¿Aún no has recibido tu bendición patriarcal? ¡Esta es la señal que necesitabas para solicitarla!

bendición patriarcal

Como su nombre lo indica, una bendición patriarcal es una bendición especial de nuestro Padre Celestial, que tenemos el privilegio de recibir aquí en la Tierra.

Una bendición patriarcal contiene consejos específicos del Señor para nosotros, así como advertencias, amonestaciones y bendiciones.

En dicha bendición también se nos revela nuestro linaje en la casa de Israel.

No hay una edad mínima para recibir una bendición patriarcal. Por eso, desde pequeños podemos prepararnos.

Después de todo, necesitamos tener madurez espiritual, comprensión de las doctrinas básicas y, lo que es más importante, ser dignos.

Nuestro obispo puede ayudarnos en nuestra preparación al entrevistarnos y ayudarnos con nuestras preguntas y dificultades.

La estrella que nos guía

Encuentra maneras de hacer de tu bendición patriarcal tu compañero constante (vía lds.org)

También te puede interesarBendición patriarcal: Cuando no recibes la respuesta que esperabas

El presidente James E. Faust dijo:

“La bendición patriarcal que recibimos de un patriarca ordenado es como una estrella que nos guía, es decir, es una revelación personal de Dios para cada uno de Sus hijos.

Si seguimos los consejos que recibimos, seremos menos propensos a tropezar o a caer en el engaño.

Nuestra bendición patriarcal será como un ancla para nuestra alma, y si somos dignos, ni la muerte ni el diablo podrán privarnos de las bendiciones prometidas; son bendiciones de las que podemos gozar ahora y para siempre”.

Tener una bendición patriarcal significa poseer una estrella que nos guía. Es poder confiar en todos los consejos, palabras y advertencias que contiene. Es tener paz y fe al leer lo que el Señor quiere que sepamos.

receta del presidente Nelson

El presidente Nelson confirma esto al decir:

“Oh, hay mucho más que nuestro Padre Celestial quiere que sepamos”.

En la Conferencia General de abril de 2018, el presidente Nelson continuó instruyéndonos sobre el poder de la revelación continua en nuestras vidas:

“No tienen que preguntarse qué es verdad. No tienen que preguntarse en quién pueden confiar de manera segura”.

Las revelaciones que contiene nuestra bendición patriarcal nos dan seguridad porque las instrucciones provienen de Dios específicamente para nosotros.

diezmo bendiciones

Es como si tuviéramos una escritura personalizada para nuestra vida aquí en la Tierra.

Nuestro profeta nos ha enseñado que:

“En los días futuros, no será posible sobrevivir espiritualmente sin la influencia guiadora, orientadora, consoladora y constante del Espíritu Santo”.

Podemos encontrar toda esta fuerza y ​​dirección al recibir nuestra bendición patriarcal.

No dejes tu bendición patriarcal para después. Habla con tu obispo. Prepárate y ve lo que el Señor quiere revelarte.

Fuente: Mais Fe

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *