La razón por la que los Santos de los Últimos Días oran con los brazos cruzados

orar

Los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días adoptan una postura singular al momento de orar, ya sean niños, jóvenes o adultos.

Cuando oramos solemos inclinar la cabeza, cerrar los ojos y cruzar los brazos para agradecer o pedir al Padre Celestial. 

A continuación, hablaremos sobre el origen de nuestras oraciones con los brazos cruzados.

¿De dónde viene esta postura?

Como miembros de la Iglesia de Jesucristo, no fuimos los primeros en adoptar esta postura.

El origen de esta postura se remonta al tiempo en que se inventó el pretzel como un recordatorio para orar con los brazos cruzados. 

Según el creador de la conocida marca de pretzels “Snyders of Hannover”, a principios del año 600 un joven monje estaba preparando un pan especial para la Cuaresma con harina, agua y sal.

Imagen: Canva

El monje, como un recordatorio a sus hermanos que la Cuaresma era un tiempo de oración, enrolló la masa de pan en tiras y moldeó cada tira en forma de brazos cruzados, imitando la posición popular de oración con los brazos en el pecho.

¿Quién nos enseñó esta postura?

El cruzar los brazos ha sido un comportamiento normal y aceptable al momento de hacer una oración para los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días 

Diferentes manuales de la Iglesia de Jesucristo, como el de la Primaria, declaran explícitamente que el cruzar los brazos es parte de la preparación para la oración:

“¿Cómo nos preparamos para orar? (Cruzamos los brazos, cerramos los ojos e inclinamos la cabeza.) ¿Por qué cruzamos los brazos, cerramos los ojos e inclinamos la cabeza para prepararnos para la oración? Al hacer estas cosas, podemos sentir que nuestro Padre Celestial está cerca mientras oramos”.

Existen diferentes ejemplos de cómo orar y los encontramos en dibujos, láminas o fotografías de niños orando con los brazos cruzados. 

Imagen: Canva

Vemos que la oración con los brazos cruzados se realiza desde la Primaria. Probablemente, esto se deba a la reverencia.

Esta práctica también la siguen los adultos:

“Las oraciones formales, son aquellas que seguimos de manera apropiada como arrodillarnos, agachar la cabeza, cerrar los ojos y cruzar los brazos”. (Revista Ensign de 1996)

Las oraciones, pueden ser ofrecidas en cualquier posición, postura y lugar. Se nos ordena “orar siempre”(D&C 19:38) Sin embargo, también es importante saber que no es una obligación orar con los brazos cruzados, esto es solo una costumbre a la que los Santos nos adaptamos desde niños. 

Así que, podemos orar con las manos juntas, los brazos cruzados, descansando sobre la cama, de rodillas o sosteniendo a nuestros hijos en nuestro regazo durante la oración familiar.

Lo más importante es buscar la influencia del Espíritu Santo y pedir con fervor. De ese modo, lograremos acercarnos al Padre Celestial. 

Fuente: LDS Daily

Video Relacionado 

@masfe.org Acude en oración siempre a Dios 🙏🏼 #masfe #jesuslovesyou #diosteama #christian #lds #jesuschrist #fypシ #cristianosentiktok ♬ original sound – Masfe.org

También te puede interesar

| Creencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *