Élder Uchtdorf: “El conflicto es inevitable, pero la contención es una elección”

A principios de este año, el élder Dieter F. Uchtdorf compartió un discurso en la Semana de la Educación de BYU. El apóstol mencionó: 

“El conflicto es inevitable. La contención es una elección”.

Este punto fue muy significativo debido a que en ocasiones pensamos que el conflicto y la contención son lo mismo.

Fuente: BYU YouTube

También te puede interesar:¿Por qué José Smith instituyó la práctica de la poligamia?

En un episodio del podcast “All In”, J. David Pulsipher, autor del nuevo libro “Proclaim Peace”, reforzó las palabras del élder Uchtdorf al explicar que “algunas de las partes más hermosas de nuestro mundo se crean por medio del conflicto”, y que a su vez la contención debe evitarse.

Pulsipher compartió como Santos de los Últimos Días, con frecuencia sentimos temor del conflicto. 

“Creemos que el conflicto es malo. Leemos la amonestación del Salvador al pueblo en 3 Nefi 11 que dice: “El espíritu de contención no es mío, sino es del diablo” y sustituimos inconscientemente la palabra contención por la palabra conflicto cuando ambos términos no significan lo mismo”.

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre ambas? El autor explicó:

Fuente: Canva

“El conflicto crea belleza. El conflicto, cuando se afronta de la manera correcta, nos lleva a través de un proceso en el que somos co-creadores con Dios. Por lo tanto, no deberíamos tener miedo al conflicto”.

Para aclarar este punto, David compartió el ejemplo de la creación de este mundo.

Si pensamos en ello, nos damos cuenta de que ese proceso fue un proceso de separación y división: se separó la luz de la oscuridad, el agua de la tierra, creando múltiples variedades de plantas y animales, machos y hembras.

“Todas estas diferencias y divisiones, que son parte del proceso de la creación, se ponen en tensión entre sí.

Y es la tensión entre ellas, la tensión entre el día y la noche lo que crea atardeceres y amaneceres. La tensión entre el agua y la tierra crea montañas, cañones y paisajes marinos”.

matrimonio

Fuente: Shutterstock

En el caso del genero humano, Pulsipher expresó que cuando se trata de conflictos, podemos involucrarnos en todo tipo de desacuerdos y diferencias, y estos crearán hermosos cambios en nuestras familias, en nuestros lugares de trabajo, entre nuestros amigos y en nuestras comunidades.

La contención, por otro lado, es involucrarse en esas diferencias de una manera que no respetamos o amamos ninguna.

Cuando perdemos ese sentido de amor y respeto por las personas que son diferentes a nosotros, ya sea político o cultural, o religioso, o simplemente personalidades diferentes, nos vemos involucrados con la ira, vemos a las personas como objetos y no como laque son en realidad.

Fuente: Canva

Eso es lo que llamamos contención y eso no es de Cristo.

Pulsipher también agregó que el Creador, que usa el conflicto para la creación, no lo hace con ese tipo de espíritu. Por lo tanto, ese espíritu de contención es lo que tenemos que evitar. 

No tenemos que evitar el conflicto, de hecho, no debemos evitarlo. Debemos involucrarnos en nuestros conflictos, involucrarnos en ellos con amor para abrirnos a los demás.

“El conflicto es inevitable. Es una condición de la vida mortal. Es parte de nuestra prueba. La contención, sin embargo, es una elección. Es una de las formas en que algunas personas eligen responder ante un conflicto”.- Dieter F. Uchtdorf

Fuente: Lds Living

| Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *