¡El 18 de noviembre de 2018 fue el cumpleaños numero 90 de Mickey Mouse! Echa un vistazo a esta historia poco conocida sobre cómo el icónico ratón de Disney fue influenciado por un Santo de los Últimos Días.

También te puede interesar: 6 películas de Disney que enseñan poderosas lecciones del Evangelio

¿Sabías que Mickey Mouse no siempre fue el modelo amable y compasivo que conocemos hoy?

En los primeros días, Mickey era bastante problemático y violento. Su cambio gradual al carácter amable y cariñoso que ahora conocemos y amamos estuvo influenciado de manera muy significativa por el hombre que estuvo a cargo de la tira cómica de Mickey Mouse durante 45 años, el miembro de la Iglesia Floyd Gottfredson.

Floyd Gottfredson fue contratado por Walt Disney en 1929 para ser capacitado en animación, a pesar de que su verdadera pasión era las tiras cómicas. Pero cuatro meses después, Walt Disney le pidió a Gottfredson que se hiciera cargo de la tira cómica de Mickey Mouse.

Para ese tiempo, Gottfredson disfrutaba trabajar en la animación y no quería hacer el cambio, pero como Gottfredson dijo en una entrevista con Jim Korkis en 1979:

“Walt era todo un vendedor. Me dijo que sólo me haría cargo de la tira durante dos semanas para darle algo de tiempo para encontrar otro artista. Yo quería ayudar, así que acepté.”

Gottfredson llenó esa posición “temporal” desde 1930 hasta 1975.

disney

J. Michael Hunter, autor de “La Influencia Mormon en Disney” (“The Mormon Influence at Disney”) escribió:

“Bajo Gottfredson, Mickey evolucionó en la tira cómica de ser hacer travesuras a un emblema de lo bueno y lo justo. 

Aunque Walt Disney tuvo una influencia en el desarrollo de Mickey, Geoffrey Blum, un escritor especializado en arte de animación, escribió: ‘La crianza mormona de Gottfredson y su actitud inquebrantable y positiva lo convirtieron en el guardián perfecto para este ícono. Nunca se quejó de algo… esa es la ética que le trajo a Mickey. El ratón de Gottfredson combina las virtudes de un buen ciudadano y un buen soldado.”

Disney Mickey

Floyd Gottfredson

Michael Hunter también informa que “el alegre y maleducado Mickey, evolucionó en la animación para convertirse en el abnegado y heroico Mickey de la tira cómica, una tira cuya trama general e historia fue desarrollada por Gottfredson durante casi 50 años.”

Ahora que sabes más sobre el ratón más famoso del mundo, sigue leyendo para conocer 6 datos más divertidos sobre cómo los Santos de los Últimos Días han dejado su huella en el mundo mágico de Disney.

1. La voz del Espejo Mágico en Blancanieves y los Siete Enanitos le pertenece al miembro de la Iglesia, Moroni Olsen.

disney

Moroni Olsen fue un miembro de la Iglesia nacido en Ogden que, después de trabajar en Broadway, hizo su debut en la pantalla en una adaptación en 1935 de Los Tres Mosqueteros. Más adelante regresó a esa historia como un personaje diferente en una versión de comedia en 1939. 

Su mayor actuación fue como el Espejo Mágico en Blancanieves y los Siete Enanitos (1938) prestando su voz de barítono, que todos hemos podido escuchar.

2. Los Hermanos Osmond se catapultaron a la fama después de cantar en Disneyland en el verano de 1961.

osmon brothers

En el verano de 1961, la familia Osmond había conducido desde Utah a California para una audición para The Lawrence Welk Show. Desafortunadamente, Lawrence Welk, el anfitrión del programa, estaba demasiado ocupado, y los hermanos Osmond, un cuarteto que en ese momento estaba formado por Allan (bajo, 12 años), Wayne (barítono, 10 años), Merrill (tenor, 8 años) y Jay (vocalista, 6 años) nunca tuvieron la oportunidad de audicionar.

Sin embargo, su suerte cambió cuando su padre los llevó a Disneyland para conocer al famoso cuarteto conocido como los Dapper Dans. Los muchachos fueron invitados a cantar en Disneyland durante el resto del verano, y al año siguiente hicieron apariciones en televisión en Meet Me at Disneyland y Disneyland After Dark. 

Fue entonces cuando los Osmond Brothers llamaron la atención del cantante Andy Williams, quien los invitó a hacer presentaciones regulares en su programa de televisión, The Andy Williams Show. ¡El resto es historia!

Mira el video a continuación de Osmond Brothers en el programa de televisión Disneyland After Dark en 1962.

3. Disneyland solía presentar la “Noche Mormona” en los años 60, 70 y 80.

Afiche publicitario para la “Noche Mormona” de 1978

¿Recuerdas cuando las entradas para Disneyland estaban a sólo 5.75 dólares? Yo tampoco. Pero gracias a una “Noche Mormona” anual patrocinada por los Seminarios e Institutos de Religión, las familias de los Santos de los Últimos Días podían disfrutar del lugar más feliz de la Tierra sin endeudarse con el banco. 

En los boletos de admisión, Disneyland se incluyó la frase “Los estándares S.U.D. deben ser observados” al lado de Mickey Mouse!

4. Mickey Mouse visitó una vez el Centro Cultural Polinesio.

Desearíamos haber estado allí en 1995 para ver a Mickey en el Centro Cultural Polinesio. ¡Los miembros del elenco del Centro Cultural Polinesio, Hare y Billy, tienen mucha suerte!

5. Don Bluth, miembro de la Iglesia, animó o produjo varias películas conocidas, entre ellas “Barnardo y Bianca” y “Pedro y el dragon Elliot”.

disney

Don Bluth es quizás el nombre más conocido en la animación de largometrajes desde Walt Disney. Comenzó en los estudios de Walt Disney, donde trabajó en “Bernardo y Bianca”, “Pedro y el dragon Elliot”, “Robin Hood” y “Winnie the Pooh”. 

Más adelante el dejaría Disney para comenzar su propia compañía, donde creó “El secreto de Nimh” y realizó una secuencia animada para Xanadu. Algunos de sus otros éxitos incluyen “Un cuento americano”, “La tierra antes del tiempo”, Todos los perros van al cielo”, “Anastasia” y “Titan A.E.”.

6. El “juez” Wetzel Whitaker, conocido hoy como el padre fundador de la película SUD, comenzó su carrera como animador de Disney.

Wetzel Whitaker

Whitaker trabajó como animador en varias películas conocidas de Disney, incluyendo “La Cenicienta”, “Alicia en el País de las Maravillas” y “Peter Pan”. De hecho, basó el aspecto de las dos hermanastras de Cenicienta en sí mismo y en su hermano en un esfuerzo por hacer que se vieran menos femeninas y menos atractivas.

Whitaker continuó ayudando a la Iglesia a establecer su propio estudio cinematográfico en la Universidad Brigham Young. Produjo las primeras películas del templo, así como clásicos de la Iglesia como “Las ventanas del Cielo”, “El hombre en su búsqueda de la felicidad”, “Johnny Lingo” y “Cipher in the Snow”.

Conoció a los apóstoles Harold B. Lee, Mark E. Petersen y Matthew Cowley mientras recorrían los estudios de Walt Disney. Whitaker sugirió que él y otros Santos de los Últimos Días en la industria del cine pudieran crear una película para ayudar a la Iglesia a promover el nuevo programa de bienestar.

Durante el proceso, Whitaker sintió el peso de la responsabilidad y buscó una bendición especial de su Patriarca de Estaca. En esta bendición, le dijeron,

“Llegará el momento en que serás llamado a una asignación que revolucionará literalmente los métodos de enseñanza de la Iglesia. Miles de personas en toda la Iglesia sabrán del trabajo que harás y te bendecirán a ti y a los que están asociados contigo.”

Cinco años más tarde, en 1953, dejó Walt Disney Studios para establecer el Departamento de Producción de Películas Cinematográficas en BYU, que serviría como el centro para las películas SUD.

Más de 150 películas fueron producidas durante los 22 años de Whitaker como director y productor en el estudio. Recibió un doctorado honorario de bellas artes de BYU en 1971 y se retiró en 1974. Murió en 1985.

Este artículo fue escrito originalmente por Brent A. Barlow y fue publicado originalmente por Ldsliving.com bajo el título “How a Church Member Helped Shape Mickey Mouse (+6 Other Latter-day Saint Ties to Disney)