No tienes idea de lo feliz que me sentí cuando escuché que se abrirían los templos nuevamente para sellamientos. Esta ordenanza es esencial para heredar la vida eterna, y no podía soportar la idea de que mis amigos y familiares no pudieran experimentarla.

La semana pasada, dos de mis parejas favoritas se casaron. ¡Tengo que decirte cómo es sellarse durante el COVID-19!

Logística

También te puede interesar11 consejos de los profetas para un matrimonio feliz

Cuando entrevisté a mis amigos, primero pregunté sobre la logística. Quería saber exactamente qué se hace de manera diferente dentro del templo cuando te sellas durante el COVID-19.

Para comenzar, en el momento que estoy escribiendo esto, solo 16 invitados pueden acompañar a la pareja dentro del templo. Los 16 invitados deben llegar a la misma hora y no se permite entrar a nadie hasta que todo esté listo. Esto tiene sentido debido al personal muy limitado en el templo.

Además, la novia y el novio tuvieron que llegar al templo con sus ropas blancas del templo. Por seguridad, no se les permite usar los vestuarios dentro de la Casa del Señor. Esto significa no salir con tu vestido de novia o con un ramo de flores.

Cuando termina el sellamiento, se te asignan 20 minutos en los terrenos del templo para tomar fotografías con tu grupo. No se permiten fotógrafos profesionales en el templo a menos que también hayan estado en el sellamiento.

Aspectos importantes

primer templo latinoamericano

Si bien esa logística puede parecer desalentadora, mis amigos todavía encontraron mucha alegría al sellarse durante el COVID-19. Dijeron que les permitía apreciar más el templo.

Después de que no se permitió entrar a la Casa del Señor durante tanto tiempo, entrar al edificio fue aún más especial.

Poder decir que tuviste todo el templo para ti es definitivamente único. “Hizo que la ordenanza se sintiera muy personal y no me preocupaba la logística u otras personas”, dijo uno de los novios.

Asimismo, mencionaron que realmente disfrutaron estar comprometidos durante este tiempo sin precedentes. ¡Les dio más tiempo para pasar el uno con el otro! Una novia dijo: “Llegamos a conocernos más rápido de lo que hubiéramos podido”.

Aspectos negativos

Por supuesto, hay algunos aspectos negativos en casarte durante una pandemia mundial. Ya te he contado sobre el más grande, la cantidad de invitados permitidos dentro del templo con los novios. Definitivamente, es difícil cuando ciertos amigos y familiares no pueden estar presentes durante estos sellamientos.

El COVID-19 también causó mucho estrés en las parejas. Hubo muchos días en que no estaban seguros de si se sellarían. La fecha de la boda tuvo que ser cambiada varias veces y hubo mucha incertidumbre.

Sin embargo, todas las personas que entrevisté me dijeron que no les importó mucho las limitaciones del templo durante este tiempo. ¡Lo importante es que pudieron sellarse por el tiempo y por toda la eternidad en la Casa del Señor!

Respuestas a las oraciones

matrimonio eterno

Con toda la incertidumbre, vinieron muchas oraciones. Mis amigos oraban para recibir un milagro todos los días. Esperaron y le pidieron a Dios que les permitiera sellarse en el templo. Uno de mis amigos dijo:

Cuando anunciaron que nuestro templo se abriría, lloré de alegría. Me puse de rodillas para agradecer a Dios. Me hizo darme cuenta de qué bendición es estar sellado. Nunca subestimaré mi matrimonio eterno.

Esto no solo fortaleció sus testimonios con respecto al poder de la oración, sino que también fue una gran experiencia de edificación de fe.

Estas parejas simplemente tuvieron que esperar que el Padre Celestial hiciera que todo saliera bien. Cuando sucedió, obtuvieron el conocimiento de que Dios realmente conoce nuestros esfuerzos y nos ayudará en Su tiempo.

Pensamientos finales

Templo de Raleigh Carolina del Norte

En general, estas parejas dijeron que sintieron mucha paz dentro del templo cuando el mundo exterior se siente tan caótico. ¡No puedo esperar para volver!

Tener un matrimonio tan único ayudó a estos recién casados ​​a poner el sellamiento en el templo en perspectiva. Cuando sientes que casi se te arrebata el sellamiento, te das cuenta de lo valioso que es.

Soy obrera en el Templo del Centro de la Ciudad de Provo y he estado recibiendo cartas de los miembros de la presidencia durante este tiempo de cierre al público. Han mencionado que gracias al cambio de enfoque en este momento, se han dado cuenta de muchas maneras en que se pueden simplificar los procedimientos del templo.

Ruego para que a medida que pasamos más tiempo en casa, también podamos reflexionar sobre las formas en que podemos simplificar nuestras vidas y acercarnos al Padre Celestial. ¡Usa este tiempo para prepararte para volver a entrar al templo! ¡Espero verte ahí pronto!

¿Conoces a alguien que se selló durante el COVID-19? ¡Cuéntame en la sección de comentarios!

Esta es una traducción del artículo que fue escrito originalmente por Brooklyn Gittins y fue publicado en Third Hour con el título “Here’s Exactly What It’s Like to Be Sealed During COVID-19”.