JAS: Lo que debes saber sobre salir en citas y por qué no debes renunciar a ellas

¿Quién no se siente frustrado o triste después de salir en citas y que ninguna de ellas resulte en noviazgo o matrimonio? ¿Ya no quieres salir en citas? ¿Te sientes desanimado?

Hoy compartimos perspectivas con respecto a salir en citas de dos terapeutas Santos de los Últimos Días expertas en relaciones. ¡Veamos!

Citas desalentadoras y ser rechazado

JAS

También te puede interesar: 22 maneras de evitar quedarte como “ángel ministrante”

Muchas personas han tenido más de unas pocas citas desalentadoras. Aunque nunca es divertido ser rechazado, es vital que los adultos solteros sepan que ese sentimiento es una experiencia universal.

“Somos tan sensibles al rechazo que, para casarnos, para llegar al otro lado, tenemos que desarrollar un sentido saludable de normalización del rechazo y adaptarnos a él.

No es que tengas que estar de acuerdo con eso, pero debes trabajar en ello. No vas a encajar con todo el mundo y eso está bien”, dijo Loni Harmon, una trabajadora social clínica licenciada Santo de los Últimos Días.

Tomar un descanso de las citas

Si sientes que es el momento de tomar un descanso, ¡hazlo!

Si bien la Iglesia fomenta salir en citas, es sano y, con frecuencia, es muy necesario, dar un paso atrás de vez en cuando.

“Es muy fácil desanimarse con respecto a salir en citas. Sin embargo, pienso que normalizar no tener ganas de salir en citas ahora o si te sientes agotado… no significa que nunca querrás volver a ellas.

A veces, darle un descanso a tu mente, si te sientes demasiado herido o anticuado… tal vez, darte un espacio para decir: ‘No quiero gastar mi energía en esto en este momento’, no significa que estés yendo en contra de la Iglesia. No significa que te echarán de ahí”, dijo Melanie Cox, terapeuta matrimonial y familiar Santo de los Últimos Días.

Mientras tanto, trabaja en otros aspectos de tus relaciones. Por ejemplo, crea límites saludables en tus amistades, aprende a decir “no” de una manera amable, y busca retroalimentación de tus amigos y familiares sobre cómo apoyarlos mejor.

¡No uses etiquetas!

Tener una perspectiva amplia, puede marcar la diferencia.

“Con frecuencia, nos definimos por ciertos hitos: ‘¿He tenido novio? ¿He besado a alguien? ¿Me he casado y divorciado?’

Hay muchas etiquetas que asumimos que significan mucho y debemos parar con eso. [Debemos tener] paciencia con nosotros mismos para que esas cosas no determinen la felicidad del matrimonio”, dijo Cox.

No pierdas la fe en que encontrarás a tu compañero eterno

También te puede interesar5 Consejos para Adultos Solteros: Cómo encontrar un amor que dure

A veces, los adultos Santos de los Últimos Días dudan de su fe cuando sus citas no resultan en matrimonio, dice Harmon.

Con frecuencia, debido a que los solteros tienen un profundo deseo por el matrimonio eterno y la familia eterna, sienten un dolor igualmente profundo cuando las cosas en su vida no parecen estar yendo como desean.

“Eso crea resentimiento. A veces, las personas se enojan con Dios debido a ese tema. 

Hay muchas personas que se quedan atascadas en la idea de que ‘casarse es una bendición y, por tanto, estoy haciendo algo mal. No tengo la suerte de estar casado’. 

Eso hace que las personas se sientan desconectadas de Dios”, dijo Harmon.

Confía en la expiación, si cometes errores, puedes volver a intentar

citas

Confiar en la expiación de Jesucristo puede ayudar a la hora de abordar el tema de salir en citas.

Como seres humanos, no somos perfectos. La clave es recordar que algunos pasos en falso forman parte del juego.

“Solo mejoraremos en el ámbito de las citas a medida que practiquemos, aprendamos, intentemos y fracasemos. Probablemente, en el camino, lastimaremos a alguien por accidente.

Intentemos involucrar la Expiación en esto y la próxima vez lo haremos mejor.

Llegará el momento en el que digamos: ‘Vaya, puedo ver que [en cierto tiempo] no supe cómo manejar esto… Tuve mucho temor… Sin embargo, ahora…’

Recordemos que la Expiación nos ayuda a trabajar en nuestros errores, cambiarlos y no ver el fracaso como una perdición, sino como un propósito. 

Se supone que cometamos errores. Sin embargo, intentar mejorar en esos aspectos en el ámbito de las citas, nos preparará mucho más para tener un matrimonio saludable más adelante”, dijo Cox.

¡No te conformes con alguien que no te haga feliz!

relación

Finalmente, la conexión es parte de quiénes somos como seres humanos. Descansar un tiempo de las citas está bien, pero no te rindas.

“Recuerda que estás programado para la conexión. 

Vas a atravesar por ello. Es parte del plan de tu Padre Celestial. Así es como funciona tu ADN. 

Entonces, acepta el hecho de que hoy, en este momento, no deseas salir en citas. Pero, después haz un plan para cuando estés listo para volver al ruedo, de modo que puedas sentir que estás dando lo mejor de ti”, dijo Harmon.

Cuando estés listo para volver a salir en citas, busca a una persona con la que puedas tener una relación de calidad, incluso si no termina en matrimonio.

“La expectativa realista es que debes apuntar a la luna. Tú quieres ser feliz. No te conformes con alguien con quien no seas feliz. ¡Sigue intentándolo! ¡Ya verás los resultados!”, dijo Harmon.

¿Te ayudó este artículo? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Fuente: LDS Living

| Vida S.U.D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *