El Elder Randall K. Bennett, de los Setenta, habló en un devocional en el campus de la Universidad Brigham Young el 19 de marzo sobre la importancia de seguir a los Profetas y compartió una experiencia que cambiaría la forma en que sigue al Señor.

Cuando era una niña de 15 años, Shelley Watchman, asistió a la conferencia para jóvenes, y fue ahí donde inesperadamente conoció a un Apóstol. Cuando conoció al Apóstol, quien no sabía a Shelley ni su situación familiar, él la invitó a hacer algo sorprendente:

“¿Besarías a tu padre en la mejilla todas las noches y le dirías que lo amas, por todo un año?”, Preguntó el Apóstol.

La joven estuvo de acuerdo, aunque en silencio pensó que sería una tarea imposible. El Apóstol no sabía que su padre era un hombre maravilloso pero muy reservado y que no era miembro de la Iglesia. La joven obediente hizo lo que el Apóstol le pidió que hiciera, a pesar de la respuesta desfavorable inicial de su padre.

Elder Bennett

“Ella persistió noche tras noche, pero su padre simplemente se sentaba como una estatua mientras lo besaba en la mejilla y le decía: ‘Te amo, papá’”, dijo el Elder Randall K. Bennett, de los Setenta y ahora esposo de Shelley, durante un devocional en el campus de la Universidad Brigham Young el 19 de marzo.

También te puede interesar: 3 cosas que podemos recordar cuando el asistir a la Iglesia se vuelve incómodo

Continuó el ritual de cada noche durante un año entero y luego, porque disfrutaba expresarle amor a su padre, decidió continuar. El Elder Bennett compartió: 

“Eventualmente, una noche ella escuchó a su padre susurrar: ‘También te amo’. A la noche siguiente también la besó en la mejilla. Unos días después, su amado padre falleció repentinamente de un ataque al corazón.”

Elder Bennett

Aunque era una tarea pequeña, la obediencia de Shelley a la invitación del Apóstol hizo posible que escuchara a su padre decirle que la amaba, algo que ella había deseado profundamente, y que también suavizó el corazón de su padre.

“Ahora, puede que tampoco tengan circunstancias perfectas, pero les prometo que si actúan con fe en su Padre Celestial y Su plan, y en Jesucristo y Su expiación, y siguen a los Profetas de Dios, les prometo que se les dará el poder para hacer lo que el Señor necesita que hagan, y convertirse en lo que sea que Él necesita que sean a pesar de sus circunstancias.”

Seguir a los Profetas de Dios está directamente relacionado con recibir las bendiciones del Padre Celestial, dijo el Elder Bennett.

Elder Bennett

“Su contribución al mundo será profunda siempre y cuando se encuentren siguiendo a los Profetas de Dios. Además de recordar quiénes son, el Presidente Nelson nos invita continuamente a mejorar, y siempre promete bendiciones, las cuales vienen cuando aceptamos las invitaciones del Señor a través de Él.”

El Elder Bennett también compartió videoclips de seis invitaciones de las enseñanzas del Presidente Nelson dirigida para los jóvenes adultos. Cada video compartía una invitación y prometía bendiciones para la persona que obedeciera esa invitación.

“El Presidente Russell M. Nelson ha extendido numerosas invitaciones proféticas con importantes bendiciones prometidas. Actuar sobre esas invitaciones los acercará más a su Padre Celestial y a su Salvador.”

1. Una persona debe preguntarle a nuestro Padre Celestial qué siente por él o ella y cuál es su misión en la tierra, y luego seguir esas impresiones con exactitud

espíritu

“El mundo les hará creer que las invitaciones proféticas no son importantes y que no harán ninguna diferencia en sus vidas. Sin embargo, les prometo que… ‘por cosas pequeñas y sencillas se realizan grandes cosas’ en nuestras vidas.”

2. Aprende ‘todo lo que puedas’ sobre Jesucristo y síguelo

Jesucristo sufrimiento

“Cuando vengan a Cristo y lo pongan en el centro de su vida, Él les bendecirá con todo lo que necesiten. No permitan que las distracciones del mundo desplacen o reemplacen el lugar del Salvador en su corazón o en su vida.”

3. Pasa más tiempo donde el Espíritu está presente

templo samoa

“¿En dónde puede estar presente el espíritu?. En sus oficinas, en sus habitaciones, en sus apartamentos, en un parque, en una clase, incluso durante un examen y, por supuesto, en la Iglesia y en el templo. 

El Espíritu puede estar presente en cualquier lugar apropiado donde ustedes y aquellos con quienes se encuentran buscan verdaderamente invitar Su influencia.

El Señor hará más que igualar tus esfuerzos. Él aumentará el tiempo que les queda si se comprometen verdaderamente a apartar un tiempo para comunicarse con Él, estudiar Sus verdades y ayudar en Su obra.”

4. Aprende a escuchar y seguir los susurros del Espíritu Santo

perdonar

Haciéndose eco de las palabras del Presidente Nelson, el Elder Bennett les prometió a los estudiantes que recibirán respuestas mientras que hagan el esfuerzo espiritual necesario con sinceridad y persistencia para poder escuchar los susurros del Espíritu Santo. 

Para hacer lo que el Señor necesita que una persona haga, él o ella debe tener la compañía constante del Espíritu Santo.

5. Estudia el Libro de Mormón en oración todos los días

iglesia

“Durante mis años en la universidad, recuerdo vívidamente el estrés de estudiar, trabajar, pagar las cuentas, las tareas, los informes, encontrar un mejor trabajo, exámenes parciales, finales, una tesis, etc. A veces me parecía abrumador. Pero la oración diaria y el estudio de las Escrituras magnificaron poderosamente mi capacidad para hacer todo lo que se requería. 

Estas invitaciones son simples y las promesas son geniales, recuerda que por cosas pequeñas y sencillas se pueden hacer grandes cosas.”

6. Sirve a tus antepasados ​​y a otros en el templo

ángeles mas alla del velo

Los milagros vienen cuando las personas pasan tiempo en el templo, enseñó el Elder Bennett. 

“Ser servicial con un enfoque en los demás en lugar de enfocarse en ustedes mismos les traerá grandes bendiciones. [Sentirán] un gozo increíble al servir a los demás.”

El Elder Bennet también dijo que las invitaciones proféticas siempre han traído bendiciones.

Recordándoles a los presentes la oportunidad que se presenta en cada Conferencia General, el Elder Bennett les invitó a prepararse y mirar cada sesión de la próxima Conferencia.

“Estas promesas proféticas se aplican a todos y cada uno de ustedes. Todo lo que tienen que hacer es ejercer la fe y seguir los pasos pequeños y sencillos necesarios para recibir las bendiciones que el Profeta del Señor les prometió personalmente… 

Mientras miran las próximas sesiones de la Conferencia General, escuchen las invitaciones apostólicas y las bendiciones prometidas asociadas [a cada principio].”

Este artículo fue escrito originalmente por Marianne Holman Presscott y fue publicado originalmente por thechurchnews.com bajo el título “What an apostle’s challenge to say ‘I love you, Dad’ teaches about following the prophets of God