Después de perder su brazo derecho en un accidente a los 4 años, Porter Ellett tenía buenas razones para sentirse como un discapacitado, pero no fue así.

Después de todo, casi todo en su vida se volvió mucho más difícil con solo un brazo, desde atar sus zapatos hasta saltar vallas.

El crecer como un granjero en Loa, Utah, no iba a dejar que nada le impidiera hacer las cosas que quería, y sus padres no iban a dejar que su condición le impidiera ayudar en la granja.

“Mis padres se merecen gran parte del reconocimiento ya que no me sobre protegieron. Dejaron que me esfuerce, buscara soluciones y así es cómo pude aprender y crecer de ello”, dijo Ellett a la revista BYU.

Porter Ellett

Ellett es un miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y aun en el día en que debía ingresar al CCM y comenzar su servicio misional se le pidió que cumpliera con sus responsabilidades.

También te puede interesar: Cuando oramos con gratitud tenemos el privilegio de pedir bendiciones

“Pensé que mi papá me dejaría dormir hasta tarde, pensé: ‘Me dejará descansar esta mañana porque es mi último día en casa’”, compartió Ellett. “No fue así. Me desperté a las 6, y fui a darle de comer al ganado.”

Los padres de Ellett le permitieron ser autosuficiente, y se convirtió en un buen atleta, jugando en diferentes equipos de baloncesto, béisbol y atletismo en su escuela secundaria.

“El mundo probablemente lo describiría como un amor que exige demasiado, pero yo lo llamo amor verdadero”, dijo.

Debido a que se le permitió luchar y resolver sus problemas por su cuenta, Ellett aprendió que la vida puede ser difícil, pero cuando tienes la perspectiva correcta, cualquier cosa se puede superar.

“Te enfrentas a una lucha, descubres las cosas, te levantas y luego sigues avanzando”, compartió.

Esa mentalidad le ha ayudado durante toda su vida, desde su tiempo como misionero en California hasta su trabajo actual con el equipo de los Chiefs de Kansas City.

Michael R. Walker relató en la revista BYU:

Porter Ellett

Porter Ellett y Andy Reid, entrenador principal de los Chiefs de Kansas City

Cuando Porter J. Ellett fue entrevistado para el puesto de asistente principal con Andy W. Reid, entrenador del [equipo] Chiefs de Kansas City, [Reid] enumeró las diversas responsabilidades laborales [que tendría], y luego le resumió las cosas:

“Básicamente necesitas ser yo cuando no estoy aquí. O cuando estoy aquí, debes ser mi mano derecha y mantenerme yendo en la dirección correcta.”

No hay problema, Ellett respondió ansiosamente, “siempre y cuando estés de acuerdo con que tu mano derecha no tenga mano derecha”.

El entrenador se rio. “Está bien”, dijo, “entonces serás mi mano izquierda”. Ellett consiguió el trabajo y el apodo continuó. Durante las últimas dos temporadas, Ellett ha sido la sombra de Reid, manejando los planes de juego, la programación y otras asignaciones para el conocido entrenador.

A Ellett siempre le han encantado los deportes y expresó: 

“Lo que me encantó de los deportes es que  no importa cómo te ves o si te falta un brazo o algo por el estilo una vez que pisas la cancha o el campo de juego.”

La hija de Andy Reid compartió lo siguiente sobre Porter 

“Él siempre está sonriendo. Todos dicen que tiene el trabajo más difícil con las horas más largas. Mi papá realmente necesita que todo se haga bien. Al final de una temporada, todos están exhaustos, pero Porter siempre sigue con ánimos y dice algo como: ‘Ya quiero que llegue la próxima temporada.’”

Porter Ellett

Porter Ellett y su familia.

Ellett ha aprovechado la oportunidad para compartir su historia con los demás, incluidas las revistas de la Iglesia y charlas fogoneras.

“Deben reírse de sí mismos. Deben sonreír. Deben ignorar a las personas cuyas opiniones no importan”, le dijo Ellet a la revista BYU.

“Elijan a las tres o cuatro personas que van a escuchar. En mi caso, las opiniones de mis padres son importantes, las de mi esposa, las de Dios y luego las del entrenador Reid, en lo que respecta a mi trabajo. Elijan a quién van a escuchar y luego háganlo.”

Porter Ellet y su esposa Carlie después de la victoria de los Chiefs el domingo 2 de febrero de 2020.

Ahora, a los 30 años, Porter estuvo al frente y en primera fila en el escenario deportivo más grande del futbol americano, sirviendo como asistente principal del entrenador Andy Reid cuando los Chiefs derrotaron a San Francisco 31 a 20 en el Super Bowl el domingo 2 de febrero.

“Es increíble”, expresó Porter. “Al final solo queda un equipo. Realmente creo que recién me lo creeré cuando tenga un momento para sentarme con mi esposa y hablar sobre esto.”

Después de la victoria de los Chiefs, Ellett permaneció en el campo de juego viviendo el momento junto con Andy Reid, la persona con la que pasa más tiempo en la cancha.

Porter Ellett dice que fue un momento que nunca olvidará.

Fuente: Ldsliving.com