“Quería tener un proyecto en el que pudiera ser quien soy”, dijo David Archuleta en Idol Chatter sobre su reciente albúm. “Esta vez, en lugar de estar tan atrapado tratando de ser el pez gordo, el maestro de éxito, el artista más popular que existe, se trata de ser yo mismo”.

Una de las canciones presentadas de su último álbum, “Postcards in the Sky”, tiene una historia de fondo conmovedora y hermosa. Archuleta comenzó a escribir la canción “I’m ready” antes de partir a su misión a Chile. Pero algo no estaba del todo bien, y Archuleta seguía teniendo problemas para descifrar cómo terminar la canción. Fue entonces cuando pidió la opinión de una buena amiga, Annie Schmidt.

Aunque Schmidt ayudó a Archuleta a pensar sobre conceptos e ideas para la canción, ella falleció antes de escuchar el producto final. Schmidt falleció el año pasado después de ir de excursión sola a Oregon. Su cuerpo fue recuperado más tarde en el fondo de un acantilado.

Pero sigue siendo la voz de Schmidt la que escucha al final de “I’m ready”.

“Tenía una grabación de ella mientras me ayudaba a buscar ideas, y eso es lo que escucharás al final de la canción”, dice Archuleta. “Sentí que esta era la mejor manera en que podía rendirle homenaje y mantener su legado en progreso”.

Después del fallecimiento de Annie Schmidt, su hermano Spencer tuvo una experiencia similar al escuchar y compartir la voz de Annie incluso después de que ella se hubiera ido. Los dos habían estado trabajando en una canción juntos, y Spencer escribe:

“Antes de que mi hermana Annie partiera a su misión SUD hace unos años, escribimos una canción sobre su partida. La vida pasó y nunca llegamos a terminarla. Meses antes de que ella falleciera, nos enamoramos de la canción y estábamos trabajando para terminarla. Tal vez porque toda la experiencia fue tan surrealista, nunca lloré durante las últimas dos semanas … hasta que escuché esta canción. Me senté en mi sótano y lloré porque las palabras no eran solo por enviarla a Georgia por un año y medio sino ahora la estaban enviando a la siguiente vida. El momento de la canción para mí fue un testimonio poderoso de que Dios vive y que quería darle a mi familia y a mí un regalo que pudiéramos apreciar para el resto de nuestras vidas mortales. Todavía no está terminada, pero quería compartir con todos un fragmento de 30 segundos, con la esperanza de que cualquier persona (especialmente aquellos que han perdido a un ser querido) puedan sacar fuerzas de su mensaje “.

Este artículo fue escrito originalmente por LDS Living Staff y fue publicado en ldsliving.com, con el título David Archuleta’s Newest Album Features the Late Annie Schmidt (+ the Touching Story Behind the Song) Español © 2017 LDS Living, A Division of Deseret Book Company | English © 2017 LDS Living, A Division of Deseret Book Company