15 datos curiosos sobre los 3 testigos que probablemente no habías escuchado antes

3 testigos

Sabes que vieron un ángel. Sabes que vieron las antiguas planchas del Libro de Mormón. Y es probable que sepas que mantuvieron ese testimonio durante toda su vida. 

Pero probablemente nunca has oído hablar de los siguientes 15 datos curiosos sobre cada uno de los 3 testigos especiales del Libro de Mormón.

También te puede interesar:“Witnesses”: La nueva película sobre los tres testigos del Libro de Mormón

Oliver Cowdery

Oliver Cowdery

Oliver Cowdery

1. Oliver era primo segundo de José Smith

A pesar del parentesco, Oliver y José no se conocieron hasta abril de 1829. Oliver trabajó como escriba de José desde abril hasta junio, cuando se completó la traducción del Libro de Mormón.

2. Después de que Oliver se separó de la Iglesia, se convirtió en un abogado muy respetado

Mientras Oliver ejercía la abogacía, tuvo un aprendiz llamado William Lang. Lang luego se convirtió en fiscal, juez, alcalde de Tiffin Ohio y senador estatal de Ohio. Acerca de Oliver, él escribió:

“El Sr. Cowdery fue un abogado capaz y un gran defensor. Sus modales eran como los de un caballero y era fácil de tratar; era educado, digno, pero cortés.

Tenía un rostro amplio, frente alta, ojos de color marrón oscuro, nariz romana, labios tensos y una mandíbula inferior prominente.

Tenía el rostro afeitado, era pulcro y ordenado en su persona. Era de estatura ligera, de 1.67 metros de alto, y caminaba de manera relajada. A pesar de toda su bondadosa y asequible disposición, había cierto grado de tristeza que parecía invadir todo su ser.

Su asociación con los demás estuvo marcada por la gran cantidad de información que transmitía su hablar y la belleza de su voz melodiosa.

Sus discursos al tribunal y al jurado se caracterizaron por un alto orden de oratoria, con ingenio y fuerza forense. Era modesto y reservado, nunca hablaba mal de nadie, nunca se quejaba”.

3. Oliver tenía 22 años cuando comenzó a desempeñarse como escriba de José Smith

Oliver Cowdery

Oliver Cowdery

Nació el 3 de octubre de 1806 y comenzó a desempeñarse como escriba de José en abril de 1829. Era aproximadamente un año más joven que José Smith, quien nació el 23 de diciembre de 1805.

4. Oliver se casó con la hermana de David Whitmer, Elizabeth Ann

Ellos contrajeron matrimonio en 1832.

5. La asociación de Oliver con el Libro de Mormón le hizo perder un trabajo

Oliver Cowdery

Del libro de Richard Lloyd Anderson, “Investigating the Book of Mormon Witnesses”:

“El enérgico presidente de 1840 requirió un periódico demócrata en el condado de Seneca, Ohio, y fueron necesarios tanto una imprenta como un editor. Cowdery fue elegido para ese trabajo, claramente en base a las recomendaciones de demócratas prominentes de su región en Cleveland-Kirtland, a unos 322 kilómetros al noreste.

Más adelante, un destacado político de Tiffin comentó sobre la fundación de aquel periódico de campaña: “Oliver Cowdery pudo haber sido editor, pero fue descartado al descubrirse que él fue uno de los siete fundadores del mormonismo”.

Si lo acontecido con los seis organizadores o los once testigos es confuso, el recuerdo del mismo deja en claro que un testigo del Libro de Mormón no puede ser un activo político ni puede ser aceptado en una posición en el partido local.

No obstante  el hecho de que Oliver Cowdery permaneciera en Tiffin durante siete años y se ganara el respeto de una comunidad sesgada dice mucho de sus capacidades como persona y carácter”

David Whitmer

David Whitmer

David Whitmer

6. Durante un periodo, David se convirtió en alcalde de Richmond, Missouri

Toda la evidencia apunta al hecho de que era un hombre muy respetado en Richmond. En 1884, el republicano de St. Louis escribió:

“La honestidad y el excelente carácter de la familia Whitmer están respaldados, sin excepción, por el pueblo de Richmond”.

7. David miró a la muerte a la cara y confirmó su testimonio

David whitmer

David Whitmer

Según John P. Greene:

“Cuando el populacho volvió a reunirse, fueron a las casas de varios de los líderes mormones. Y tomando a Isaac Morley, David Whitmer y otros, les dijeron que se despidieran de sus familias, porque nunca las volverían a ver.

Luego, llevándolos a punta de bayoneta a la plaza pública, los desnudaron, los bañaron en brea y los emplumaron, entre amenazas e insultos.

El oficial al mando luego llamó a doce de sus hombres y les ordenó que tomaran sus armas y las apuntaran al pecho de los prisioneros, y que estuvieran listos para disparar cuando él les diera la orden. 

El oficial se dirigió a los prisioneros, amenazándolos con una muerte instantánea a menos que negaran el Libro de Mormón y confesaran que era una mentira; al mismo tiempo, agregó que si lo hicieran, podrían disfrutar del privilegio de ser ciudadanos.

David Whitmer, entonces, levantó las manos y dio testimonio de que el Libro de Mormón era la Palabra de Dios. El populacho luego los dejó ir”.

8. David hizo todo lo posible por corregir a quienes tergiversaron su testimonio

Por ejemplo:

“Está registrado en la “American Cyclopedia” y la “Encyclopedia Britannica”, que yo, David Whitmer, he negado mi testimonio como uno de los Tres Testigos de la divinidad del Libro de Mormón: y que los otros dos testigos, Oliver Cowdery y Martin Harris, negaron su testimonio de ese libro.

Diré una vez más a toda la humanidad que nunca, en ningún momento, he negado dicho testimonio ni cualquier parte del mismo.

También testifico al mundo que ni Oliver Cowdery ni Martin Harris jamás negaron su testimonio en ningún momento. Ambos murieron afirmando la verdad de la autenticidad divina del Libro de Mormón ”. -David Whitmer, Richmond, Virginia, 1887

Y otro más:

“Habiendo sido representado por un tal John Murphy de Polo, Misuri, de que yo, en una conversación con él el verano pasado, negué mi testimonio como uno de los tres testigos del Libro de Mormón.

Por lo tanto, con el fin de que él pueda entenderme ahora si es que no lo hizo entonces, y que el mundo pueda conocer la verdad, deseo ahora, de una vez por todas, en el mismísimo ocaso de la vida y en el temor de Dios, por así decirlo, hacer esta declaración pública;

Que nunca, en ningún momento, he negado ese testimonio o cualquier parte del mismo, el cual durante tanto tiempo se ha publicado en ese libro como uno de los tres testigos. Aquellos que me conocen bien, saben mejor que nadie que me he adherido a ese testimonio.

Y para que ningún hombre pueda ser engañado o dudar de mis puntos de vista actuales con respecto al mismo, ahora afirmo nuevamente la verdad de todas mis declaraciones, tal como fueron hechas y publicadas entonces.

El que tiene oído para oír, que oiga; no fue una ilusión. Lo que está escrito, escrito fue, y el que lee, que pueda entender”. –David Whitmer, “A Proclamation”, 19 de marzo de 1881

9. David conoció a José Smith gracias a Oliver Cowdery

David Whitmer

Oliver y él eran amigos.

10. David fue expulsado de Far West debido a la persecución danita

Los danitas eran un grupo de vigilantes de Santos de los Últimos Días que perseguían a los que abandonaban la fe. David se apartó de la Iglesia en 1838 debido a sus desacuerdos con José Smith, pero aún así continuó viviendo entre los santos en Far West, Misuri.

En junio de 1838, recibió una carta de Sampson Avard, un líder danita, indicándole que debía abandonar la ciudad, “o de lo contrario, le sobrevendría una terrible calamidad”. Él se fue con su familia y se reasentó en Richmond, Misuri.

Martin Harris 

Martin Harris

11. En 1841, los periódicos informaron que Martin Harris había sido asesinado en Illinois por hablar en contra de la Iglesia

No. Martin no falleció hasta 1875. Según el investigador Richard Anderson:

“Esto fue pronto corregido por el Painsville Telegraph, que informó desde la residencia de Harris en Ohio que todavía estaba con vida para leer ‘lo que se diría de él después de su muerte’”.

No obstante, Martin recibió un pintoresco tributo de un editor en Rochester, Nueva York:

“Siempre hemos considerado al Sr. Harris como un hombre honesto. Lo conocimos por primera vez en Palmyra, en la primavera de 1828, poco después de que se encontraran las planchas de las que se dice que se tradujo el Libro de Mormón. … 

Aunque analfabeto y en realidad de una mentalidad supersticiosa, mantuvo durante mucho tiempo un carácter irreprochable de rectitud… 

Por sus vecinos y conciudadanos, con quienes trabajaba ardua y casi incesantemente, se lo consideraba más como alguien que se engañó a sí mismo que alguien que deseaba engañar a otros a sabiendas.

Aun así, fue sometido a muchas burlas y reprensiones, todas las cuales soportó con mansedumbre”. Rochester Daily Democrat, 23 de junio de 1841.

12. Después de que Martin fue excomulgado, se relacionó con diferentes grupos de Santos de los Últimos Días

A pesar de su distanciamiento con José Smith, el celo de Martin por el Libro de Mormón perduró intensamente por el resto de su vida.

No importaba con qué grupo disidente se asociaba en un momento dado, él siempre reiteraba su testimonio del registro del Libro de Mormón y el ángel que se lo presentó.

Los grupos disidentes de Santos de los Últimos Días con los que se asoció, aunque fuera breve, fueron los strangitas (James Strang), los whitmeritas (David Whitmer), los guilamitas (William Smith) y los gladdenitas (Gladden Bishop). Con el tiempo, se volvió a unir a los “brighamitas” en Utah y se volvió a bautizar en 1870.

13. Martin Harris se reincorporó a los Santos en Utah por medio del Ferrocarril Transcontinental

Martin Harris

Martin Harris

El ferrocarril finalizó su construcción en 1869. Martin realizó el viaje en 1870.

14. La esposa de Martin Harris, Lucy, era su prima hermana

Aparentemente, era una práctica perfectamente aceptable en el siglo XIX.

15. Martin Harris le dio a José Smith alrededor de $ 3,000 para publicar el Libro de Mormón. El monto en la actualidad estaría entre $ 71,364 y ​​$ 81,882

Martin Harris

Martin Harris

Obtuve dos respuestas diferentes de dos cálculos diferentes, que puedes verificar por ti mismo si lo deseas, aquí y aquí.

Hablando de dinero, a Martin no le gustaban los billetes. Le gustaba el oro y la plata, el medio que se utilizaba en la antigüedad. Por lo tanto, él tampoco estuvo muy feliz con la creación de la Sociedad de Seguridad Financiera de Kirtland, respaldada por la Iglesia, que se desarrollaría más adelante y que utilizaba el papel como dinero.

El fracaso de la SSFK fue probablemente la causa principal de su decepción con la Iglesia y José.

¿Qué otros datos curiosos conoces sobre los tres testigos? ¡Compártelos con nosotros en los comentarios!

Fuente: Thirdhour.org

| Historia de la Iglesia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *