“Vivimos en un mundo de símbolos y hay algo que podemos aplicar en el templo gracias a la “existencia” de Papá Noel.”

Lo siguiente es un extracto de este libro, donde el presidente Packer comparte las ideas de John A. Widtsoe, del Quórum de los Doce Apóstoles, y su discurso, Adoración en el templo”.

La razón por la cual la enseñanza del evangelio muchas veces es tan difícil es porque los conceptos en el evangelio son cosas intangibles como la fe, el arrepentimiento, el amor, la humildad, la reverencia, la obediencia, la modestia, etc. Las dimensiones de tamaño y forma, color y textura simplemente no se aplican.

Al enseñar el evangelio no recreamos el mundo material que nos rodea; lidiamos con el mundo intangible dentro de nosotros mismos. Es mucho más fácil recrear el mundo visible y tangible que nos rodea con símbolos alfabéticos que recrear los ideales espirituales para hacer que las personas puedan entenderlo.

Sin embargo, se puede hacer, y se puede hacer de una manera más efectiva mediante el uso de símbolos.

También te puede interesar: ¿Hasta qué punto los “influencers” deben influenciar realmente en nosotros?

Una vez más, citando los comentarios del Élder Widtsoe:

“Vivimos en un mundo de símbolos. No sabemos nada, a excepción de los símbolos. Hacemos algunas marcas en una hoja de papel y decimos que forman una palabra, que significa amor u odio, caridad, Dios o eternidad. 

Las marcas pueden no ser muy hermosas a la vista. Nadie encuentra defectos en los símbolos en las páginas de un libro porque no son tan poderosas en su propia belleza como las cosas que representan. No discutimos sobre si el símbolo D-I-O-S es hermoso o no, sin embargo este representa la divinidad de Dios.

Nos complace tener símbolos, si sólo se nos trae el significado de los símbolos. 

papá noel

Les he hablado esta noche; no han criticado mucho mi forma de discursar o mi elección de palabras. Al seguir el significado de los pensamientos que he tratado de comunicarles, se olvidaron de mis palabras y gestos.

¡Hay hombres que se oponen a Papá Noel porque él no existe! Tales hombres necesitarían lentes para poder ver que Papá Noel es un símbolo; un símbolo del amor y la alegría de la Navidad y el espíritu navideño. 

En la tierra donde nací no existía Papá Noel, pero sí una pequeña cabra que era empujada a una habitación, llevando consigo una canasta de juguetes y regalos de Navidad. La cabra en sí misma no era importante; pero el espíritu de navidad, que era lo que simbolizaba, importaba mucho.

Vivimos en un mundo de símbolos. Ningún hombre o mujer puede salir del templo investido como debería ser, a menos que haya visto, más allá de los símbolos, las poderosas realidades que estos representan.” – John A. Widtsoe, “Adoración en el templo”

Templo de Arequipa, Perú

Si asistes al templo con el espíritu adecuado y recuerdas que la enseñanza es simbólica, saldrás con una visión o perspectiva más amplia, sintiéndote un poco más exaltado, con un mayor conocimiento de las cosas que son espirituales. El plan de enseñanza es excelente. Es inspirado.

El mismo Señor, el Maestro de maestros, en Su propia instrucción a Sus discípulos enseñó constantemente en parábolas, una forma verbal de representar simbólicamente cosas que de otra manera serían difíciles de entender.

jesus evangelio de Juan

Habló de las experiencias comunes extraídas de la vida de Sus discípulos, y habló de gallinas y pollos, pájaros, flores, zorros, árboles, ladrones, puestas de sol, ricos y pobres, doctores, graneros, maleza, barrer la casa, alimentar a los cerdos, la ciega de granos, almacenar en graneros, construir casas, contratar siervos entre muchos otros temas.

Habló del grano de mostaza, de la perla. Él deseaba enseñarle a Sus oyentes, así que les habló de cosas simples en un sentido simbólico. Ninguna de estas cosas es misteriosa u oculta, y todas son simbólicas.

Este artículo es una adaptación del Libro “The Holy Temple” y fue escrito originalmente por Boyd K. Packer y fue publicado originalmente por ldsliving.com bajo el título “Watch: Latter-day Saint Creates Heartwarming Children’s Christmas Song in English and Spanish