La Guerra Revolucionaria y la Restauración

estados unidos

Como mormones, consideramos a Estados Unidos como el único lugar en el mundo en 1820 donde existía suficiente libertad religiosa para posibilitar que la Iglesia restaurada sobreviviera. Incluso, la libertad religiosa que existía en ese tiempo fue apenas suficiente para que los santos de los últimos días sobrevivieran. La Guerra Revolucionaria fue necesaria para llegar a ese punto.

También te puede interesar:El Élder Cook nos enseña que la historia de la iglesia no tiene que malinterpretarse, ya que puede fortalecer la fe

Muchos de los inmigrantes que vivían en las colonias de los Estados Unidos en la década de 1700 habían huido de persecuciones religiosas en Europa. Vieron su causa tan noble y desearon tener éxito en los Estados Unidos para ser un tipo de luz sobre la colina. Se vieron a sí mismos viviendo de acuerdo con el verdadero plan de Dios al separarse de la Iglesia Anglicana en Inglaterra y la ortodoxia católica en Europa.

Las iglesias tradicionales y sus líderes en Europa sintieron profundamente que el caos era el resultado de dejar a las personas creer de cualquier manera que desearan. Además, sentían que tenían la única verdad. Observaron el orden de tener una religión nacional. Esto parecía tan importante, que estuvieron muy dispuestos a castigar a los herejes sentenciándolos a muerte.

En cuanto a quién perseguía a quién, variaba por área. En algunos lugares, los católicos castigaban a los protestantes mientras que en otros lugares, los protestantes castigaban a los católicos. En otra parte, los católicos y los protestantes eran perseguidos por otros grupos religiosos pequeños. Muchos religiosos huyeron a los Estados Unidos para salvar sus vidas.

Mientras que Estados Unidos avanzaba hacia una guerra de independencia de Inglaterra, las lealtades de los colonos se dividieron. Algunos querían la independencia y otros, eran fieles a Inglaterra. Esto generalmente resultó en fuertes sentimientos a favor o en contra de la iglesia de Inglaterra. Es decir, la iglesia anglicana.

Estados Unidos, escogido por Cristo

estados unidos

Los fuertes sentimientos religiosos se hicieron más fuertes. Muchos sintieron que la voluntad de Dios era pelear contra Inglaterra y la iglesia madre como sus opresores. Especialmente los miembros de la iglesia de Inglaterra que habían convertido a Estados Unidos en su hogar, se vieron involucrados en la controversia que dividió a sus congregaciones. Los ministros anglicanos habían jurado lealtad al rey. Los libros y los himnos de oraciones incluían oraciones para el rey inglés.

Cuando se vislumbraba la guerra, se produjo una oleada de fervor milenario. Algunos ministros francos consideraron a Estados Unidos como el país escogido de Dios, al cual llegaría Cristo. Lo vieron gobernando el mundo desde los Estados Unidos. Cuando Estados Unidos ganó esa guerra, esta idea se hizo incluso más fuerte.

Todos, incluso los ateos, sintieron una oleada de esperanza para los Estados Unidos como una nación escogida. Benjamín Franklin creó un diseño para el gran sello de la nueva nación. Muestra el Éxodo y los opresores de Israel ahogándose en el Mar Rojo. Por supuesto, era el Israel justo, luchando por la libertad.

estados unidos

Jonathan Mayhew era tan progresista como los religiosos en esos días. Ministro congregacionalista de Boston, creía firmemente en la independencia. “Consideraba a la iglesia de Inglaterra como una enemiga peligrosa, casi diabólica, del Nuevo Camino de Inglaterra.” Ayudó a avanzar con la idea de que la resistencia contra Inglaterra era el camino moral elegido. Mientras tanto, los británicos comenzaron a considerar a los colonos como fanáticos religiosos.

Después de la guerra, las iglesias se separaron formalmente de sus iglesias madres en Inglaterra y Europa. La Iglesia Episcopal Estadounidense se convirtió en la versión separada del Anglicismo en los Estados Unidos. Además, se organizó la Iglesia Metodista Episcopal. Los presbiterianos en los Estados Unidos se separaron de la iglesia en Escocia para convertirse en una iglesia distintivamente estadounidense.

A medida que el fervor milenario aumentó con el sentimiento de que Estados Unidos era la nación elegida y santa, los ministros comenzaron a promover sus verdaderas religiones y congregaciones en los Estados Unidos. El Segundo Gran Despertar, que creó el fervor religioso experimentado por la familia de José Smith, comenzó en 1790. Muchos conversos creyeron que ese Despertar anunciaba una nueva era milenaria.

Muchos movimientos de reforma surgieron del Segundo Gran Despertar. Algunos eran movimientos “restauracionistas”, donde los partidarios creían que debía haber una purificación y un retorno a la iglesia original de Cristo. Algunos creían que era la organización de la religión que necesitaba ser reformada para parecerse más a la original creada por Cristo. Oros creían que tenía que suceder un regreso a las cosas espirituales. Todavía, otros creían que la autoridad se había perdido y se necesitaba recuperarla. Muchos restauracionistas encontraron su camino en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días a través de experiencias espirituales especiales que los guiaron en esa dirección.

La independencia de los Estados Unidos fue absolutamente necesaria para que ocurriera la verdadera restauración.

Artículo originalmente escrito por Gale Boyd y publicado en mormonhub.com con el título “The Revolutionary War and the Restoration.”

| Historia de la Iglesia
Publicado por: Nicole Córdova Loayza
Traductora de español, inglés y portugués. Me encantan los idiomas y conocer sobre diferentes culturas. También me gusta el arte y amo la naturaleza.
bolivianos
Mormones realizan donación que abrigará a cientos de bolivianos
Astrosd de Houston
Los Astros de Houston agradecen a Manos Mormonas que Ayudan por su...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *