“Su falda no está debajo de la rodilla”: La modestia no solo implica cubrir nuestra piel

Siempre que escuchamos hablar de la modestia, automáticamente se nos viene a la mente la imagen de usar faldas debajo de la rodilla. Sin embargo, la modestia implica más que simplemente cubrir nuestra piel.

Como te vistes influye en la forma en que te comportas

modestia

Imagen: Shutterstock

También te puede interesar17 outfits de impacto para vestir a la moda y con modestia

El folleto Para la Fortaleza de la Juventud dice: “Tu vestimenta y apariencia influyen en la forma en que tú y los demás se comportan”.

¿Alguna vez has visto adolescentes vestidos para el baile de graduación? ¿Señoritas con vestidos formales largos y hombres jóvenes con trajes elegantes?

Es posible que estos mismos jóvenes hayan usado ropa deportiva la noche anterior. Sin embargo, hay una gran diferencia en cómo se comportan vestidos con su atuendo formal.

¿Todavía no estás convencido? ¿Cómo te sientes cuando no te has quitado el pijama en comparación con cuando estás vestido y listo para el día?

La forma en que nos sentimos se ve influenciada por la forma en que nos vestimos y la forma en que nos comportamos se ve influenciada por cómo nos sentimos.

La modestia es situacional

jóvenes templo

Jóvenes Santos de los Últimos Días. Fotografía: Churchofjesuschrist.org

Mientras que el principio de modestia es un principio verdadero en todas las circunstancias, la “modestia” puede tener significados diferentes según las circunstancias.

Un traje de baño que cubre el pecho y el estómago parece modesto en la piscina. Sin embargo, un traje de baño modesto sería completamente inmodesto si lo usaras en la escuela secundaria.

Un modesto uniforme de porristas probablemente sería una elección poco modesta para ir a la iglesia.

Incluso un vestido de graduación modesto podría no ser apropiado para la iglesia, así como un esmoquin modesto no es apropiado en el templo.

Los novios ingresan al templo con sus camisas y pantalones de vestir o sus trajes y pueden ponerse sus esmóquines después de la ceremonia.

¿Por qué sucede esto?

jovenes adultos

Fuente: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Porque la modestia no solo se trata de cubrir tu cuerpo. También implica vestirse, lucir y comportarse de tal manera que no sea autocomplacencia.

Un esmoquin en el templo desvía la atención de las ceremonias sagradas y apunta directamente hacia el hombre que lo lleva puesto.

De manera similar, incluso, con frecuencia, se solicita usar los vestidos de novia “modestos” después, no durante, la ceremonia.

El enfoque de todos los visitantes del templo debe estar en los convenios, no en las coberturas; en los hechos, no en el vestido.

¿Qué es la modestia?

La hermana Silvia H. Allred, ex primera consejera de la Presidencia General de la Sociedad de Socorro, enseñó:

“La modestia abarca la vestimenta, el lenguaje, los pensamientos y la conducta personal”.

Agregó con respecto a la humildad:

“En Doctrina y Convenios 42:40 se desarrolla otra vez la idea de que debemos ser humildes en nuestro modo de vestir ‘…no serás altivo de corazón; sean todos tus vestidos sencillos…’

¿Significa eso que no podemos vestir bien?

No, sino que debemos vestir de manera apropiada para la ocasión, pero sin preocuparnos excesivamente por usar marcas famosas o estar al último grito de la moda”.

La modestia implica más que cubrir la piel

Imagen: Canva

La modestia tiene más que ver con nuestras intenciones que con nuestro clóset.

¿Me pongo este vestido simplemente porque me gusta? O ¿me gusta la atención que recibo al usarlo?

¿Estoy comprando este auto porque me gusta? ¿Cubre mis necesidades? O ¿satisface mi orgullo cuando otros lo envidian?

El apóstol Robert D. Hales dijo:

“El ser modesto es ser humilde y el ser humilde invita al Espíritu a estar con nosotros… Cuando nos vestimos para llamar la atención del mundo, no estamos invitando al Espíritu a estar con nosotros y nos comportamos de forma diferente”.

Imagen: La Iglesia de Jesucristo

Así que sí, ser modesto incluye cómo nos vestimos. Sin embargo, esto sucede solo porque la forma en que nos vestimos puede expresar las intenciones de nuestro corazón de atraer a la gente hacia nosotros o atraer a la gente hacia Él.

“Con frecuencia, se habla de la modestia en términos de vestimenta y apariencia. No obstante, la modestia abarca mucho más que la apariencia externa.

Es una condición del corazón. Es una manifestación externa de conocimiento y compromiso internos. 

Es una expresión de que entendemos nuestra identidad como hijas [e hijos] de Dios”, dijo la hermana Elaine S. Dalton, expresidenta general de las Mujeres Jóvenes.

La modestia se aplica a todos nosotros

solteros

Imagen: Shutterstock

La verdadera modestia implica nuestra intención, no solo seguir reglas.

Ya sea que estemos hablando de la modestia en términos de cómo nos vestimos, cómo nos comportamos, cómo llamamos la atención sobre nosotros mismos o cómo nos presentamos ante el mundo, la necesidad de la modestia se aplica a todos, hombres o mujeres, adultos o jóvenes.

No debemos relegar la modestia a solo usar mangas y tener el estómago cubierto.

La modestia tiene que ver con el orgullo/humildad y la templanza.

Eso se aplica a todos nosotros.

Dado que la modestia está arraigada en la intención, no tenemos espacio para juzgar

Foto: Shutterstock

No podemos conocer el corazón o la intención de otra persona. Así que, debemos tener cuidado de no condenar a otros por sus elecciones de vestimenta o apariencia.

Por supuesto, debemos juzgar nuestras propias intenciones y buscar ser humildes y modestos en nuestros propios comportamientos. No obstante, debemos guardar el juicio de los demás para el Señor.

Si todo lo que sabemos de la modestia son los escotes y los dobladillos, nos estamos perdiendo por completo el principio superior que contiene: cómo nos vestimos, cómo nos arreglamos, cómo nos comportamos, cómo atraemos la atención de los demás hacia nosotros es todo un reflejo de nuestro amor por el Salvador y nuestro deseo de acercar a otros a Él.

¿Qué podemos hacer para volvernos más modestos en nuestros pensamientos, decisiones y conducta?

Fuente: LDS Daily

| Vida S.U.D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *