El Élder David A. Bednar y los líderes locales de la Iglesia estaban caminando en Las Palmas de Gran Canaria, España, en mayo, cuando fueron abordados por un hombre.

“¿Son ustedes de la Iglesia?”, preguntó.

El hombre le dijo al grupo que era un miembro de la Iglesia, pero que no había estado activo durante 25 años. Élder Bednar, del Quórum de los Doce Apóstoles miró al hombre y le dijo: “Es el momento de volver”.

Ese es el momento que el Presidente Kevin B. Pack de la Misión de España Madrid nunca olvidará.

“Élder Bednar se presentó al hombre, expresó su amor, y lo invitó a volver ahora con su familia”, dijo el presidente Pack. “Fue una experiencia emocionante para los que estaban ahí en este momento muy tierno y ver un testigo especial del Salvador prestar servicio a una de las ovejas de Dios”.

Al hablar de su reciente viaje a España y Portugal del 12 al 23 de  mayo, el Élder Bednar explicó que donde quiera que se le asigna a ir siempre está tratando de encontrar y ministrar a alguien.

Las Palmas, ubicada en las Islas Canarias y Madeira, Portugal, son dos de los lugares que el Élder Bednar y su esposa, la hermana Susan Bednar, visitaron durante el viaje. Ambas ciudades cuentan con una presencia activa en la Iglesia, pero – debido a su ubicación – son muy poco visitadas por los principales líderes de la Iglesia. Élder Bednar es el primer apóstol que ha visitado la isla de Madeira.

Durante el viaje – que también incluyó paradas en Madrid, España; y Oporto y Lisboa, Portugal – Élder Bednar participó en las reuniones de líderes del sacerdocio y devocionales para miembros.

“No fue tanto lo que dijo, sino lo que he observado que hizo lo que dejó un impacto en mí”, dijo el presidente Pack. “Dondequiera que iba, me di cuenta de que él buscó oportunidades para ministrar a esa personas. Aquella persona era diferente dondequiera que iba. Fue un obispo que dirigía una pequeña congregación y sentía el peso de su llamamiento, un misionero que quería saber si en realidad había sido llamado por Dios, un miembro menos activo que conoció en la calle de Las Palmas, una persona que no era miembro de la Iglesia y quería saber lo que tenía que hacer para creer, e incluso a mis propios hijos. Creo que Élder Bednar vino a España para atender a las personas y observé eso en múltiples ocasiones, mientras estaba con él”.

La visita del Élder Bednar marcó la primera vez que muchos miembros habían visto un apóstol, el presidente Pack añadió. “Su visita fue un símbolo vivo para ellos del amor del Señor por ellos, que él los conoce, que él es consciente de su situación, y que él está ahí para ellos si ellos vienen a Él. Sentir el amor del Señor por medio de élder Bednar ayudó a fortalecer su resolución de vivir el Evangelio y ser un pueblo peculiar y continuar siendo faros de luz para el mundo”.

Élder Joaquim J. Moreira, Setenta de Área, dijo que fue maravilloso para los miembros de España y Portugal oír decir a un apóstol, “Vine a hablar y aprender con ustedes”. Dijo que los miembros tuvieron la oportunidad de hacer preguntas.

“Muchas de las preguntas procedían de las profundidades del alma, y fueron contestadas con mucho amor y respeto, pero sobre todo con mucha inspiración”, dijo Élder Moreira .”Debe tenerse en cuenta que, una pregunta tras otra, las respuestas inspiradas de Elder Bednar tuvo un impacto significativo en todos los miembros. El consenso general fue: “A pesar de que no pueden tener la oportunidad de hacer mi pregunta específica, he recibido respuestas para superar mis retos personales”.

Al final de la reunión “Elder Bednar oró por bendiciones para el pueblo de la isla de Madeira, así como la propia isla, para que la gente pudiera mejorar espiritualmente y llegar a ser aún más firmes .La presencia fuerte y distinta del Espíritu, como resultado de su oración, fue [sentida] en la habitación. De hecho, un espíritu de amor, de bondad, de unión y de paz se hizo sentir entre todos los que estaban presentes”.

Élder Moreira compartió tres ejemplos de la influencia de un Apóstol en Madeira:

Víctor, un investigador de 19 años de edad, había tomado las charlas misionales y aceptado el Evangelio, pero había decidido no ser bautizado debido a las objeciones de su familia en contra de la Iglesia. Sin embargo, después de sentir el Espíritu en una reunión de miembros, Víctor decidió que el sacrificio valía la pena y fijó una fecha de bautismo.

Oscar y Pilar están saliendo y están investigando la Iglesia. “élder Bednar dio a Oscar la oportunidad de hacer una pregunta. La pareja dijo que sintieron el Espíritu y que sus preguntas fueron respondidas. Continúan las charlas con el objetivo de ser bautizados”.

Aaron, de 22 años de edad, un hijo no bautizado de un presidente de rama, llegó a la reunión con sus padres. Dijo que se uniría a la Iglesia sólo cuando sus preguntas fueran respondidas. Después de la reunión, dijo a sus padres que esta condición se había cumplido.

Presidente Victor Tavares de la Misión de Lisboa Portugal dijo lo que los miembros sintieron “fue una experiencia maravillosa estar en una reunión tan pequeña con un miembro de los Doce y hacer preguntas. Debido a esta visita, los miembros han considerado que los Hermanos los conocen y buscan su bienestar. Sintieron la importancia de la edificación del Reino en Portugal”.

Élder Francisco J. Ruiz de Mendoza, Setenta de Área, dijo que los líderes de estaca en España y Portugal “han visto una diferencia notable en la actitud y la voluntad de sus miembros para defender la obra del Señor, como resultado de lo aprendido por el poder del Espíritu Santo.”

Explicó: “Probablemente es mucho para un miembro de los Doce con bastantes responsabilidades diarias ir a través del mundo, en un horario apretado, para compartir su testimonio especial del nombre del Señor con los miembros. Los miembros entienden esto y están agradecidos. Les enseña una lección de generosidad y de sacrificio por lo que realmente importa y les ayuda a cambiar el enfoque de la rutina diaria en la obra del Señor”.

Élder Bednar dijo que debido a la devoción de los Santos de los Últimos Días en esta parte del mundo”, es fácil quererlos”.

Estos miembros viven en hermosas tierras donde la influencia de la religión está disminuyendo, dijo. “Estas personas son devotas y fieles. Ellos están nadando contra la corriente del arroyo secular. Y son felices yendo hacia adelante con fe”.

Y añadió: “A medida que el mundo se vuelve cada vez más confuso y oscuro, los Santos de los Últimos Días se destacan. Ellos irradian bondad y luz”.

Presidente de Merril T. Dayton de la Misión de Barcelona, España dijo que la historia del crecimiento de la Iglesia en España es milagrosa; desde su apertura al proselitismo en el año 1969 hasta la actualidad, más de 53.000 personas se han unido a la Iglesia. “Esto es más que cualquier otra nación europea, excepto Gran Bretaña. Creo que los Santos de los Últimos Días en España estaban profundamente honrados de que uno de los Doce Apóstoles se haya tomado el tiempo de su apretada agenda para pasar tiempo con ellos”.

El Presidente Dayton calificó la reunión de líderes del sacerdocio en España histórica.

“Cada presidente de estaca, cada obispo, cada presidente de rama, cada presidente de misión, todos los presidentes de distrito, y cada miembro del sumo consejo del a obra misional  estaba presente”, dijo. “Fue una gran emoción sentarse en esa congregación con todos los líderes espirituales de una nación entera! Era obvio que los líderes del sacerdocio presentes sentían un gran amor, respeto, e incluso reverencia por la santa vocación de apóstol y su portador”.

Élder  Bednar, que se crió en el área de la Bahía de San Francisco, dijo que encontró similitudes sorprendentes entre Porto y San Francisco. Visitar a los santos en Porto le hizo “sentir como si estuviera en casa”, dijo.

Presidente Paulo Avelar Morgado Ribeiro, de la Estaca Porto Portugal dijo que élder Bednar interactuó con los miembros.

“Élder  Bednar vino a hablar con nosotros, y por lo tanto los miembros tuvieron la oportunidad de poner sus preguntas a fin de encontrar sus necesidades reales …” él explicó. “La expectativa del élder Bednar era que, en el futuro, no haya que recordar lo que se dijo en el púlpito, pero lo que el Espíritu nos ha ayudado a aprender”.

En total, dijo el presidente  Ribeiro, “El mensaje fue de inspiración y ánimo dado para que, como miembros, podamos identificar por medio del Espíritu lo que teníamos que cambiar.”

Dijo que recientemente habló con un miembro de 81 años de edad que informó que tuvo una experiencia maravillosa.

Presidente Ribeiro dijo: “El verdadero significado de la visita de un Apóstol a Portugal no puede medirse únicamente por lo que se dijo durante su visita, sino por el impacto espiritual que se imprimió en nosotros por su presencia y por la forma clara y directa con la cual enseñó y nos edifica como un testigo especial del Señor Jesucristo”.

Artículo escrito por  Sarah Jane Weaver para LDS Church News. Traducido en español por Andreea Tamas.