El Elder Soares comparte 5 consejos para tener gozo en la obra misional

Elder Soares

El Elder Soares, del Quórum de los Doce Apóstoles, se dirigió a las 164 parejas de nuevos Presidentes de Misión y esposas en el Centro de Capacitación Misional de Provo el 25 de junio de 2019 en el Seminario para Nuevos Lideres de Misión.

El Elder Ulisses Soares enseñó que el gozo que uno siente cuando se está al servicio del Señor tiene poco que ver con las circunstancias a las que se enfrentan y más con el enfoque de uno en Jesucristo.

“Como Sus representantes, debemos enseñarle a las personas con poder y autoridad que ‘la redención viene por medio del Santo Mesías’, quien es la fuente de toda felicidad”, enseñó el Elder Soares a las 164 compañerismos nuevos.

También te puede interesar: El Presidente Nelson invoca 5 deseos y bendiciones sobre los nuevos líderes de misión

Elder Soares

“Al tener un claro entendimiento de eso en nuestros corazones, podemos regocijarnos en el servicio del Señor incluso cuando tenemos un mal día, una mala semana o un mal año.”

Como se enseña en las Escrituras, el gozo es uno de los frutos del Espíritu y una condición de gran felicidad, dijo, agregando que la palabra describe la naturaleza y el propósito de nuestra vida aquí en la mortalidad.

“Al incorporar gozo en su cultura misional todos serán bendecidos, empezando con ustedes mismos, luego con sus misioneros y sus familias, aquellos a quienes encuentren y enseñen, y los líderes y miembros de la Iglesia local.”

El Elder Soares le pidió a los líderes de la misión que consideren cuatro preguntas en su esfuerzo por establecer una cultura de gozo en sus misiones:

misioneros

  • ¿Cómo podemos llenar nuestros corazones de gozo en la obra?
  • ¿Cómo podemos establecer una cultura misional llena de gozo?
  • ¿Qué beneficios y bendiciones puede traer una cultura misional llena de gozo a nuestro servicio?
  • ¿Cómo puede una cultura misional llena de gozo ayudar a nuestros misioneros a cumplir su propósito de traer almas a Jesucristo?

Luego compartió cinco principios para ayudar a los líderes de la misión y a los misioneros a encontrar gozo en la obra y establecer una cultura de gozo.

Sentir gozo aumenta nuestro deseo de compartir el Evangelio con otros

misioneros

El Elder Soares habló sobre el gozo experimentado por Ammón en El Libro de Mormón, primero cuando les enseñó el Evangelio a los lamanitas en las aguas de Sebús y luego cuando guardaron sus convenios enterrando sus armas de guerra.

“El gozo es el centro del plan de Dios para la salvación de Sus hijos. A medida que experimentamos este gozo en nuestro servicio, nosotros y nuestros misioneros podremos ser como un Ammón moderno y ser instrumentos en las manos del Señor para convertir a miles de los hijos de Dios.”

El gozo es un principio de poder

misioneros

“El poder del gozo puede influir en la vida de muchos, de la misma manera en que influyó en Ammon y los lamanitas”, dijo el Elder Soares, compartiendo la conversión de Baptiste Prevot, un joven francés que se convirtió al Evangelio cuando era un estudiante de intercambio en Canadá.

Prevot dijo que estaba profundamente impresionado por el gozo y la luz que le mostraron los misioneros que visitaban la casa donde se hospedaba. Esa impresión se magnificó cuando lo invitaron leer el Libro de Mormón.

“Me sentí rodeado de gozo y alegría, luz e inconmensurable amor, muy similar a lo que esos misioneros reflejaban en sus rostros”, leyó el Elder Soares en la carta de Prevot.

“[Prevot] Nunca antes había sentido tal sentimiento de gozo en [su] vida, y sabía que estas enseñanzas [le] traerían una felicidad duradera y que el mensaje [del Evangelio] era verdadero, especialmente porque podía verlo a través del gozo que expresaron [los misioneros] en la forma en que [le] enseñaron.”

Ese gozo llevó a Prevot al bautismo, la misión, un matrimonio en el templo y a tener una familia.

Nuestro gozo puede ser contagioso

Elder Soares

Cultivar una actitud de gozo en una misión es una cuestión de decisión, una con un impacto duradero, dijo el Elder Soares.

“El gozo que encontramos en el servicio al Señor tiene el poder de influir en nuestros misioneros durante su servicio y por el resto de sus vidas. Ser un buen ejemplo de lo que enseñamos es el mejor maestro.” 

“Si los líderes de la misión muestran gozo y amor continuos al servicio del Señor, especialmente en las interacciones personales con ellos, esa influencia fomentará una actitud positiva”, dijo el Elder Soares.

“Como decimos en Brasil, mi país de origen, ‘A missão tem a cara dos seus lideres lideres’, lo que significa que los misioneros reflejan los atributos, hábitos y costumbres demostrados por los líderes de su misión.”

El Elder Soares también añadió:

“Les testifico que a medida que experimentamos e irradiamos gozo en el servicio del Señor, podemos influir y motivar a nuestros misioneros a que experimenten lo mismo. Nuestro gozo debe reflejarse en todas nuestras interacciones.”

‘Olvídate de ti mismo y piérdete en esta gran obra’

servir en una misión

Atribuyendo la cita al Presidente Gordon B. Hinckley, el Elder Soares dijo que dejar de lado las preocupaciones personales no sólo permite el crecimiento individual en el campo misional sino a lo largo de la vida y en la eternidad.

“Les testifico que al perdernos en la obra del Señor, con nuestra vista puesta únicamente en la gloria de Dios, una nueva luz entrará en nuestras vidas y un gozo renovado llenará nuestros corazones. No hay otro servicio en el mundo que traiga más gozo que este.”

Centrándonos en Jesucristo, podemos sentir gozo incluso ante la oposición y el rechazo

misioneros

Citando el Sermón del Monte del Salvador, el Elder Soares explicó que Cristo le enseñó a Sus discípulos que podían “regocijarse” y experimentar “gran alegría” a pesar de las persecuciones.

El Elder Soares alentó a los líderes de la misión a enseñar a los misioneros a no perderse del gozo del Evangelio cuando las personas rechacen su mensaje o los persigan por ser testigos de Jesucristo, lo que a su vez podría debilitar su fe y disminuir su desempeño en la obra del Señor.

“Les invito a ayudar a sus misioneros a incorporar este principio en sus corazones ahora, porque la vida después de la misión traerá pruebas que a veces parecerán más de lo que podamos soportar.”

“Si los misioneros aprenden a confiar en Jesucristo durante sus misiones, se ‘regocijarán’, experimentarán ‘gran alegría’ y tendrán la fuerza para superar los desafíos de su vida.”

Este artículo fue escrito originalmente por Scott Taylor y fue publicado originalmente por churchnews.com bajo el título “Elder Soares shares 5 tips for joyful missionary work

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *