Élder Craig: El camino seguro al éxito lo encuentras al permanecer firme en tu fe

El élder Kim B. Clark tiene conocimiento sobre el mundo empresarial.

Como ex decano de la facultad de negocios de Harvard, ha observado las cosas que hacen que las personas tengan éxito y las cosas que con frecuencia se sacrifican en ese camino hacia el éxito.

Recientemente, el élder Clark, que también fue presidente de BYU-Idaho, compartió algunas lecciones para quienes buscan una carrera en los negocios:

“Cuidado con el síndrome de José”

También te puede interesarÉlder Holland: Instituto existe para convertirte en un Santo de los Últimos Días exitoso

“José es José de Egipto que, a través de eventos realmente milagrosos, se convirtió en el segundo hombre más poderoso de Egipto y salvó a su familia y a todo un pueblo.

Entonces, [el] síndrome de José es eso…

Nos metemos en la cabeza que, si podemos llegar a posiciones de poder, seremos capaces de hacer grandes cosas por la familia. Por lo tanto, tenemos la idea de que, si sacrificamos las cosas, como nuestra familia, la Iglesia, etc. nuestro camino al poder, está bien”, dijo.

El élder Clark comentó que ha visto cómo las personas se vuelven semiactivas en la Iglesia, pasan mucho tiempo en el trabajo, descuidan a sus familias, etc.

Sin embargo, se vuelven muy exitosas en el mundo de los negocios, todo con la idea de que harán grandes cosas por la Iglesia.

“Esta es una doctrina falsa. La única forma en que José llegó a donde estaba fue obedeciendo los mandamientos del Señor y siendo absolutamente firme en su fe. Así que debemos tener mucho cuidado con eso, ya que podemos cegarnos”, enseña el élder Clark.  

Continúa:

“Si no tienes cuidado, empiezas a justificar si gastas demasiado tiempo y enfocas demasiado tu lealtad y energías en cosas que son del mundo y olvidas lo que es más importante”.

Establecer patrones que perduren

revelación

El élder Clark explicó que se puede evitar el “síndrome de José” en la vida al hacer de las cosas que son eternas el marco de tu vida desde el principio.

Asimismo, describió las cosas simples que tienen la capacidad de marcar una gran diferencia:

“Leer tus Escrituras todos los días, hacer tus oraciones, orar al Señor, conversar con Él, arrepentirte todos los días, participar de la Santa Cena, servir a otras personas, aceptar llamamientos en la Iglesia cada vez que se te extienda uno, realizar tus visitas de ministración, tener cuidado y cuidar de otras personas, ir al templo, participar en las sagradas ordenanzas”. 

Algunas de estas cosas también incluyen a la familia:

“Tener una cita nocturna con tu esposa, pasar tiempo con tus hijos, trabajar con ellos en el jardín, jugar con ellos, irse de vacaciones… construyes tu vida alrededor de eso. El trabajo lo respalda, pero el trabajo no es tu vida”.

El élder Clark enseñó que, en los primeros años de tu carrera, debes establecer patrones que perduren.

“Entonces es un error imaginar: ‘Bueno, voy a vivir mi vida de esta manera mientras esté en la universidad o mientras empiezo mi carrera y, luego, haré esto’. Eso no funciona. Tienes que establecer patrones desde el principio’”, dijo.

Esta es una traducción del artículo que fue publicado originalmente en LDS Living con el título “Work is not your life: Elder Kim B. Clark shares powerful lessons on Latter-day Saint MBA podcast”.

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *