¿Cómo mides una Navidad exitosa?

¿Recibirás más obsequios por un precio de oferta en el Black Friday? ¿Tienes todo envuelto y debajo del árbol una semana antes? ¿Estás poniendo todas las decoraciones de Navidad el día después del Día de Acción de Gracias? ¿Qué hay de entregar esos platos de galletas de Navidad a todos los vecinos a tiempo? ¿O estás impidiendo que tus hijos coman las galletas antes de que se las entreguen?

¿La forma en que mides la calidad de la temporada navideña se basa en el lado más espiritual de las cosas?

¿Estás haciendo más actos de servicio? ¿Ayudando a los pobres? ¿Participando en la exhibición navideña de tu vecindario? ¿Te uniste al coro? ¿O tomas más tiempo para estudiar la vida del Salvador?

La Navidad (y los días previos) deben girar en torno a Aquel cuyo nacimiento celebramos, pero también es un momento para mostrarles a los familiares y amigos cuanto los amamos y cuidamos de ellos. Encontrar el equilibrio en este momento de gran afluencia es un desafío, pero hemos ideado siete formas para hacer que esta temporada de fiestas sea más espiritual y menos estresante para tu familia a través del arte mágico de simplificar la Navidad:

1. Decora menos

simplificar la navidad

La corona, el árbol, la guirnalda, el pequeño pueblo navideño, la decoración de la mesa navideña, la decoración navideña inflable al aire libre … Y sigue y sigue y sigue … ¿Y qué si cortamos una o dos de esas cosas? Agrega el aspecto navideño con una corona y un árbol, y tu natividad favorita. Eso es todo.

La decoración de momentos preciosos se puede pasar con tus seres queridos (tanto antes como después de Navidad cuando tengas que encargarte de la limpieza). Esta filosofía es especialmente útil para aquellos adictos a Pinterest que sienten que tienen que hacer todas las 42 manualidades navideñas para poner en sus casas.

2. Céntrate en dos o tres actos de servicio de calidad

simplificar la navidad

Hacer actos de servicio es una excelente manera de mantener a Cristo en Navidad, especialmente cuando involucras a tu familia en la campaña #ILUMINAelMUNDO de la Iglesia. Pero, a veces, dos o tres proyectos de servicio bien pensados pueden causar más impresión en tus hijos que 10 actos realizados de forma apresurada para marcarlos en la lista. Adopta a una familia necesitada y arma una canasta navideña o realizar un programa musical en un asilo de ancianos; son dos grandes ideas.

Pueden tomar un poco más de tiempo de preparación, pero la recompensa será mayor porque tus hijos verán el esfuerzo que se ha dedicado para llevarlos a cabo.

3. Planifica más tiempo familiar en casa

simplificar la navidad

¡Está bien decir “no” a algunos de esos eventos navideños! y, en su lugar, quédarse en casa y juegar juegos de mesa, leer libros u horneen galletas juntos. Las familias con niños pequeños a menudo se encuentran arrastrando a los niños a todos las visitas a Papá Noel, espectáculos de luces y navidad en vivo que pueden encontrar cuando una mejor experiencia puede ser quedarse en casa y tener una fiesta de chocolate caliente.

El estrés de preparar a todo el mundo y asistir a los eventos festivos (a menudo por la noche, cuando los más pequeños podrían estar cansados o malhumorados) podría eclipsar el valor percibido de tales eventos. No te preocupes, no le estás privando de nada a tu hijo si no haces cola en el centro comercial para obtener una foto con Papá Noel. A cambio, pon a tus hijos en tu regazo y léeles un libro sobre el verdadero significado de la Navidad.

4. Da menos regalos a tus hijos

simplificar la navidad

Muchos de nosotros recordamos la tradición de cada niño que recibió 10 o 15 regalos y los momentos que tomó para desenvolverlos en la mañana de Navidad, por no mencionar la tensión financiera y el tiempo de envoltura de regalos que nuestros padres experimentaron al mantener esta tradición. Como resultado, ha habido una tendencia reciente en la reducción del número de regalos que recibe cada niño en una familia. Esto no es solo para fines presupuestarios, sino simplemente para disminuir el materialismo y los derechos que una mañana de Navidad exagerada podría alentar.

Una tradición que gana mucha popularidad promueve enfocarse en tres regalos (similares a los tres dones que los sabios le dieron al Salvador): algo que deseas, algo que necesitas y algo para leer. Menos regalos significan menos tendencia a concentrarse en la adquisición y más tendencia a recordar el verdadero significado de las fiestas.

5. Deshazte de las tradiciones frustrantes

simplificar la navidad

Si la fiesta anual de intercambio de galletas de mamá la convierte cada año en una bola de nervios estresada (“No uses el baño de visitas, ¡lo acabo de limpiar! ¡No me importa cuánto tengas que ir!” “¡Nadie está permitido de entrar en la cocina durante tres días! ¡Tengo que hornear estas galletas!”), entonces tal vez es hora de hacer una tradición más familiar que traiga el espíritu navideño a todos.

Es lo mismo para cualquier tradición navideña que parezca quitarle el entusiasmo a las fiestas solo de pensarlo. Una vez más, recuerda cuál es tu enfoque y haz la pregunta: “¿Hará esta tradición una Navidad más espiritual o más estresante para nosotros?”

6. Se más agradecido

simplificar la navidad

En realidad, si el enfoque de tu familia en la gratitud se extendió más allá del Día de Acción de Gracias y hasta diciembre, piensa en cuánto menos se preocuparían por las listas de deseos y las cartas a Papá Noel.

Recordar a nuestros hijos, y a nosotros mismos, que probablemente nos encontremos en una situación mucho mejor que la mayoría del mundo, aliviaremos el estrés que sentimos cuando nuestro presupuesto simplemente no nos permite comprar todos los embutidos de almacenamiento que teníamos en mente.

La gratitud por nuestras bendiciones materiales debe estar presente para que podamos expresar nuestra más profunda gratitud por nuestro Salvador, Jesucristo.

7. Tómate un momento cada día para enfocarte en el Salvador

simplificar la navidad

Finalmente, la mejor manera de tener una Navidad menos estresante y más exitosa es encontrando paz a través de Aquel cuyo nacimiento celebramos. Si dejas de lado tus escrituras regulares y tu tiempo de oración debido a los locos eventos festivos o los requisitos de compras, hay una garantía de que tu calidad de Navidad disminuirá y tu estrés aumentará.

Después de todo, Él está allí para llevar todas tus cargas, pero solo si lo dejas. Eso incluye la carga de enfocarte en el verdadero significado de esta temporada y rechazar la versión secular y materialista de la Navidad que se nos impone desde todas las direcciones.

Recuerda, su yugo es fácil y ligera es su carga. Es sencillo. Y “simple” y “Navidad” naturalmente van de la mano.

Después de todo, era un bebé nacido en un simple pesebre de una manera sencilla sin árboles de Navidad profusamente decorados, muchos regalos de lujo o una gran fiesta navideña, vino al mundo para salvar nuestras almas con estas cinco sencillas palabras: “Arrepentíos y venid a Mí”.

Este artículo fue escrito originalmente por Jasmine Turner y fue publicado en MormonHub.com, con el título 7 Ways to Simplify Christmas for Your Family Español © 2017