Lo que el Libro de Mormón nos enseña sobre el nuevo símbolo de la Iglesia

libro de mormon

Nos sentimos agradecidos con el especialista en el estudio de Mesoamérica y profesor de BYU Mark Alan Wright por su notable percepción. Publicó su artículo titulado “Axes Mundi” en Interpreter  en 2014 y lo compartió con nosotros en su gira por Guatemala en 2015.

También te puede interesarEl nuevo símbolo de la Iglesia enfatiza el papel central del Salvador

Cuando el Salvador se apareció a Sus apóstoles en el Viejo Mundo después de Su resurrección, primero les mostró las marcas de los clavos en Sus manos y después la herida de Su costado. Vemos ese orden en Juan 20: 20, 25, 27.

La versión de Lucas 24:39 – 40 solo menciona las marcas en Sus manos y pies. Sus seguidores de Judea, que estaban familiarizados con la ejecución romana de la crucifixión, prestaron más atención a las marcas de Sus manos y pies.

Cuando el Salvador se apareció a Sus discípulos y a las personas que se reunían en el templo en la tierra de Abundancia, casi un año después de Su muerte y resurrección en Jerusalén, les mostró Su cuerpo herido, pero esta vez en un orden invertido.

Lo que nos enseña el Libro de Mormón sobre el nuevo símbolo de la Iglesia

Yongsung Kim Art.

Invitó a los nefitas a colocar sus manos en Su costado y después a sentir las marcas de Sus manos y pies (3 Nefi 11: 14 – 15).

En Mesoamérica, donde el sacrificio humano se realizaba por lo general mediante la extracción del corazón, las personas se centraron primero en la herida de Su costado.

Para Sus seguidores en el Viejo y Nuevo Mundo, el Salvador resucitado llevaba símbolos de sacrificios físicos.

Él les dijo explícitamente a los nefitas que esos símbolos los convencerían de que Él era “el Dios de toda la tierra” (3 Nefi 11: 14).

El nuevo símbolo de la Iglesia, que proviene de la estatua del Christus de Bertel Thorvaldsen y el diseño del logo de MacRay Magleby de 1995, muestra tanto la herida en el costado del Salvador como las marcas de los clavos en Sus manos y pies.

Un símbolo que encaja perfectamente para “la única iglesia verdadera y viviente sobre la faz de toda la Tierra” (DyC 1:30).

Fuente: Book of Mormon Central

| El Libro de Mormón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *