Se encuentra bóveda subterránea que podría haber sido la tumba de José Smith

tumba de josé smith

Brian Christiansen, un Santo de los Últimos Días, compró el Zion’s Mercantil y el Hotel Woodruff que se encuentran la calle 1200 Mulholland en Nauvoo, al otro lado de la calle del Templo de Nauvoo Illinois de la Iglesia de Jesucristo, en 2020.

Él y su familia habían viajado previamente por todo el país en una casa rodante, visitando sitios históricos de la Iglesia cuando se enamoraron de la ciudad histórica de Nauvoo. Rápidamente Brian aprovechó la oportunidad de comprar la propiedad.

También te puede interesar:La tecnología nos muestra como sería el rostro de José Smith

Parte de lo que intrigó a Christiansen sobre la propiedad fue la existencia de arcos de ladrillo rojo visibles justo debajo de la acera. Él compartió:

“En aquel tiempo se especuló que tal vez eran túneles de escape o algo parecido para los miembros. Se advirtió que podría ser peligroso meterse debajo, por lo que no siguieron excavando”. 

Más adelante, salió a la luz otra teoría, una que decía que José Smith había mandado a crear un sepulcro para él y su familia ubicada frente al edificio mercantil.

“Nunca había oído hablar de la tumba de José, eso fue algo nuevo para mí”, dijo Christiansen

La excavación

Después de comprar la propiedad, Christiansen y un amigo tomaron palas y comenzaron a cavar.

“Debido al COVID, no había turistas y el lugar estaba vacío, por lo que pudimos cavar todo lo que quisimos para ver lo que había debajo del suelo”.

El progreso fue inicialmente frenado por una gran viga de piedra caliza, sin embargo, una vez que realizaron una abertura lo suficientemente amplia, colocaron una escalera dentro para ingresar al lugar.

Lamentablemente lo único que encontraron fue solo un montón de escombros, ranas y cucarachas. 

Cuando Brian Christiansen comenzó a filmar el interior de la bóveda, describió haber visto una “gran piedra angular tallada” en una viga, lo que le pareció significativo.

La bóveda subterránea mide 2.1 metros por 8.2 metros de largo, dijo Christiansen.

¿En dónde se encuentra la tumba?

Los planos para la Tumba de José fueron donados a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días por Leslie Griffin en 1948, junto con los planos del Templo de Nauvoo, Illinois.

Nauvoo fue el principal lugar de congregación de los Santos de los Últimos Días desde 1839 hasta 1846, cuando la mayoría de los miembros se vieron obligados a dirigirse al oeste.

Joseph Johnstun, un historiador de la zona, dijo que José Smith encargó a William Weeks, el arquitecto del Templo original de Nauvoo, Illinois, que construyera un sepulcro para el profeta y su familia.

Johnstun fue el autor de un artículo de investigación sobre la tumba y el entierro de José Smith en el que explora cuatro teorías destacadas sobre la ubicación de dicho sepulcro. 

La cuarta teoría sugiere que el sepulcro se encuentra en la esquina suroeste del Templo de Nauvoo, lo cual se ajusta con la ubicación de la tumba encontrada por Christiansen.

El artículo de Johnstun también cita una investigación de Susan Easton Black, profesora jubilada de Historia y Doctrina de la Iglesia de la Universidad Brigham Young, quien favoreció a otra bóveda ubicada una cuadra al sur del Templo de Nauvoo, Illinois, en la esquina sureste de las calles Ripley y Bluff.

Johnstun dijo que la bóveda de Christiansen tiene un parecido único con esa tumba, según KSL.com.

“Es de un tamaño comparable al que muestran los dibujos de William Weeks”, dijo Johnstun en el artículo.

Planos para la Tumba de José Smith.

Christiansen ha leído entradas de diario que hacen referencia al uso de ladrillos rojos e indican que la ubicación de la tumba estaba en la esquina sureste del templo, lo que parece coincidir, sin embargo Christiansen afirmó que no hay un registro oficial de dónde se construyó el sepulcro pero tampoco afirma haberlo encontrado.

“Hay muchas coincidencias geniales que nos brindan tales interrogantes. Es interesante pensar en ello”.

Independientemente de la ubicación de la tumba, el profeta no fue sepultado allí.

Después de que José y Hyrum Smith fueron asesinados por un populacho en 1844, sus cuerpos fueron enterrados en secreto en el sótano de la Casa de Nauvoo.

Meses más tarde, los cuerpos fueron enterrados nuevamente en un lugar cerca del río Mississippi. Décadas más tarde, en 1928, los restos de José, Emma e Hyrum fueron exhumados y enterrados juntos en lo que se conoce como el cementerio de la familia Smith.

Documental y museo

Christiansen ha contratado a un equipo de cineastas, incluido T.C. Christensen y Phil Tuckett, para producir un documental que capturará el proceso de descubrimiento de la bóveda y su historia. 

El estreno del documental está programado para noviembre y el propósito del mismo no implica probar que la bóveda es la tumba de José “aunque haya algunas similitudes que nos llevan a preguntarnos si es eso posible”, dijo Christiansen.

Junto con el documental, Christiansen desea crear un museo que exhiba la tumba de José.

El sitio web tombofjoseph.com comparte: 

“El documental busca descubrir las posibilidades de los diversos lugares [asignados para la tumba] mientras se adentra en la historia de la Iglesia en el período justo antes y después del martirio [de José Smith].

La tumba de José será un espacio para compartir la historia de la tumba, la razón por la que el sepulcro era importante para José y proporcionará un lugar para exhibir artefactos y registros históricos”.

Fuente: Deseret News

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *