3 cosas que los adolescentes Santos de los Últimos Días quieren que sus padres sepan

adolescentes

“Simplemente, no entiendes.”

Si eres padre de un adolescente, es probable que hayas escuchado esta frase varias veces. Posiblemente, te hayas sentido frustrado cuando tus intentos de acercarte a tus hijos, solo han parecido alejarlos. Sin embargo, los adolescentes también pueden experimentar la frustración cuando intentan comunicarse con sus padres. Pueden sentir como si estuvieran solos en sus luchas o que no han sido lo suficientemente buenos.

¿Qué es lo que los jóvenes Santos de los Últimos Días realmente desean que sus padres sepan con respecto a ser un adolescente en la actualidad? Según las respuestas de los adolescentes a estas preguntas, tres temas principales capturan sus preocupaciones más comunes:

  • Temen ser incomprendidos
  • Sentirse confundidos sobre las normas (especialmente cuando se trata de citas)
  • Lidiar con la presión de cumplir con las expectativas abrumadoramente altas

Como el Presidente Russell M. Nelson dijo en una devocional mundial, la creciente generación es la esperanza de Israel: “Nuestro Padre Celestial ha reservado a muchos de Sus espíritus más nobles —quizás podría decir Su mejor equipo— para esta fase final. Esos nobles espíritus —esos excelentes jugadores, esos héroes — ¡Son ustedes!” Los hombres jóvenes y las mujeres jóvenes realmente tienen la capacidad de cambiar el mundo de maneras increíbles, tanto pequeñas como grandes.

Entonces, ¿cómo los padres pueden ayudar a los jóvenes a alcanzar su máximo potencial a medida que navegan por las frustraciones y los temores de la adolescencia?

También te puede interesar: Elimina el silencio incómodo en las fiestas para los jóvenes con estos temas de conversación 

1. Temor a ser incomprendido

adolescentes

Recuerda cuando eras adolescente. Es posible que pensaras que la generación de tus padres no estaba completamente familiarizada con los desafíos que debías enfrentar. Lo mismo es verdad para los jóvenes de hoy en día. Por ejemplo, John S., un joven de Michigan, EE.UU., dijo:

“Creo que es importante que los padres entiendan cuánto la tecnología ha cambiado la vida social. Sinceramente, no hay tanta conversación cara a cara salvo que realmente estés en la escuela. Una vez que regresas  a casa, casi se espera que hables con las personas todo el tiempo [utilizando la tecnología].”

La tecnología ha cambiado el panorama social del mundo. En la actualidad, los jóvenes navegan por diferentes plataformas de redes sociales, canales de entretenimiento y fuentes de información disponibles al instante. Sienten que los padres no entienden los desafíos ni las bendiciones de la comunicación en la era digital.

Pero, ¿los padres y los adolescentes realmente son completamente diferentes? Si bien, a cada generación le parece que sus desafíos son únicos, los denominadores comunes recorren las experiencias de los adolescentes de todas las edades: los deseos de pertenencia, el deseo de ser comprendido y el deseo de descubrir su lugar en el mundo.

La tecnología influye en la manera en la que se expresan estos deseos, pero también las relaciones en la escuela, el hogar y la iglesia. Los abuelos, los padres y los hijos han experimentado la confusión y el dolor que acompañan estos deseos. Los padres y los adolescentes se parecen más de lo que imaginan, pero el temor a ser incomprendidos impide que muchos adolescentes sean sinceros con sus padres.

adolescentes

Brayden F., un joven de Texas, EE.UU., observó:

“Tuve ciertas conversaciones con mis padres en las que descubrí que son como yo. Han atravesado por las mismas cosas por las que estoy atravesando, pero no compartieron eso conmigo antes, así que sentí que no tenía a nadie para hablar sobre mis experiencias.”

Según sea apropiado, los padres pueden compartir las pruebas que enfrentaron y superaron cuando eran adolescentes. ¿Cómo lidiaste con tu deseo de pertenencia? ¿De ser comprendido? ¿De descubrir tu lugar en el mundo?

Kenna A.,  una mujer de Wyoming, EE.UU., desea que los padres comprendan que compartir sus experiencias puede ayudar a los adolescentes:

“No solo queremos escuchar las cosas en las que eres bueno. También queremos escuchar lo que fue difícil para ti para que sintamos que no somos un fracaso todo el tiempo.”

Comprender que no están solos cuando cometen errores y que hay esperanzas para vencer las pruebas puede ser muy reconfortante para los adolescentes. Este tipo de conversaciones puede fortalecer las relaciones entre padres e hijos.

2. Confusión con respecto a las normas

adolescentes

Muchos adolescentes también desean hacer su mejor esfuerzo para seguir las normas que les han enseñado como miembros de la Iglesia, pero a veces se sienten confundidos debido a las diferentes interpretaciones que han escuchado.

Por ejemplo, ¿cómo los jóvenes deben seguir el consejo de evitar salir frecuentemente a citas con la misma persona? Algunos se preocupan por aprender cómo construir relaciones de citas saludables si no se les permite tener un novio o una novia. Además, se preocupan por mantener sus normas mientras desarrollan las cualidades que serán necesarias para tener una relación exitosa de noviazgo y matrimonio más adelante en la vida.

Tómate el tiempo de hablar con tus hijos sobre las normas que esperas que sigan en tu familia. Enséñales con respecto a lo que es apropiado en las citas en esta etapa de sus vidas. Ayúdalos a comprender que es importante seguir el consejo profético porque nos mantiene seguros espiritual, física y mentalmente.

adolescentes

Hay muchas razones por las que los profetas nos han dado las normas en el folleto de “Para la Fortaleza de la Juventud.” Principalmente porque los adolescentes que comienzan a salir con alguien exclusivamente a una edad más temprana tienen tasas más altas de consumo de alcohol y drogas, niveles más bajos de rendimiento académico, mayor susceptibilidad a la presión de los compañeros y un mayor riesgo de violar la ley de castidad. Las citas casuales y las citas grupales les permiten a los adolescentes desarrollar la madurez emocional, física y espiritual para prepararse seriamente para la edad adulta. Hacerse amigos de los miembros del sexo opuesto y descubrir los rasgos que admiran, ayudará a los adolescentes a tomar decisiones sabias en el noviazgo y el matrimonio más adelante.

Seguir los consejos de “Para la Fortaleza de la Juventud” es más que solo seguir una lista de lo que se debe y no se debe hacer.  Se trata de ser una luz para el mundo como un discípulo verdadero de Jesucristo. Quizá, no esté a la moda vestir ropa modesta o evitar citas exclusivas en la escuela secundaria, pero el Presidente Nelson ha aconsejado a los jóvenes:

“Destáquense del mundo y ¡acepten ser diferentes! Acepten el folleto Para la Fortaleza de la Juventud como parte de sus normas.”

3. El peso de las expectativas altas

adolescentes

A veces, los adolescentes sienten que se les han impuesto expectativas abrumadoras en cada aspecto de sus vidas. Desde su apariencia y personalidad hasta sus habilidades atléticas y académicas, hasta sus testimonios y actividades de la Iglesia, sienten la presión de estar a la altura de las expectativas cada vez más altas.

Muchos adolescentes sienten que esta carga les pesa mucho. Temen que no puedan estar a la altura. Pueden sentir que son completos fracasos cuando cometen errores en lugar de ver los errores como experiencias de aprendizaje. Estos patrones de pensamiento pueden contribuir a la depresión y la ansiedad o incluso solo al resentimiento hacia las fuentes de esas expectativas.

Admitir que no cumplieron con las expectativas coloca a los adolescentes en una posición vulnerable. Saben que están sujetos a las críticas o al castigo, por lo que muchos optan por ocultar sus errores  o actuar de otra manera. Temen a la vergüenza de la desaprobación en un momento en que realmente podrían usar un poco de amor y comprensión adicionales.

adolescentes

Los adolescentes podrían beneficiarse enormemente de poder hablar sobre sus problemas de una manera más sincera. Mantén abiertas las líneas de comunicación para que tus adolescentes sepan que pueden recurrir a ti en los momentos buenos y malos. Aquí hay algunas cosas que los adolescentes mencionaron que sus padres podrían hacer para ayudar:

  • En lugar de reaccionar, ofrecer consejos de inmediato, o perder la paciencia, busca primero escuchar y entender la situación
  • Habla con tus adolescentes sobre las expectativas que tienes de ellos y sus propias metas
  • Ayúdalos a establecer expectativas realistas para sí mismos que estén de acuerdo con el Evangelio de Jesucristo
  • Comunica amor y aceptación. Los hijos necesitan escuchar palabras de consuelo de sus padres
  • Toma en serio sus preocupaciones, las cosas que podrían parecerte insignificantes, podrían ser increíblemente importantes para ellos

Sobre todo, recuerda mantener las cosas en perspectiva. Zac M. de California, EE.UU., dijo:

“No siempre vamos a ser perfectos. A veces, en la escuela vamos a terminar obteniendo calificaciones regulares. Pero, debemos darnos cuenta de que nuestros espíritus no se pueden representar con una calificación. Y, aunque necesitamos tener expectativas altas y establecer metas para nosotros mismos, debemos darnos cuenta de que lo que es más importante que obtener una buena nota es hacerlo bien espiritual y mentalmente en lugar de estresarnos con expectativas poco realistas.”

El Salvador camina con nosotros

adolescentes

Aunque los padres y los adolescentes puedan tener dificultades para entenderse, Jesucristo nos conoce, entiende y ama perfectamente. Podemos seguir Su ejemplo al buscar amarnos y comunicarnos unos con otros.

Lo más importante para compartir con los adolescentes es que la Expiación de Jesucristo lo cubre todo. Si han quebrantado un mandamiento, pueden arrepentirse. Si han cometido un error, pueden intentarlo de nuevo. Si se sienten incomprendidos, heridos, rechazados o destrozados, pueden encontrar paz al saber que nunca caminan solos en sus pruebas. El Salvador caminó a través de todo esto antes, y Él está caminando junto a ellos ahora.

Este artículo fue escrito originalmente por Aspen Stander y fue publicado en lds.org con el título “Three Things Teens Want Parents to Know.”

| Fortaleciendo a las Familias
Publicado por: Nicole Córdova Loayza
Traductora de español, inglés y portugués. Me encantan los idiomas y conocer sobre diferentes culturas. También me gusta el arte y amo la naturaleza.
donar cabello
Mujeres Jóvenes donan su cabello para pacientes con cáncer en...
bondad
7 razones por las que rechazamos la ayuda y la amabilidad + cómo eso...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *