Al menos una docena de Santos de los Últimos Días estaban en el Marjory Stoneman Douglas High School cuando un sujeto abrió fuego el 14 de febrero, matando a 17 y dejando heridos a otros 14.

Entre ellos estaba Alaina Petty, de 14 años, quien murió cuando Nikolas Cruz, de 19 años, presuntamente abrió fuego contra estudiantes en Parkland, Florida.

Después del fallecimiento de su hija y su hermana, la familia Petty publicó la siguiente declaración:

“Estamos desconsolados por la pérdida que sentimos en la tragedia que se desarrolló ayer en el Marjory Stoneman Douglas High School. Nuestros corazones están con las familias de todos los afectados por esta tragedia, y nuestras oraciones son para su consuelo y curación. Deseamos agradecer a nuestra familia, amigos y a la comunidad por el amor y el apoyo demostrado a nuestra familia.

Es importante resumir todo lo que Alaina fue y significaba para su familia y amigos. Alaina era una jovencita vibrante y decidida, amada por todos los que la conocían. A Alaina le encantaba servir. Sirvió a su comunidad a través de su participación en el programa Douglas JROTC del Marjory Stoneman y sus innumerables horas de servicio como voluntaria para el programa “Manos Mormonas que ayudan” de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.”

Familia de niña muerta en tiroteo de Florida

“Alaina fue parte de cientos de voluntarios que se apresuraron a las áreas más afectadas de Florida para limpiar y ayudar a reconstruir las vidas de aquellos devastados por el huracán Irma. Su servicio desinteresado trajo paz y alegría a aquellos que habían lo perdieron todo durante la tormenta.

Si bien no tendremos la oportunidad de verla crecer y convertirse en la mujer increíble que sabemos que se convertiría, mantendremos una perspectiva eterna.

Estamos agradecidos por el conocimiento de que Alaina es parte de nuestra familia eterna y que nos reuniremos con ella otra vez. Este conocimiento y fe indescriptible en el plan de nuestro Padre Celestial nos da consuelo durante este tiempo difícil.

En las últimas 24 horas, nuestra familia ha sido tocada por cientos de actos de servicio. Las palabras no pueden transmitir la gratitud que tenemos en nuestros corazones por cada uno de esos actos. Queremos agradecer al personal del Marjory Stoneman Douglas High School por la valentía que entendemos que demostraron al proteger y finalmente salvar muchas vidas. También nos gustaría agradecer especialmente a los primeros en responder por su coraje y valentía al correr hacia el daño y para poner fin a la violencia de ayer.”

Otra Santo de los Últimos Días, una joven de 17 años Madeleine Wilford, resultó herida durante el ataque. Ella ya ha sido sometida a varias cirugías y requerirá más cirugías en el futuro cercano.

Su madre, Missy Cantrell Wilford, publicó en Facebook:

“Madeleine logró superar su segunda cirugía, sufrió múltiples heridas de bala con un rifle de asalto AR-15. Los cirujanos no sabían exactamente cuántos disparos recibio, pero ella está viva, lo que es un milagro. Como dijeron los cirujanos, solo se necesita uno para matar. Ella tuvo uno que le atravesó la espalda, aplastándole las costillas, perforando su pulmón derecho y saliendo por su estómago. Varios pasaron por el hombro y p¡isaron el largo de su brazo derecho antes de salir. Perdió tanta sangre, pero ella está estable y en UCI.

Se someterá a una tercera cirugía mañana para colocar placas de titanio permanentes para mantener unidas sus costillas. Incluso después de todo eso, las balas no alcanzaron su hígado, órganos reproductores, corazón, podría haber quedado paralizada. Pero es un milagro. Por favor, sigan orando por todas las familias, especialmente por uno de los jóvenes de la iglesia que aún no se ha encontrado hasta el momento. Su nombre es Alaina. Los médicos parecen seguros de que Madeleine es joven y fuerte y se recuperará. Ella está con un respirador artificial ya que tiene un pulmón y las costillas están aplastando al otro. Dios dame la fuerza que no poseo por mi propia cuenta “.

Fuente: Deseret News