Una pregunta para un terapeuta mormón: Mi familia se cierra y se aleja

familia

“¿Cómo puedes apoyar mejor a tu familia y amigos? Esa es la pregunta que Jonathan Decker, un terapeuta mormón responderá.”

Jonathan Decker es un terapeuta licenciado en ayuda matrimonial y familiar, también es el Director clínico de Your Family Expert.

Pregunta:

Hola, tengo una pregunta difícil. ¿Cómo puedo apoyar mejor a mis familiares y amigos cercanos cuando se sienten abrumados y responden cerrando en sí mismos y abandonando todo? Me siento impotente cuando mis amigos más cercanos se alejan por completo. Quiero respetar sus límites, entonces, ¿cómo ayudo a los introvertidos a lidiar con los factores externos que son estresantes?

Repuesta:

Gracias por hacer esa pregunta. Muchos miembros de la familia luchan por conectarse por esta misma razón. Para ser claros, hay una diferencia entre ser introvertidos y evitar afrontar las cosas. Hablaremos más sobre esto en un segundo. Dicho esto, puede ser difícil establecer el equilibrio entre respetar el espacio de una persona y darles el pequeño impulso que a veces es necesario para ayudarlos a actuar.

También te puede interesar:9 maneras de apoyar a las familias mixtas en tu barrio

No Trates de Cambiarlos

personas

Mencionaste que te sientes impotente. Parece que podrías asumir la responsabilidad de “ayudar” a los introvertidos a actuar más como tú, un extrovertido. Muchas personas, incluyéndome a mí, a veces caen en la trampa de tratar de cambiar a los demás para que sean más como ellos mismos. Sin embargo todas las almas son diferentes; lo que funciona para uno no es necesariamente lo que funciona para otro.

Como señaló con astucia el Elder Jeffrey R. Holland: “Cuando menospreciamos nuestra singularidad… perdemos la riqueza de tono y timbre que Dios deseaba al crear un mundo de diversidad.” (Las canciones que se cantan y las que no se cantan)

Los introvertidos se recargan al tener tiempo para pensar, reflexionar, orar, planificar y ocuparse de sí mismos. Como señalaste en tu pregunta, debes respetar eso. Ellos no se recargan como lo haría un extrovertido, a través de la conexión y el compromiso.

Dicho esto, hay una diferencia entre recargar y evitar. Ahí es donde entras tú. Para ser claros, estás tratando de ayudar a las personas a dejar de evitar algo y no a dejar de ser introvertido (muchos de los cuales enfrentan las cosas de manera directa).

El Ejemplo del Salvador al Invitar

como fortalecer el barrio

Sigue la guía del Señor: Al ayudar a los demás, no puedes obligarlos a hacer nada. No puedes hacer que una persona que busca evitar cosas salga de su caparazón. Tal como Cristo, todo lo que puedes hacer es invitar con amor.

Fue Él quien dijo: “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré y cenaré con él, y él conmigo.” (Apocalipsis 3:20). Alma le enseñó a su hijo Coriantón que Jesús siempre invita, pero nunca obliga: “Por tanto, oh hijo mío, el que quiera venir, puede venir… y quien no quiera venir, no está obligado a venir.” (Alma 42:27)

Al tratar de ayudar a los que evitan enfrentar sus desafíos, recuerda este maravilloso himno: “El siempre cerca ̮está; me da Su mano. En mi Getsemaní, es mi Salvador. El sabe dar la paz que tanto quiero. Con gran bondad y ̮amor me da valor.” (¿Dónde Hallo el Solaz?)Él sabe lo que ellos necesitan.

Entonces, ¿Cómo puedo invitar y persuadir?

Descubre lo que Necesitan

amigos

Cuando se trata de alguien que se siente abrumado, se cierra, se aleja, evita problemas y a otras personas; lo más importante para llegar a ellos es descubrir lo que necesitan. A menudo puedes simplemente decir algo como “Estoy aquí para ti. Parece que la vida te está golpeando bastante duro en este momento. ¿Que necesitas?”

Otras veces deberás discernir, ya sea porque ellos no se abrirán o porque no saben lo que necesitan. Algunas veces esa persona necesita ser escuchada y desahogarse. A veces necesitan tranquilidad. A veces necesitan un plan de acción con el que puedas ayudar. A veces necesitan buenos consejos. Hagas lo que hagas, sigue el consejo de Alma de “Usa valentía, mas no prepotencia.” (Alma 38:12)

En oración pide orientación, estudia en tu mente lo que sabes acerca de esta persona y a lo que responden bien, y recuerda la promesa del Señor a Moisés: “Ahora pues, ve, que yo estaré en tu boca, y te enseñaré lo que has de decir.” (Éxodo 4:12)

Dios te dará las palabras. A menudo, te irá muy bien. A veces, quizá no obtengas la respuesta que esperabas y eso está bien, también le pasó los Profetas y Apóstoles inspirados, y al mismo Hijo de Dios. La reacción de la otra persona, lo que ellos eligen hacer con tu amor, consejo y apoyo, está bajo su responsabilidad, no la tuya. Sólo necesitas extender la invitación y dejar la puerta abierta para cuando estén dispuestos a recibirla.

Espero que esto te haya ayudado. Para aquellos que leen el artículo, ¿qué consejo darías?, ¿A quién conoces que necesita el artículo de hoy?

”Este artículo fue escrito originalmente por Jonathan Decker fue publicado por mormonhub.com bajo el título: “Ask a Mormon Therapist: My Family Shuts Down and Withdraws”

 

| Inspiración
Publicado por: Sabina Mujica Estrada
Graduada de Turismo, Hotelería y Gastronomía, apasionada por los libros y los idiomas, profesional armando rompecabezas.
apóstoles
Los nuevos Apóstoles reflejan la diversidad de la Iglesia
jesucristo
Lo que sabemos sobre la juventud y adultez de Jesucristo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *