En respuesta a la niña de 12 años que reveló que era gay a su congregación mormona

Niña mormona anuncia que es gay a su congregación mormona

Niña mormona anuncia que es gay a su congregación

Recientemente, se ha estado compartiendo un video en las redes sociales sobre una joven de 12 años hablando en una reunión de ayuno y testimonio sobre su homosexualidad. Esto se está promoviendo como un momento sincero y tierno, que fue arruinado por un líder malo de la iglesia, al cortarle el audio y pedirle que se sentara, la madre escribe: “… este miembro de la estaca eligió herir a mi hija, no sé sus razones”.[1]

Pero, pongamos esto en contexto.

Entendiendo las Reuniones de Testimonios Mormones

Cada domingo, miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, a menudo llamados Mormones, se reúnen. Nuestra reunión más sagrada se llama “Reunión Sacramental”. Según el Manual de Instrucciones de la Iglesia, 18.2.2, dice:

“Cada reunión sacramental debe ser una experiencia espiritual en la cual los miembros de la Iglesia renueven sus convenios participando del la Santa Cena. Otros propósitos de la reunión sacramental son adorar, proveer instrucción del evangelio, realizar ordenanzas, conducir asuntos de barrio, y fortalecer la fe y el testimonio “.[2]

En las instrucciones dadas a los líderes de la Iglesia leemos:

“… los obispados y las presidencias de las ramas necesitan planear las reuniones sacramentales pensativamente para mantener las reuniones enfocadas en el Señor y Su Expiación, Su ejemplo y las doctrinas del evangelio” .[3]

Cada primer domingo del mes, los miembros tienen una reunión sacramental especial llamada “Ayuno y Testimonio”. Antes de asistir a la reunión, los miembros suelen no comer dos comidas. El ayuno es para ayudar a estar en un marco espiritual de adoración. Por lo general, los miembros toman el dinero ahorrado del ayuno y lo donan para alimentar a los pobres. Como parte de esa reunión, después del sacramento (Comunión), “el hermano que dirige la reunión invita a los miembros a presentar breves y sinceros testimonios del Salvador, Sus enseñanzas y la Restauración “. [4]

Estos testimonios no son discursos ni charlas. No están pre-escritas. No son un tiempo de defensa. Son breves, extemporáneamente expresados, sentimientos del corazón sobre el Evangelio de Jesucristo y cómo hemos sido fortalecidos por Él. En lds.org dice:

“Un testimonio es un testigo espiritual dado por el Espíritu Santo. El fundamento de un testimonio es el conocimiento de que nuestro Padre Celestial vive y ama a Sus hijos; Que Jesucristo vive, que Él es el Hijo de Dios, y que Él llevó a cabo la Expiación infinita … “[5]

Con esto en mente, veamos este incidente.

¿Qué pasó ese domingo?

El padre de Savannah y sus 4 hermanos asisten a la iglesia regularmente, mientras que su mamá se queda en casa con “la mayor”, que parece ser Savannah. Según el relato de su madre, Savannah fue quien quiso anunciar que es lesbiana en una reunión de testimonio. Había estado presionando a sus padres sobre esto durante varios meses. Su madre dice:

“Quería ser ella misma delante de ellos, ver si la iglesia sería un lugar para aceptarla, y hablar en caso de que hubiera otra persona LGBT en la congregación que necesitara oír que no estaban solos”.

Así pues, Savannah invitó a varios de sus amigos para que la oyeran y registraran el acontecimiento.[6] Varios en la comunidad Ex Mormona, incluyendo personas que ingresan a los templos mormones solo para grabar a la gente y lo que se hace dentro de ellos, ahora están presionando para que este incidente sea promovido en todos los medios de prensa y en las redes sociales.[7]

Como saben los padres de esta niña, la reunión de Ayuno y Testimonio no es un lugar para dar discursos, que es lo que ella hizo. Ella tenía su discurso escrito y lo leía desde el púlpito. La verdadera cuestión aquí, no es si una niña está luchando con su sexualidad, o sobre cómo un líder de la Iglesia reaccionó. Este es un caso claro de boicot en una reunión sacramental, de promoción de enseñanzas falsas, y de la explotación de la inexperiencia de una niña para crear un evento controversial para los medios de comunicación. A Savannah se le permitió decir mucho más en el púlpito de lo que se le hubiera permitido a cualquier otro adulto.

Su testimonio empieza bien.

“Hola, mi nombre es Savannah, y quiero compartir mi testimonio con ustedes.
Creo que soy una hija de padres celestiales.

No sé si nos hablan, pero siento en mi corazón que lo hicieron y que me aman.
Creo que fui hecha como soy, todas mis partes, por mis Padres Celestiales.

