Tu vida es valiosa: Toda tormenta tiene su fin, ¡en Dios siempre hay esperanza!

En un mundo donde la depresión y la ansiedad se han vuelto comunes dentro de nuestra sociedad, quiero recordarte las razones por las cuales no debes rendirte. ¡Tu vida es valiosa y toda tormenta, tiene su fin! Tus circunstancias no tienen que definir tu futuro porque en Dios siempre hay esperanza.

A continuación, mencionaré 13 razones por las cuales no debes dejar de intentarlo:

1. Eres un hijo amado de Dios (Juan 3: 16)

“Porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en Él cree no se pierda, mas tenga vida eterna”.

También te puede interesarA Dios le importa más quién eres ahora que quién fuiste alguna vez

2. Estás vivo hoy porque tienes un propósito que cumplir (Jeremías 29: 11)

“Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz y no de mal, para daros un porvenir y una esperanza”.

3. Tienes toda la fuerza que se necesita para perseverar hasta el fin (1 Corintios 10: 13)

“No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podáis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar”.

4. Él nunca te abandonará, siempre te proporcionará el camino (Salmo 32: 8)

“Te haré entender y te enseñaré el camino en que debes andar; sobre ti fijaré mis ojos”.

5. No temas, Él camina junto a ti (Deuteronomio 31: 6)

“Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará ni te desamparará”.

6. Fuiste creado por Él y para Su gloria (Isaías 43: 7)

“A todos los llamados por mi nombre, para gloria mía los creé, los formé y los hice”.

7. Tus preocupaciones serán más ligeras si te apoyas en Él (1 Pedro 5: 7)

“Echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de vosotros”.

8. Él siempre estará ahí para consolarte (2 Corintios 1: 3 – 4)

“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, quien nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, con la consolación con que nosotros somos consolados por Dios”.

9. El Padre Celestial te ayudará a llevar tus cargas (Salmo 55: 22)

dios viviente

“Echa sobre Jehová tu carga y Él te sustentará; no dejará para siempre caído al justo”.

10. Si te equivocaste, recuerda que cada día tienes una nueva oportunidad para comenzar (Marcos 11: 25)

“Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas”.

11. Si esperanza quieres hallar, en Él la debes buscar (Romanos 15: 13)

“Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo”.

12. Recuerda que en tus momentos de pesar puedes confiar en Él (Mateo 7: 7)

ser uno

“Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá”.

13. Solo en Él puedes encontrar todas las respuestas que necesitas (2 Corintios 3: 16 – 17)

“Pero cuando se conviertan al Señor, el velo se les quitará. Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad”.

¡No te rindas! ¡En Dios siempre hay esperanza!

Fuente: Instagram

| Inspiración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *