El Presidente Ballard admite que nunca se ha sentido solo en su oficina ubicada en la sede de la iglesia.

También puedes leer: Cuando las Autoridades Generales nos sorprenden

Los bustos esculpidos de tres líderes venerables de la iglesia como José Smith, José F. Smith y Hyrum Smith, reposan de manera visible sobre un aparador cerca de la ventana de su oficina.

El Presidente en funciones del Quórum de los Doce Apóstoles comparte lazos eclesiásticos y sanguíneos con los tres hombres. Los Smith son compañeros líderes mormones. También son parientes queridos.

esposo

El Profeta José Smith es el tío abuelo del Presidente Ballard y Hyrum es su tatarabuelo. El sexto presidente de la iglesia, Joseph F. Smith, es su bisabuelo.

“Me ven todo el tiempo y a veces, creo escucharlos decir: ‘Adelante, muchacho, no solo te sientes ahí. Haz algo”, dijo el presidente Ballard, sonriendo irónicamente.

compartir el evangelio

Para asegurarse de que el hombre de 89 años haya hecho bastante.

El Presidente Ballard es la Autoridad General más antigua de la iglesia, habiendo sido sostenido para el primer Quórum de los Setenta en 1976, y ha servido en el Quórum de los Doce Apóstoles por más de un tercio de siglo.

Un rostro amigable

Mientras sus responsabilidades como apóstol lo llevaron a docenas de países, permitiéndole ministrar personalmente a las legiones de miembros y misioneros. Más millones sincronizan para escuchar sus mensajes en las conferencias generales y devocionales, cada mensaje acompañado del sentido común y la sabiduría de un pariente confiable.

“Me gustaría que me vieran como su abuelo que cree en ustedes y los anima,” le dijo a una congregación de estudiantes de BYU el año pasado. “Los amo y oro constantemente por ustedes.”

El Presidente Ballard también es la segunda Autoridad General con más edad, es cuatro años menor que su amigo y colega, el Presidente Russell M. Nelson. “Me encanta que me confundan con Russell Nelson, es el mejor cumplido que me pueden hacer.”

Élder Ballard en Europa

Durante casi tres años, el Presidente Ballard observó a su predecesor cumplir el llamamiento de liderazgo en el Quórum de los Doce Apóstoles que posee ahora. “El Presidente Nelson es un líder innato,” dijo. “Tiene una mente brillante y un espíritu de amor y compasión. Es amable y bondadoso. Como profeta, siente la urgencia de que se realicen las cosas.”

Hermandad verdadera

El presidente 17 de la iglesia dijo, “tendrá un impacto tremendo en la iglesia.”

Mientras tanto, los consejeros de la Primera Presidencia, el Presidente Dallin H. Oaks y el Presidente Henry B. Eyring, son apóstoles con una capacidad y profundidad extraordinarias.

“Tenemos una Primera Presidencia conformada por grandes hombres,” dijo el Presidente Ballard. “Tendré que apresurarme para seguirles el ritmo.”

Los colegas del Presidente Ballard en el Quórum de los doce apóstoles sostienen a su líder con una consideración similar. El Élder Gary E. Stevenson llama a su amigo y mentor apostólico “hombre práctico” que entiende y se identifica con las personas a las que sirve.

presidente Ballard

“Desde el púlpito, el Presidente Ballard habla sobre los desafíos prácticos,” dijo. “Habla sobre temas como las enfermedades mentales, el suicidio y los desafíos familiares en el mundo de hoy.”

El Salvador enseñó dos grandes mandamientos: primero, amar a Dios y segundo, amar a tu prójimo como a ti mismo. “El Presidente Ballard nos enseña cómo hacerlo,” declaró el Élder Stevenson. El Presidente Ballard promueve la inclusión, declara que todos tienen una función que cumplir en el evangelio. Pero, también defiende la obediencia y las bendiciones disponibles para todos los que vivimos los mandamientos.

ballard

“Es maravilloso estar en la presencia de este tutor,” afirmó. “El Presidente Ballard cumplirá 90 pronto y apenas puedo seguirle el ritmo.”

El Élder Ulisses Soares ha sido apóstol por poco más de dos meses. Pero, su líder veterano del quórum lo hizo sentir inmediatamente bienvenido.

“El Quórum de los Doce Apóstoles es una fraternidad y hermandad, todos se apoyan el uno al otro,” dijo el Élder Soares. “El Presidente Ballard considera mis opiniones como si tuviéramos el mismo nivel de experiencia, perspectiva y sentimientos. El Presidente Ballard es muy sabio y desea escuchar lo que tengo que decir.

“Es hermoso observar el proceso.”

Testigo del Salvador

El Presidente Ballard se encuentra en su cuarta década de servicio en el Quórum de los Doce Apóstoles. Pero, el llamamiento nunca llega a ser común y corriente. Además, nunca ha perdido la humildad que sintió cuando fue llamado al Quórum en 1985.

“A veces, me pregunto, ‘¿Cómo estoy aquí con estos grandes hombres?’”

presidente Ballard

Pero, el Presidente Ballard agrega rápidamente que su llamamiento como apóstol proviene de Dios. “El cielo tiene que ver todo con esto.”

Durante 188 años desde la Restauración, más de 100 hombres han sido llamados como apóstoles. Mucho ha cambiado desde la humilde fundación de la iglesia, pero las responsabilidades fundamentales de los Doce siguen siendo las mismas.

Élder Ballard en Europa

Cuando le piden que describa el cargo antiguo y sagrado de los apóstoles, el Presidente Ballard cita Doctrina y Convenios 107, que define a los Doce como “testigos especiales” del Salvador, poseedores de las llaves para “abrir la puerta por medio de la proclamación de Jesucristo.”

El Quórum de los Doce Apóstoles tiene la “responsabilidad de guiar la iglesia bajo la dirección de la Primera Presidencia,” dijo el Presidente Ballard. “Esta es la iglesia del Señor y nuestro principal desafío es asegurarnos de estar en armonía con la forma en que Él desearía que establezcamos Su Reino aquí en la tierra.”

La humildad define al apostolado, añadió el Élder Dieter F. Uchtdorf del Quórum de los Doce Apóstoles. Sus llamamientos los hace reconocibles casi en todos los lugares que visitan, “Pero sabemos que no se trata de nosotros, sino de Él. Lo representamos a Él… se trata de Su grandeza.”

Como apóstoles, el Presidente Ballard y los que trabajan con él, disfrutan de un parentesco sagrado con decenas de miles de misioneros que comparten el evangelio en todo el mundo.

Refugiados en Europa

Niños refugiados y elder Ballard, La iglesia de jesucristo ayudan a los refugiados

“Tenemos que permanecer cerca de los esfuerzos misionales, los líderes misionales y los mismo misioneros,” dijo. “Siempre que podemos, nos reunimos con los misioneros. Les dejamos hacer preguntas. Intentamos ayudarlos a encontrar, enseñar, bautizar y retener a los hijos de nuestro Padre Celestial.”

Como un río que fluye, la iglesia se encuentra en constante cambio. Es una organización dinámica que requiere liderazgo y dirección realistas.

presidente Ballard

Cristo guio a los antiguos apóstoles, “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura” (Marcos 16:15). A medida que la iglesia de hoy continua dando sus primeros pasos en África y Asia, los miembros del Quórum de los Doce Apóstoles continúan siendo agentes de progreso, llenando las páginas de sus pasaportes con sellos de todo el mundo.

“Significa mucho para los miembros, especialmente los jóvenes, observar y dar la mano a uno de los del Quórum de los Doce,” dijo el Presidente Ballard. “Pero no solo se trata de qué podemos dar a los demás, se trata de lo que las personas nos devuelven para ayudarnos a comprender mejor cómo tenemos que pasar nuestro tiempo.”

Un antiguo compañero apóstol, el Élder Jeffrey R. Holland, está de acuerdo.

“Existen muchas reuniones de miembros donde aprendo mucho más de lo que enseño, o al menos, aprendo cosas diferentes de las que enseño,” dijo. “Si enseño, si hablo. Entonces, probablemente no esté aprendiendo mucho. Sin embargo, si escucho, puedo llevar lo que aprendo a nuestros quórums y consejos.”

Los apóstoles de hoy enfrentan vastos desafíos. Ministran a una congregación mundial que está siendo probada frecuentemente por la implacable presión de las redes sociales, la agitación política, la pornografía y las incertidumbres económicas. Es importante que los apóstoles escuchen atentamente la voz guía de Dios.

presidente Ballard

“Ésta es la iglesia del Señor y nuestro principal desafío es asegurarnos de estar en armonía con la forma en que Él desearía que establezcamos Su reino aquí en la tierra,” expresó el Presidente Ballard.

Él se regocija en la paradoja que define su llamamiento apóstolico. Sí, Él tiene una responsabilidad mundial. Pero, el Espíritu Santo le permite relacionar y bendecir a las personas. Es la manera del Salvador, expresó.

“A veces, recibo una carta de alguien que dice ‘estuve en una reunión y usted dijo algo que cambió mi vida.’”

“Ese es el poder del Espíritu Santo. El Señor microgestiona Su iglesia.”

Artículo originalmente escrito por Jason Swensen y publicado en ldschurchnews.com con el título “Inside the Quorum of the Twelve Apostles: What President Ballard has learned in over 40 years of service.”