No se equivocaron cuando me dieron ojos marrones, o cuando nací calva. No se equivocaron cuando me dieron pecas, o cuando me hicieron gay. ”

Esa parte está bien. Incluso mencionar su sexualidad, podría ser visto como apropiado dentro de un testimonio dado durante la reunión de ayuno y testimonios. Luego, en un testimonio real, uno esperaría algo acerca de cómo algún evento de la vida, la ha ayudado a crecer espiritualmente. Pero, Savannah no hace eso. Ella continúa defendiendo su posición diciendo:

“Ninguna parte de mí es un error”.

“Yo no elijo ser de esta manera y no es una moda.”
Sé que no soy una horrible pecadora por ser quien soy.
“Sé que puedo tener todas estas cosas como lesbiana y ser feliz.”
“Creo que si Dios está allí, Él sabe que soy perfecta tal como soy y nunca me pediría que viviera mi vida sola o con alguien por quien  no me siento atraída”.

En medio de su discurso ella dice: “Creo que Dios me diría si estuviera equivocada.”

Bueno, como miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, creemos que Él hizo exactamente eso. No creemos que sea una “pecadora horrible” por ser quien es, pero encontrará las enseñanzas de la Iglesia sobre la familia y las relaciones claramente expuestas en el documento titulado “La familia, una proclamación para el mundo”.[8] Una creencia fundamental de nuestra fe. Desde la perspectiva de un mormón, ella está diciendo que no confía en las enseñanzas de Jesucristo dadas a través de nuestros profetas de hoy.

El Plan del Padre Celestial

Savannah está absolutamente en lo cierto al afirmar que Dios la ama y que somos todos únicos. Todos nacemos con diversos talentos. Todos nacemos con pasiones y deseos. Todos nacemos con debilidades. Y todos somos sus hijos.

El Plan de nuestro Padre Celestial es hacernos aprender a superar nuestras debilidades, para que todos podamos crecer. Es para controlar nuestras pasiones y deseos. Es para desarrollar nuestros talentos y dones. Él nos dio un conjunto de directrices llamadas mandamientos que nos darán la mayor cantidad de felicidad en la mortalidad y en la vida eterna. La pregunta es si creemos y confiamos en Él.

Ninguno de nosotros somos perfectos tal como somos. Todos tenemos dificultades. Esto no es para desalentarnos, es solo el simple hecho de la mortalidad. Algunas personas terminan viviendo solas incluso cuando son fieles. No es un castigo. Es uno de los muchos retos de la vida.

Lo que nos espera

Deseo a Savannah lo mejor sin importar sus opciones futuras. Espero lo mejor de esta situación por el bien de todos los involucrados. Cada niño necesita ser nutrido y tener la oportunidad de crecer y estar seguro de sí mismo antes de ser sometido al ruido del bombardeo del mundo. Personalmente conocí a jóvenes que pensaban que eran homosexuales cuando tenían 12 o 13 años y ahora están en relaciones heterosexuales felices. No me gustaría verla en titulares mientras decida en qué dirección podría ir su vida.

Después de que Savannah habló, el líder de la iglesia que dirigía la reunión se levantó y repitió unas declaraciones edificantes y verdaderas que Savannah hizo. No hubo un lenguaje áspero. No hubo condenación. No hubo juicio negativo. No había falta de apoyo para Savannah como hija de Dios. Lo que ocurrió fue ver a un líder de la iglesia que protegía el propósito de la reunión sacramental y estaba reenfocándolo en el Evangelio de Jesucristo. Este incidente fue simplemente un caso de uso inapropiado del tiempo y acerca de lo que se defendía.

Este artículo fue escrito originalmente por Scott Gordon y publicado en FairMormon.org

 

 

[1] https://www.reddit.com/r/exmormon/comments/6a31bl/did_anyone_hear_about_the_12yo_girl_whose_mic_was/
[2] https://www.lds.org/handbook/handbook-2-administering-the-church/meetings-in-the-church/18.2.1?lang=spa#182
[3] https://www.lds.org/liahona/2004/08/5?lang=spa
[4] https://www.lds.org/liahona/2004/08/5?lang=spa
[5] https://www.lds.org/topics/testimony?lang=spa&old=true
[6] Grabar nuestro servicio de adoración en la capilla es contra la política de la iglesia. Pero, siendo invitados, probablemente no sabían eso, o no les importaba.
[7] Declaró en Reddit: “Me ofrecí a editar y distribuir el video, así como promover el infierno fuera de él. He pasado al menos 40 horas en los últimos diez días editando y promoviendo el video a todos los contactos de los medios que he hecho (y muchos otros nuevos) “.
[8] https://www.lds.org/topics/family-proclamation?lang=spa&old=true

 

 

 

 

 

 

 

| Vida S.U.D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *