“El trabajo más noble y sublime en esta vida es el de una madre”. – Russell M. Nelson, Conferencia General de abril de 1999.

En conmemoración al próximo Día de la Madre, hicimos una recopilación de las frases de los miembros de la Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles sobre las madres de todo el mundo. ¡Veamos!

También te puede interesar¿Te perdiste la Conferencia de BYU para Mujeres? Aquí te compartimos lo que necesitas saber

Primera Presidencia

Russell M. Nelson

“Nadie puede imitar la influencia de una madre… Cada vez que digo la palabra madre, no hablo solamente de las mujeres que han dado a luz o han adoptado hijos en esta vida. Me refiero a todas las hijas adultas de nuestros Padres Celestiales. Toda mujer es una madre por virtud de su eterno destino divino”. (“La participación de las hermanas en el recogimiento de Israel”, Conferencia General de octubre de 2018).

Dallin H. Oaks

aprendizaje

“Fue bendecido con una madre extraordinaria”, dijo el Presidente Dallin H. Oaks sobre su madre que lo crió sola a él y a sus hermanos después de que su padre murió cuando tenía 7 años.

“De hecho, ella fue una de las muchas mujeres nobles que han vivido en los últimos días. Me dio muchas responsabilidades y libertad. Me alentó a tener un trabajo”.

Henry B. Eyring

“Como hijas de Dios, ustedes tienen una gran capacidad innata de sentir las necesidades de los demás y de amar. A su vez, eso las hace más sensibles a los susurros del Espíritu. El Espíritu entonces puede guiar lo que piensan, lo que dicen y lo que hacen para cuidar a las personas de manera que el Señor pueda derramar conocimiento, verdad y valor sobre ellas”. (“Las mujeres y el aprendizaje del Evangelio en el hogar”, Conferencia General de octubre 2018).

Cuórum de los Doce Apóstoles

M. Russell Ballard

presidente Ballard

“En este mundo, no hay nada tan personal, tan enriquecedor ni tan decisivo para una vida como la influencia de una mujer recta”. (“Madres e hijas”, Conferencia General de abril de 2010).

Jeffrey R. Holland

“A todas las madres en cualquier circunstancia, incluso a las que luchan con dificultades, y todas lo harán, les digo: Sean pacientes. Crean en Dios y en ustedes. Están haciendo las cosas mejor de lo que creen. Son salvadoras en el Monte de Sion, y como el del Maestro a quien siguen, su amor ‘nunca deja de ser’. A nadie podría rendir un mayor homenaje”. (“He ahí tu madre”, Conferencia General de octubre de 2015).

Dieter F. Uchtdorf

aprendizaje

“Toda la vida me han rodeado mujeres que me inspiraron, enseñaron y alentaron. Soy quien soy hoy día en gran parte a causa de estas mujeres excepcionales. Cada vez que me reúno con las mujeres de la Iglesia, siento que estoy en la presencia de almas igualmente admirables… En calidad de hijas espirituales de nuestro Padre Celestial, la felicidad es su legado”. (“La felicidad es su legado”, Conferencia General de octubre de 2008).

David A. Bednar

“A través de la simple constancia de su ejemplo y testimonio, mi madre encendió en mí las primeras llamas de la fe en el Salvador y en Su Iglesia de los últimos días. Expreso mi profunda gratitud a las madres y mujeres de todo el mundo que difunden bondad y amor”. (Publicación en Facebook, 12 de mayo de 2019).

Quentin L. Cook

“¡Nuestras mujeres Santos de los Últimos Días son asombrosas! Dios otorgó a la mujer cualidades divinas de fortaleza, virtud, amor y la disposición de sacrificarse para criar a las futuras generaciones de Sus hijos procreados en espíritu”. (“¡Las mujeres Santos de los Últimos Días son asombrosas!”, Conferencia General de abril de 2011).

Todd Christofferson

“Las mujeres traen consigo al mundo una cierta virtud, un don divino que las hace expertas en inspirar cualidades tales como la fe, el valor, la comprensión y el refinamiento en las relaciones y en las culturas”. (“La fuerza moral de la mujer”, Conferencia General de octubre de 2013).

Neil L. Anderson

“La maternidad no es un pasatiempo, es un llamamiento”. (“Los hijos”, Conferencia General de octubre de 2011, cita de Rachel Jankovic).

Ronald A. Rasband

“Cuando pienso en aquellos que me han ayudado a convertirme en la persona que soy, pienso primero en mi dulce y abnegada compañera eterna, Melanie… También estoy agradecido con mi madre, que fue una líder amorosa en nuestra familia y que nutrió mi amor por las Escrituras… Las mujeres de fe tienen una profunda influencia sobre las familias y el mundo. Por favor, deben saber que son apreciadas y amadas”. (Publicación de Facebook, 14 de mayo de 2017).

Gary E. Stevenson

El Élder Gary E. Stevenson describió a su madre como un “ejemplo de bondad pura”. Él habló sobre ella en un artículo de Ensign:

“Sus expectativas me motivaron. Casi todas las acciones que realicé se midieron con el pensamiento: ‘No quiero decepcionar a mi madre’”.

Dale G. Renlund

Cuando los padres del Élder Renlund decidieron casarse, su meta fue el templo y él siguió su ejemplo:

“Además de la decisión de ser activo en la Iglesia, casarme con Ruth ha sido lo más increíble en mi vida,” dijo.

Gerrit W. Gong

El Élder Gerrit W. Gong dijo lo siguiente sobre su esposa a Church News:

“Susan es una persona extraordinaria. Creo que es justo decir que algunas de las oportunidades que hemos tenido se deben a ella y su disposición a probar cosas nuevas y conocer gente nueva. Me siento agradecido por eso. Ella va a todas partes y hace todo. Las personas la aman y ella las ama”.

Ulisses Soares

El Élder Ulisses Soares dijo lo siguiente sobre su esposa y madre de sus hijos en un artículo de Ensign:

“Ella es la verdadera heroína e inspiración en nuestra familia. Ella es amorosa, amable y paciente con todos. Ella une a nuestra familia y ve lo bueno en todos. Ella ha contribuido enormemente a lo que sucedió en mi vida”.

Fuente: Church News