¿Creen los Santos de los Últimos Días en los dinosaurios?

dinosaurios

Existe la antigua creencia de que la perspectiva cristiana y la perspectiva evolutiva de la creación están en desacuerdo. Se piensa que si creemos en la historia de la creación descrita en la Biblia, entonces necesariamente la teoría de la evolución debe ser falsa.

De niño, recuerdo haber tenido la idea de que la teoría de la evolución y la creación eran un tema delicado entre los Santos de los Últimos Días, y en sí, entre todos los cristianos. 

No recuerdo la experiencia específica que me hizo pensar que esto era cierto, tal vez fue solo la falta de diálogo sobre el tema lo que me llevó a creer que no era algo que se debía mencionar.

También te puede interesar:Un vistazo a través del velo: Las promesas que hicimos en la vida premortal

Recuerdo haber buscado la pregunta “¿Los Santos de los Últimos Días creen en los dinosaurios?” cuando era niño.

La única respuesta que encontré en internet fue la teoría de que cuando Dios estaba creando el mundo, tomó partes de otros planetas, que muy convenientemente tenían fósiles de dinosaurios en ellos.

Sin embargo, incluso para un niño, esa idea sonaba bastante descabellada. Así que me quedé sin respuesta alguna. 

mujeres tienen autoridad del sacerdocio

Por un lado, la ciencia dejaba en claro que los humanos y los dinosaurios no coexistieron, por lo que no es como si Adán y Eva hubieran convivido con un estegosaurio en el Jardín del Edén.

Por otro lado, la versión de la creación que me enseñaron en la Iglesia no parecía coincidir con lo que me decía la ciencia. 

Sin saber qué hacer, lo dejé todo de lado, eso fue hasta mi primer semestre en BYU cuando tomé una clase de geología.

Imagínate mi sorpresa cuando mi profesor de BYU, que también era un paleontólogo de renombre mundial, me dijo que no tenía ningún problema en fusionar la teoría de la evolución con la doctrina enseñada por la Iglesia.

Encajando el tema de los dinosaurios en la doctrina de la Iglesia

Es posible que tengas algunas dudas sobre cómo encajan los dinosaurios en la doctrina que se te ha enseñado en la Iglesia, especialmente si creciste con padres o líderes más conservadores. 

Lo bueno es que si crees o no que los dinosaurios encajan en la historia de la creación cristiana, no es relevante. La declaración de la Iglesia de 2016 sobre los dinosaurios dice: 

“Los detalles de lo que sucedió en este planeta antes de Adán y Eva no son una gran preocupación doctrinal para nosotros… Lo que es importante es que, como parte de Su plan para nosotros, Dios creó la tierra y luego creó a Adán y Eva, quienes fueron nuestros primeros padres y fueron fundamentales en la Caída, lo que nos permitió nacer en la tierra y participar en El plan de Dios”.

El Espíritu Santo

“La Creación de Adán” por Miguel Angel

En otras palabras, si bien los dinosaurios son ciertamente un tema interesante en el que podemos ahondar, comprenderlos no es esencial para nuestra salvación, lo cual es música para mis oídos considerando que la mayor parte de la clase de geología que tomé en la universidad me resultó un tanto complicada.

Pero, incluso para aquellos de nosotros que no amamos la geología, el tema de los dinosaurios sigue siendo bastante interesante.

Cómo interpretar la historia de la creación en la Biblia

libro de mormón

Todos sabemos lo que sucede cuando hacemos suposiciones, por lo que probablemente sea mejor que evitemos hacerlo cuando se trata del tema de los dinosaurios. James E. Talmage, que era geólogo antes de convertirse en apóstol, dijo: 

“El Creador ha dejado un registro en las piedras para que el hombre lo descifre; pero también ha hablado directamente sobre las principales etapas del progreso por el cual la tierra ha llegado a ser lo que es.

Los registros no pueden ser fundamentalmente opuestos; un registro no puede contradecir al otro; aunque la interpretación del hombre en ambas podría ser seriamente errónea”.

Entonces, tal vez sea hora de considerar que la interpretación tradicional del Génesis, que los “seis días” fueron literalmente 144 horas, podría estar equivocada. Sabemos por Alma 40: 8 que “todo es como un día para Dios, y solo para los hombres está medido el tiempo”.

En mi opinión, esta es una evidencia bastante significativa de que la interpretación tradicional de los “seis días” es incorrecta, especialmente si buscamos que la ciencia pueda respaldarnos.

Por otro lado, creo que sería más exacto decir que hubo seis períodos de creación.

Si no limitamos las creaciones a nuestra comprensión humana del tiempo, entonces tiene mucho más sentido cómo los dinosaurios y los humanos, que según la ciencia, estaban separados por un periodo de 65 millones de años, podrían haberse creado en seis días.

Otra interpretación es simplemente que la historia que se encuentra en Génesis no debe tomarse literalmente. Según el sitio web de la Iglesia:

“Los registros sobre la Creación en las Escrituras no están destinados a proporcionar una explicación científica literal de los procesos específicos, períodos de tiempo o acontecimientos involucrados”.

Claramente, esto no significa que los registros no sean ciertos, solo que tomarlos en términos estrictamente literales puede ser un poco inexacto.

Comprender la diferencia entre religión y ciencia

conferencias generales

Creo que algunas personas tienden a ver la religión y la ciencia como conceptos en conflicto simplemente porque cometen el error de asumir que sus objetivos finales son los mismos. 

En la revista Liahona de abril de 1988, el ex profesor de geología de BYU, Morris S. Petersen, dijo:

“Las Escrituras testifican de Jesucristo y de cómo podemos recibir las bendiciones de la salvación y la exaltación mediante Su expiación. 

Nos revelan el por qué (no necesariamente el cómo) se creó la tierra y qué leyes y principios debe seguir una persona para alcanzar la vida eterna. 

El objetivo de la ciencia, por otro lado, es aprender cómo (no el por qué) se creó el mundo y comprender las leyes y principios que gobiernan el mundo físico”.

Una vez que entendemos este concepto, es más fácil reconciliar la ciencia y la doctrina de la Iglesia en nuestras mentes. 

Los dinosaurios no se mencionan en ninguna parte de las escrituras (aunque eso hubiera sido genial), pero eso no significa que haya un conflicto innato entre lo que la ciencia ha descubierto sobre ellos y la religión.

En un discurso de 1931, el élder Talmage dijo: 

“Con respecto a este periodo de suma importancia, se nos dice que los científicos y los teólogos se ven en una variación incompatible e irreconciliable.

Considero la suposición o afirmación, cualquiera que sea, como una exageración… Las discrepancias que nos preocupan ahora, disminuirán a medida que se amplíe nuestro conocimiento de los hechos pertinentes”.

Utilizar la revelación moderna para entender los dinosaurios

Afortunadamente, tenemos una Iglesia viva donde podemos obtener la información más actualizada.

Esto significa que no tenemos que complicarnos o crear historias complejas sobre el origen de los dinosaurios para que se ajusten a lo que se establece estrictamente en la Biblia. 

La declaración de la Iglesia sobre los dinosaurios dice:

“¿Vivieron y murieron los dinosaurios en esta tierra mucho antes de que llegara el hombre? No ha habido revelaciones al respecto y la evidencia científica dice que sí”.

hombre

Esto me lleva a creer que la respuesta a la pregunta “¿Creen los Santos de los Últimos Días en los dinosaurios?” La respuesta es sí. 

Somos una religión que cree en la verdad, y no creo que deba importar si esa verdad proviene del estudio de un fósil de 70 millones de años o del estudio de Doctrina y Convenios; la verdad es la verdad. Como dijo una vez Brigham Young:

“No existe verdad alguna que no pertenezca al Evangelio… Si pueden encontrar una verdad en los cielos [o] en la tierra, …  esa verdad pertenece a nuestra doctrina. Nosotros creemos en ella; nos pertenece; la reclamamos”.

Fuente: thirdhour.org

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *