Recientemente la CNBC destacó a Trevor Chapman, el empresario miembro mormón que vendió su compañía por más de 10 millones de dólares en cuestión de meses.

También te puede interesar:Defendiendo la fe: ¿Son los mormones musicalmente cristianos? – Los Himnos SUD

Hace trece años, como estudiante universitario en quiebra, Trevor Chapman se hizo cargo de la venta de control de plagas, que se ofrecía de puerta en puerta, para ganar dinero extra.

Eventualmente, lanzó su propia propuesta de ventas: una compañía de instalación de paneles solares que se expandió rápidamente en tres estados de los Estados Unidos.

Aún así, dos años después, algo faltaba, y no se trataba del poco tiempo que pasaba en la oficina.

Chapman compartió: “Llegó un momento en el que tenía que decir: ‘Estoy en mis treinta y algo, ¿estoy dispuesto a esperar hasta que algunos de mis hijos estén fuera de la casa para disfrutar de mi vida en tal como me la he imaginado?’”

trevor chapman

Su respuesta se convirtió en el impulso que lo ayudó a invertir 200 dólares en el lanzamiento de LDSman.com, una tienda en línea que ofrece una extraña variedad de artículos procedentes de China (pantalones Kevlar, pasta de dientes de carbón, sillones inflables, sipnners y más).

En el lapso de tres meses, Chapman pasó de trabajar 12 horas al día en su compañía de energía solar a pasar sólo una hora y media cada semana desde su sitio cuando alcanzó su primer millón de dólares en ventas. Luego, en el 2018, vendió LDSman, junto con sus correspondientes compañías de logística de comercio electrónico a otra compañía por un valor de más de 10 millones de dólares.

Este artículo fue escrito originalmente por CNBC, y fue publicado por ldsliving.com bajo el título: How One LDS Man Turned $200 into a Company He Sold for Over $10 Million in a Matter of Months