5 cosas que debes considerar al estudiar la historia de la Iglesia de Jesucristo

Estudiar la historia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días puede ser inspirador y enriquecedor.

Tener testigos vivos de la restauración del Evangelio de Jesucristo es invaluable. Sin embargo, estudiar nuestra historia también requiere que enfrentemos decisiones, prácticas y actitudes que chocan con nuestros sistemas morales y culturales de la actualidad.

También te puede interesar: 5 experiencias de pioneros sobre el matrimonio plural, divorcios y sellamientos

Es importante reconocer que abordar estos problemas, que incluyen cuestiones raciales, poligamia y el carácter de los miembros de la antigüedad, es difícil para algunos y puede causar dolor, dudas y angustia.

¿Cómo podemos estudiar la historia de la Iglesia si nos preocupa que afecte nuestro testimonio?

Aquí hay algunas cosas que puedes hacer para prepararte mejor espiritual y mentalmente mientras estudias la historia de la Iglesia.

Busca información de recursos fiables

Tres consideraciones para dar una mala noticia a tu misionero

A principios de 2021, la Iglesia agregó una sección al Manual General que se titula, “Buscar información de recursos fiables”, dice:

“En el mundo actual, es fácil acceder y compartir información. Esto puede ser una gran bendición para quienes buscan educarse e informarse. 

Sin embargo, muchas fuentes de información no son fiables y no edifican. 

Algunas fuentes buscan promover la ira, la contención, el temor o teorías de conspiración infundadas. Por lo tanto, es importante que los miembros de la Iglesia sean sabios al buscar la verdad. 

Los miembros de la Iglesia deben buscar y compartir solo fuentes de información con credibilidad, fiables y objetivas. Deben evitar fuentes especulativas o basadas en rumores. 

La guía del Espíritu Santo, junto con un estudio cuidadoso, puede ayudar a los miembros a discernir entre la verdad y el error. 

En materia de doctrina y política de la Iglesia, las fuentes autorizadas son las Escrituras, las enseñanzas de los profetas vivientes y el Manual General”.

La Iglesia de Jesucristo en República Dominicana

Cuando se trata del estudio de nuestra historia, debemos examinar más de cerca todos nuestros recursos. En especial, si están en línea y provienen de organizaciones o personas, que no se relacionan con la Iglesia.

A lo largo de los años, la Iglesia de Jesucristo ha trabajado arduamente para ser más transparente sobre su historia.

A continuación, presentamos algunos recursos que pueden ser un excelente punto de partida:

Mira este devocional sobre la historia de la Iglesia de Jesucristo

En el verano de 2018, el élder Quentin L. Cook se unió a los historiadores de la Iglesia Kate Holbrook y Matt Grow para responder preguntas sobre la historia de la Iglesia.

Si bien este devocional estaba dirigido a adultos jóvenes, es un gran recurso para escuchar a los líderes de la Iglesia responder directamente a preguntas difíciles. Las preguntas respondidas incluyen:

  • ¿Por qué la Iglesia no es más abierta sobre temas controversiales que sucedieron al comienzo de su historia?
  • ¿Hay alguna forma de encontrar respuestas a nuestras preguntas en la historia de la Iglesia?
  • ¿Por qué era necesaria la poligamia? ¿Qué respuestas tenemos para las preguntas sobre la poligamia?
  • ¿Por qué son diferentes los relatos de la Primera Visión de José Smith?

Estudiar el contexto de la época

El autor L.P. Hartley escribió una vez: “El pasado es un país desconocido; allí hacen las cosas de manera diferente”.

Es importante observar situaciones en la historia de la Iglesia a través del contexto adecuado.

Obtenemos una mejor comprensión de por qué alguien hizo lo que hizo cuando sabemos sobre la época en que vivió y cómo era su sociedad.

Si deseas comprender mejor un evento en la historia de la Iglesia, observa la historia más amplia de la época.

Estudia la cultura, los eventos y las normas de las personas en ese tiempo. Poner los eventos en un contexto histórico más claro nos ayudará a comprender mejor las acciones y las actitudes de los miembros de la Iglesia.

Extender gracia a aquellos sobre quienes estudias

José Smith y rumores

Es fácil distanciarnos y convertir a personas reales en personajes de una historia.

Al estudiar la historia de la Iglesia, debemos esforzarnos por extender gracia a las imperfecciones de aquellos de quienes aprendemos.

En el futuro, otros podrían ver lo que hicimos y cómo vivimos, y emitir juicios sobre nosotros.

Trata de imaginar cómo te gustaría que alguien estudiara tu vida.

Esto no significa que descartemos nuestras preguntas o dejemos de buscar respuestas. Significa que tratemos de permitir que la expiación de Jesucristo se aplique a personas que ya no están aquí para contarnos su historia.

Estar dispuesto a escribir una nueva historia

Seguir a Jesucristo tiene que ver con el cambio.

Cambiamos la forma en que nos vemos a nosotros mismos y a los demás.

Cambiamos la forma en que tratamos a los demás.

Vivimos nuestras vidas de acuerdo con principios que creemos que nos harán mejores discípulos.

Cambiamos nuestra relación con Dios, nos acercamos cada vez más.

Si hay un punto en la historia de la Iglesia que es particularmente difícil de aceptar o comprender, establece metas concretas sobre cómo continuar mejorando nuestra comunidad de la Iglesia a través de tus acciones y apoyo.

Está bien dejar el pasado a un lado por un tiempo si te pone ansioso, incluso si lo estamos estudiando en la Iglesia. Encuentra a quienes te inspiran y aprende cómo puedes seguir su ejemplo hoy.

¿Este artículo te ayudó? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Esta es una traducción del artículo que fue escrito originalmente por Aleah Ingram y fue publicado en ldsdaily.com con el título “How to Study Church History When It May Be Difficult”.

| Historia de la Iglesia, Vida S.U.D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *