no se encuentra afiliada a grupos polígamos.

Artículo originalmente escrito por Tad Walch y publicado en desertnews.com con el título “The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints issues new name guidelines, dropping terms Mormon, LDS in most uses.”