3 atributos de Cristo que pueden ayudarte a tener éxito profesional

En un devocional en Ensign College el 9 de marzo, el élder Mark A. Bragg, Setenta Autoridad General, habló sobre cómo tendemos a separar los diferentes aspectos de nuestra vida.

Separamos la Iglesia y nuestra vida profesional como si una no fuera parte de la otra.

Esta separación “nos hace perder bendiciones y oportunidades de bendecir a otros”, dijo el élder Bragg.

“No hay duda de que podemos compartir libremente quiénes somos en todos los aspectos de nuestra vida”.

También te puede interesarPresidente Ballard: No dejen de estudiar, los hará mejores hijos, cónyuges, padres

El setenta enseñó que la fe, la esperanza y la caridad pueden preparar a los estudiantes para sus carreras profesionales.

Estos atributos “no solo los convertirán en mejores discípulos de Cristo, sino también en mejores socios, colaboradores, gerentes y líderes. He visto estos atributos obrar milagros en las industrias más desafiantes en los tiempos más difíciles”.

Asimismo, destacó que debemos aplicar estos atributos en nuestro centro de trabajo.

“Estos dones deben ser fundamentales para nuestra propia espiritualidad y formar la base de cómo podemos elevar a quienes nos rodean, incluidos nuestros compañeros de trabajo”.

Fe

El élder Bragg dijo que demuestra su fe en Jesucristo en su centro de trabajo a través de una foto del Templo de Los Ángeles, California, un conjunto de escrituras y un mapa del lugar donde su hija hizo su misión.

“No puedo decir cuántas conversaciones sobre religión comenzaron a partir de ese simple mapa. Si las personas están interesadas en ti, te preguntarán acerca de aquellas cosas que son valiosas para ti. Si estás interesado en ellas, harás lo mismo “.

“La fe para hacer las cosas correctas, para mantenernos firmes en nuestras convicciones, es un principio de poder para bendecir a otros y ser bendecidos cuando actuemos con esa fe”, dijo el élder Bragg.

Esperanza

El élder Bragg también explicó cómo la esperanza es una anticipación feliz y una expectativa segura de un futuro brillante, tanto temporal como eterno. Cuando nuestra esperanza se basa en la expiación de Jesucristo, se vuelve más fuerte.

Cuando la esperanza se aplica en el lugar de trabajo, es “una estrategia eficaz”, dijo el élder Bragg.

El setenta compartió una experiencia personal y de éxito de cuando trabajaba para Bank of America.

Se hizo cargo de un departamento que enfrentaba dificultades y era dirigido por políticos y jueces.

El departamento era responsable de la mediación de ejecuciones hipotecarias y tenía como objetivo evitar la venta de hipotecas.

Uno de los cambios que trabajó el élder Bragg en el departamento fue el cambio de visión. En lugar de basar el éxito en la rapidez con que se procesarían los archivos, el éxito se basaría en cuántos propietarios mantendrían sus hogares.

“Dimos la vuelta al campo. Entramos en cada negociación con la esperanza de obtener un resultado positivo para nuestros clientes”, dijo.

La animosidad y la desconfianza de los políticos desaparecieron y fueron reemplazadas por la esperanza de un futuro mejor.

“Todo lo que se necesitó fue un cambio de visión, uno infundido con la esperanza de ayudar a los demás. 

La esperanza es una estrategia poderosa y te diferenciará del resto de una manera muy rápida”, dijo el élder Bragg.

Caridad

“La caridad en el lugar de trabajo significa preocuparse verdaderamente por la felicidad y el éxito de quienes te rodean. Significa sentir compasión por tus compañeros de trabajo y el deseo de ayudarlos a sentirse necesarios e importantes. Significa seguir el sencillo ejemplo del Salvador de hacer el bien”.

El élder Bragg citó una investigación de Kim Cameron, un renombrado profesor de la Universidad de Michigan, sobre cultura corporativa.

Después de estudiar varias organizaciones, encontró tres actividades importantes para promover un clima positivo: fomentar la compasión, el perdón y la gratitud.

Según Cameron:

“Cuando los líderes promovieron un comportamiento compasivo entre los empleados, permitieron el perdón por los errores y alentaron las frecuentes expresiones de gratitud, la rentabilidad de las organizaciones, la productividad, la calidad, la innovación, la satisfacción del cliente y la retención de empleados, fueron significativamente más altas que en otras organizaciones”.

“La compasión, el perdón y la gratitud son atributos de Cristo que tienen la caridad como fundamento”, dijo el élder Bragg.

“No se equivoquen al respecto, si pueden desarrollar la caridad en su centro de trabajo, y realmente amar y cuidar a quienes los rodean, seguramente tendrán éxito y felicidad después”.

Los atributos de Cristo son verdades eternas que deben compartirse “en todo momento, en todas las cosas y en todo lugar” (Mosíah 18: 9), especialmente en el lugar de trabajo.

“No nieguen a los demás ni a si mismos las bendiciones que se derivan de vivir con fe, tener esperanza y mostrar caridad a todos”.

Fuente: Church News

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *