La Primera Presidencia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días anunció hoy que el matrimonio civil entre un hombre y una mujer ya no requerirá esperar un año para que esta pareja esté casada (o sellada) en un templo.

matrimonio

El cambio significa que las parejas  Santos de los Últimos Días puedan realizar su matrimonio en el templo tan pronto como lo permitan sus circunstancias.

La nueva política establece un estándar global para los Santos de los Últimos Días en todo el mundo. La Iglesia ha observado esta práctica durante muchos años en más de la mitad de los países donde reside esta iglesia mundial. En esos países, las parejas están obligadas por ley a casarse primero civilmente.

matrimonio

“Donde sea posible, los líderes deben alentar a las parejas a casarse y sellarse en el templo”, dice la carta de la Primera Presidencia a los líderes de la Iglesia en todo el mundo.

conferencias generales

La Primera Presidencia también declaró: “Este cambio en la política no debe interpretarse como una disminución del énfasis en el sellamiento del templo. El sellamiento de un esposo y una esposa en el templo tiene un significado eterno y una experiencia hermosa en el camino del convenio”.

pecado

La portavoz de la iglesia, Irene Casos, quien es de Madrid, España, compartió su entusiasmo y experiencia personal relacionada con esta nueva política. “En 2005, mi esposo y yo nos casamos. Tuvimos una hermosa ceremonia civil en la tarde del 15 de diciembre en un local. Más tarde ese día, en un ambiente más privado, nos sellaron en el Templo de Madrid, España. Después de ir al templo, todos celebramos con música y baile. La mayoría de mi familia y amigos cercanos no son pertenecen a nuestra fe, por lo que fue especialmente significativo para nosotros hacer que presenciaran nuestra unión civil y ayudarlos a sentirse incluidos en las festividades del día. Estos cambios anunciados hoy traerán la misma experiencia feliz y memorable a muchas familias en toda la Iglesia”.

sellamiento en el templo

La Iglesia pide que estas ceremonias de matrimonio civil sean sencillas y dignas. Las parejas pueden usar capillas de propiedad de la Iglesia para estas ceremonias. Independientemente de la ubicación, el sellamiento del templo debe ser el foco central del matrimonio y proporcionar la base espiritual sobre la cual la pareja comienza la vida juntos.

En el caso de los conversos

Los Santos de los Últimos Días recién bautizados continuarán esperando un año desde la fecha de su confirmación para casarse en un templo. Esto se alinea con la política de siempre de la Iglesia de permitir que los nuevos conversos obtengan una mayor comprensión de su fe, que incluye aprender sobre lo sagrado de un templo y las ordenanzas que tienen lugar en los templos.

matrimonio

Durante ese año, se alienta a los nuevos miembros a obtener una recomendación de uso limitado del templo que les permita servir en un baptisterio del templo. La Iglesia también alienta a los nuevos miembros a aprender acerca de sus antepasados ​​y reunir sus nombres para el servicio en el templo.

 

 

Fuente: Newsroom.ChurchofJesuscrist.org