Hace 173 años, los pioneros llegaron al Valle del Lago Salado y comenzaron a establecer Sión. Llegaron el 24 de julio, por lo que ese día se celebra el Día del Pionero.

Con respecto a esta fecha especial y significativa para los Santos de todo el mundo, el presidente M. Russell Ballard, presidente interino del Quórum de los Doce Apóstoles, dijo:

“Recordemos las historias de los pioneros y compartámoslas con nuestras familias y el mundo entero. Tenemos historias increíbles que contar”.

Después, el presidente Ballard contó varias historias sobre personas increíbles que formaron parte los pioneros Santos de los Últimos Días y sus ejemplos de fe.

Lição de felicidade com o Presidente Ballard

También te puede importar¿Qué nos dirían los pioneros si tuvieran que enfrentarse a la pandemia de COVID-19?

Joseph F. Smith y Mary Fielding Smith

El sexto presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días tenía solo 5 años cuando se despidió de su padre, Hyrum, y su tío, José Smith, antes de que fueran asesinados en la cárcel de Carthage.

Debido a la pérdida de su padre, Joseph F. Smith tuvo que ayudar a su madre, Mary Fielding, desde una edad muy temprana. Ayudó principalmente en el camino hacia el Valle del Lago Salado, cuando condujo al buey de la familia durante todo el trayecto.

La madre de Joseph F. Smith también fue un ejemplo de fe y servicio. Mary tuvo 6 hijos, construyó su casa en el Valle del Lago Salado y siempre alojó en su casa a aquellos que no tenían un lugar para quedarse.

José Smith, padre,  y Lucy Mack Smith

Los padres del profeta José Smith también nos enseñan mucho a través de su fe en Dios.

“Mientras más estudiamos sobre su historia, entendemos que fueron verdaderos discípulos de Cristo. Su fe y confianza en Dios y Jesucristo fue lo que guió sus vidas. Sin esa fe, no creo que pudieran haber hecho lo que hicieron”, dijo el presidente Ballard.

Debido a esa fe, José Smith, padre, y Lucy Mack Smith creyeron en el relato de la Primera Visión del profeta José Smith.

“Muchos padres podrían haber dicho algo como, ‘Oh, José, creo que has estado mucho tiempo al sol’. Pero no la pareja Smith. Sabían que José era un hijo muy especial y le creyeron. Toda su familia le creyó. Millones de personas creen en él hoy”, dijo el presidente Ballard.

El presidente Ballard habló sobre la importancia de los pioneros y cómo lograron cosas maravillosas en la historia de los Santos de los Últimos Días. Asimismo, enfatizó el papel de mujeres increíbles como Mary Fielding Smith y Lucy Mack Smith.

“Las historias de estas queridas hermanas, que fueron más fieles y fuertes en su resistencia que muchos hombres, nunca se deberían olvidar. Siempre debemos recordar agradecer al Señor por las mujeres de fe en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”.

Los pioneros se sacrificaron y sirvieron en este Evangelio porque tuvieron conocimiento y un fuerte testimonio de nuestro Salvador y Su evangelio.

“El evangelio de Jesucristo es para todos. Una de las cosas maravillosas que entendemos y celebramos en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es que cada persona es un hijo o hija de Dios, nuestro Padre Eterno, y que Él nos ama”. 

“El Señor Jesucristo es el Salvador de todos los hombres, mujeres, niños, niñas y jóvenes que han vivido o vivirán en esta tierra. Lo que celebramos el 24 de julio es principalmente la vida y el ministerio del Señor Jesucristo y Su guía inspirada para nuestros fieles líderes y pioneros”, dijo el presidente Ballard.

Fuente: Church News