El Señor te tomará de la mano, caminará contigo y no te dejará jamás

La vida a veces nos reta de una manera tal que sentimos que no tenemos las fuerzas necesarias para seguir adelante, que no contamos con los recursos necesarios para superar nuestros desafíos y tribulaciones. 

Podemos llegar a pensar que allí, en ese lugar oscuro, frío y desolado, sencillamente está el fin, el fin de las fuerzas de nuestro espíritu, o incluso creer que el Señor se ha olvidado de nosotros a pesar de que en otras ocasiones nos ha guiado a la salida de las más fuertes tormentas.

“Dios puede percibir [tus problemas y aflicciones] pues Él es la fuente de esa luz que ustedes buscan; los ama y conoce sus temores; escucha sus oraciones.” -Jeffrey R. Holland

También te puede interesar: Nunca estás solo, el Señor siempre camina contigo, Él siempre escucha tus oraciones

Hay algo que debes saber: ¡A todos nos pasa lo mismo! Todos en algún momento de nuestra vida hemos pasado por ese tipo de incertidumbres. 

No te dejes vencer, simplemente no lo permitas. Resiste los golpes de la vida, tal como lo haría un boxeador. Si caemos podemos volvernos a levantar, a pesar de cuanto nos cueste, tenemos todo lo necesario para ganar.

“Los campeones no se hacen en gimnasios, están hechos de algo inmaterial que tienen muy dentro de ellos. Es un deseo, un sueño, una visión.” – Muhammad Ali

Al igual que el entrenador que guía al boxeador, también tenemos a alguien que nos guía y nos instruye. Hay alguien que nos recuerda que nuestros esfuerzos no son en vano y que no estamos solos en la lucha.

“Porque yo, Jehová, soy tu Dios, quien te sostiene de la mano derecha y te dice: No temas, yo te ayudaré.” – Isaias 41:13

Es el Señor quien conoce cada uno de tus pensamientos, cada uno de tus deseos, de tus tristezas, de tus anhelos. Y no te dejará jamás.

“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te fortalezco; siempre te ayudaré; siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.” – Isaias 41:10

Sintamonos seguros de Su amor y de Su apoyo. Sigamos adelante con fe en el Señor sabiendo que Él nos sostendrá. Sólo perderemos la batalla cuando nos demos por vencidos, cuando dejemos nuestras fuerzas a un lado y anulemos la resiliencia que llevamos dentro. 

Ningún problema será superior a lo que podamos enfrentar si estamos con Él, ninguna situación será tan extrema que Él no nos permita resurgir, porque para eso dio Su vida, para que un día podamos comer del fruto que trae un gozo incomparable, para que podamos volver a casa.

“Hay felicidad. Hay realmente una luz allende la obscuridad. Es la Luz del Mundo, la Estrella Resplandeciente de la Mañana; la “luz que es infinita, que nunca se puede extinguir”. Es el Hijo de Dios mismo.” -Jeffrey R. Holland

Aún cuando no podamos ver el lado positivo detrás de cada uno de nuestros desafíos, podemos contar las cosas simples y sencillas que tenemos. Habrá mucho más que sólo aflicciones, encontrarás un tesoro lleno de bendiciones.

Así que, haz una pausa, respira profundo, levántate y empieza de nuevo. ¡No te des por vencido! ¡Tú puedes! Lo mejor está aún por venir. 

“No te des por vencido, muchacho. No te desanimes. Sigue caminando. Sigue intentándolo. Encontrarás ayuda y felicidad más adelante… Mantén la cabeza en alto; al final todo saldrá bien. Confía en Dios y cree en las cosas buenas que están por venir.” -Jeffrey R. Holland

Hay alguien que te ama y que se preocupa por ti. 

Alguien que te ama te está animando.

Y recuerda: Las bendiciones que esperas, en el Señor siempre llegan.

| Fe en Jesucristo
Publicado por: *Sabina Mujica Estrada
Graduada de Turismo, Hotelería y Gastronomía, apasionada por los libros y los idiomas, profesional armando rompecabezas.
misioneros
Élder Uchtdorf a los misioneros: Nunca subestimen el poder del Libro...
élder Renlund en Puerto Rico
Élder Renlund en Puerto Rico: Dios hará que todas las cosas estén...

Deja un comentario*

comment_before*