Nota del editor: Aún cuando en este artículo se utilice el término “Iglesia mormona” se debe señalar que el correcto nombre de la iglesia es La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

La cara de la iglesia mormona está cambiando.

En una tarde húmeda en Harlem, Nueva York, un grupo de latinos se reúnen para el servicio semanal de su iglesia. La lluvia escurre el exterior, el estado de ánimo dentro del centro de reuniones es agradable y acogedor. Una mujer de edad avanzada saluda cordialmente a una niña sentada cerca, diciendo “Hola chiquitita” Hay una gran cantidad de niños pequeños, así como un par de caucásicos escuchando el servicio en español con auriculares de traducción de audio.

El primer himno, “Creo en Cristo” es seguido por una serie de testimonios. Una mujer exclama a un público absorto, “Yo se que este es un libro milagroso!”

Aunque muchos estadounidenses asocian a los mormones con Mitt Romney, Donny & Marie Osmond y la obra teatral The Book of Mormon, está es una religión que se está volviendo cada vez más hispana. No sólo son los latinos alimentando el crecimiento de esta fe, parece que están destinados a jugar un papel importante en la conformación del futuro de dicha iglesia.

El servicio dominical es una fotografía de la cara cambiante de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, aveces conocida también como la Iglesia Mormona.

El profesor Ignacio García, de la Universidad Brigham Young dijo a NBC News que la Iglesia Mormona no está creciendo en Europa o entre los estadounidenses blancos como antes.

“El crecimiento de la iglesia SUD, salvo por causa de nacimientos naturales, proviene de la gente de color: asiáticos, africanos y latinos”, declaró García. “Un día, esta será una iglesia de gente de color. Y una vez que el punto de inflexión llegue, no habra vuelta atrás.

De acuerdo con el Centro de Investigación Pew, el siete por ciento de los mormones de Estados Unidos son latinos. Sin embargo, los latinos son el grupo de mayor crecimiento en la Iglesia. Entre 2000 y 2010, el número de barrios (congregaciones) en idioma español se duplico, mientras que América Latina tiene la mayor tasa de crecimiento de los mormones en todo el mundo. Los mormones están activos en todos los países latinoamericanos, excepto Cuba.

“La población blanca en todo el mundo no se está convirtiendo – por lo que la Iglesia SUD, al igual que otras iglesias, cuenta con que los inmigrantes llenen las bancas” declaró Garcia.

“No creo que haya nadie en la jerarquía de la iglesia – que no pueda ver que está será una iglesia de color en los próximos 25 años.

“García cree que las costumbres y el liderazgo de la iglesia finalmente tendrán que reflejar esta realidad. Que él denomina el número de bautismos latinos “un escalonamiento”.

Prominentes mormones latinos incluyen a David Archuleta y el congresista Raúl Labrador de Idaho.

mormones latinos

Estudiantes y amigos celebran en la Universidad Brigham Young el Festival Latino, noviembre de 2014. Cortesía de Ricardo Meza

Jorge Iber de la Universidad Tecnológica de Texas, autor de Hispanics in the Mormon Zion, enmarca un aspecto de la experiencia  SUD latina en términos prácticos. “¿Dónde más puede un individuo recién llegado de América Central o del Sur conectarse instantáneamente con una institución poderosa, abrazando sus creencias espirituales?” Debido a que la Iglesia Mormona no tiene clero profesional, él explica, ofrece oportunidades de liderazgo a todos los miembros, incluyendo a los latinos.

Iber indicó que los latinos no renuncian a su cultura cuando se unen a la Iglesia de Jesucristo; ha visto imágenes de la Virgen de Guadalupe en hogares mormones latinos. De esta forma, Iber da cuenta de una Iglesia cada vez menos monolítica.

“A medida que más latinos han llegado, incluyendo un número determinado que son indocumentados, la Iglesia ha tenido que reconsiderar su posición sobre temas de inmigración y otros. Los hispanos no van a unirse a una iglesia que ellos perciban como el apoyo a medidas anti-inmigrantes,” declaró Iber.

En 2014, la Iglesia SUD salió en apoyo de la reforma migratoria integral. En 2010, se aprobó el “Pacto de Utah,” una declaración que llama al tratamiento humanitario de los inmigrantes.

mormones latinos

Ricardo Meza, presidente del club latino de la Universidad Brigham Young

Ricardo Meza, presidente del club latino de la Universidad Brigham Young, ha sido testigo de los malos entendidos entre los latinos y los miembros de la Iglesia de Jesucristo. “Algunos latinos me dicen, ¿qué haces en esa iglesia? La gente decía que estaba tratando de convertirme en una persona blanca, o que estaba negando por completo mi cultura”.

El Mormonismo da a Meza un fuerte “sentido de pertenencia”. Pero eso no siempre es cierto cuando interactúa con miembros de su familia que no son mormones. Debido a que él y sus padres no beben – los mormones se abstienen de alcohol, cigarrillos, y cafeína – algunos de sus parientes los llaman “los aguafiestas de la familia.”

Meza nunca ha tomado una taza de café, nunca he bebió un café con leche. “Probablemente me gustaría si lo pruebo, porque el café huele bien”, dijo. “Pero sé que cuando observo las recomendaciones de la iglesia, me siento bien. Me siento con poder.”

La Iglesia de Jesucristo fue organizada (restaurada) en 1830 por José Smith, a quién mormones consideran un profeta, porque recibió revelaciones de Dios. Él uso de una “piedra vidente,” para traducir las planchas de oro en lo que ahora se conoce como el Libro de Mormón. Este libro, junto con dos escrituras adicionales, Doctrinas y Convenios y la Perla de Gran Precio, y la biblia forman la base de las creencias mormonas.

En la historia temprana de la iglesia, el “matrimonio plural” (poligamia) fue fundamental para su existencia. La iglesia renunció a esta práctica en 1890.

mormones latinos

Nelda McAllister con su familia en las puertas abiertas del templo Mormón en Payson, Utah 2015. Cortesía de Nelda McAllister

Nelda McAllister de Heber City, Utah, dijo que uno de los principales conceptos erróneos acerca de los Mormones es que no son cristianos. “Por supuesto que creemos en la Biblia, solo que también vemos el Libro de Mormón como otro testamento de Jesucristo”, dijo. ” A la gente que he oído decir que somos como ovejas ciegas, yo le diría hay una gran cantidad de auto-disciplina en el (mormonismo), es un estilo de vida, siento que realmente me ha ayudado a ser la persona que soy hoy en día…”

McAllister, autora del ensayo My story as an LDS latina , describe a la Iglesia Mormona como acogedora. “Muchas veces le digo a la gente mormona que soy hispana, y ellos me responden que hicieron misiones en América Latina, y que extrañan el calor de México o Chile, o quieren hablar español conmigo”, declaró.

“Nuestra iglesia da la bienvenida a cualquiera. Se enseña la compasión de Cristo, y es un gran nutriente para las familias.”

De acuerdo con el Libro de Mormón, Jesús apareció en la “América antigua” después de su crucifixión y resurrección. La teología mormona enseña que Dios y el hombre son de la misma especie física, que Dios vive, y que los hombres tienen el potencial de llegar a ser semejante a Dios.

Lara Johnson, de Provo, Utah, de origen venezolano, recuerda que su familia estaba consternada cuando se convirtió a la Iglesia de Jesucristo. “Toda mi familia pensó que era extraño. Había un montón de conflictos por eso,  toda mi familia se burló de mí cuando los visité,” dijo. “La gente pensaba que estaba bajo un hechizo, o que los mormones me habían lavado el cerebro. Eso no era verdad en absoluto.

mormones latinos

Lara Johnson y su familia, 2015. Cortesía Lara Johnson

Johnson explica que la Iglesia Mormona le ayudó a encontrar un sentido de significado en la vida. “Nuestro padre nos envió aquí en la tierra para ser más como él, y eso es impresionante,” dijo. “Recuerdo que de niña me preguntaba ¿Es esto todo lo que hay?¿Hacerse rico, conseguir cosas, disfrutar de las cosas y se acabó? Recuerdo que pensaba, ¿Cuál es el punto en todo eso? Pero el Evangelio, el Libro de Mormón, es lo que me ayudó a entender cómo las relaciones con nuestros seres queridos pueden  ser eternos “.

Johnson hace referencia a una enseñanza fundamental de la Iglesia SUD – que las relaciones familiares en esta vida pueden continuar en la otra vida. Por ejemplo, los mormones que se casan en una ceremonia en el templo son “sellados” juntos por la eternidad. Esta noción de “familias eternas” tiene un atractivo particular para muchos conversos latinos.

El énfasis de la cultura latina en la familia encaja bien con enseñanzas mormonas, dice Sujey Vega, profesor asistente en la Universidad del Estado de Arizona. “La idea de una familia involucrada, extendida, como una comadre (madrina) en América Latina se traduce en que significa ser una “hermana” en la iglesia. La Iglesia SUD ofrece una red social integrada. Esto es bueno para todos, pero especialmente para las mujeres inmigrantes, porque de lo contrario no podrían tener a nadie más “.

Vega, que ha investigado a las comunidades mormonas latinas en Arizona, dijo que hay otros aspectos del Mormonismo que son atractivos para los hispanos. “Los misioneros salen a aprender el idioma, y para involucrarse con la gente” dijo. “Significa mucho para los inmigrantes latinos tener a una persona blanca en su puerta y que no te amenacen, y que digan que te quieren.”La Iglesia Mormona tiene una historia de migración,  exclusión,  expulsión de lugares y de no ser bienvenidos”, dijo Vega “, esa historia tiene cierto paralelismo con la experiencia latina.

mormones latinos

Celebrando la herencia latina en el BYU Festival Latino, noviembre de 2014. Cortesía de Ricardo Meza

Hay una profunda, conexión teológica entre los mormones y latinos. El Libro de Mormón cuenta la historia de un antiguo pueblo que una vez vivió en las Américas, incluyendo una tribu conocida como los lamanitas. Los mormones enseñan que los lamanitas fueron los antepasados de los indígenas de las Américas. Por extensión, los latinos pueden ser vistos como los descendientes de los lamanitas.

El profesor Ignacio García de la Universidad Brigham Young dijo que esto da a los latinos un lugar único dentro de la comunidad mormona. “Los miembros SUD latinos pueden miran en el Libro de Mormón y, en cierto sentido, dicen -” Hey, ese soy yo! ‘ “El libro de la historia del ascenso y caída de un gran pueblo.

Aunque la Iglesia Mormona comenzó en el estado de Nueva York, García destacó la “extraña realidad” que esta religión haya florecido históricamente en áreas con una fuerte presencia latina: primero en Utah, luego, en Arizona y el suroeste, y hoy en día en América Latina.

“Uno de los grandes desafíos del Mormonismo es que hace hincapié en la fundación de la iglesia en el paisaje americano”, comentó García. ” Ahora mismo el Mormonismo desde la parte superior se ve muy blanco, con un sentido muy estable de la unidad cultural pero justo debajo, se ve una energía burbujeante que reforma gran parte de la cultura mormona -.. Y los latinos serán fundamentales para esa transformación”

Nota del editor: En La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días más aya de nuestro legado cultural o étnico, es la fe en el Señor Jesucristo lo que hace de esta iglesia un pueblo unido por la fe y por el propósito de invitar a todos a venir a Cristo no importa la raza, el color o la nacionalidad.

El siguiente articulo fue escrito originalmente por Raul A. Reyes para NBCNews.com y fue  traducido y adaptado al español por mormonsud.org