Fuente de fortaleza: Recurre a Él cuando surjan los desafíos

Esta pandemia y el distanciamiento social nos han dado tiempo para reflexionar, construir nuestro carácter y fortalecer nuestra relación con el Padre Celestial.

Es maravilloso que nuestros líderes de la Iglesia, en medio de esta crisis, nos inspiren e impulsen a través de sus mensajes en redes sociales.

Este es el caso de la hermana Michelle Craig, la primera consejera de la presidencia general de las Mujeres jóvenes. Ella compartió en su cuenta de Facebook un mensaje muy personal y edificante.

We are all at different stages in life, and we all have different blessings and different challenges. Maybe you are…

Posted by Michelle D. Craig on Wednesday, August 5, 2020

Todos estamos en diferentes etapas de la vida, todos tenemos diferentes bendiciones y diferentes desafíos.

Tal vez, te sientas solo. Quizás estés luchando con problemas de salud físicos o mentales. O, puede ser que haya más deudas que dinero.

Todos estamos atravesando algún desafío. Tengo la sensación de que cada uno de nosotros, en los momentos de silencio, siente nostalgia en el alma. Un anhelo en el interior por nuestro hogar celestial y nuestros Padres Celestiales.

Queremos hacer más; queremos ser más, a pesar de nuestros desafíos.

Queremos saber si lo que estamos haciendo en nuestras vidas ajetreadas es lo que el Señor desea que hagamos.

¡No puedo decirte cuántas veces he luchado con esto!

Es fácil concentrar demasiada energía y tiempo en todo lo que no somos: En nuestras debilidades o en aquellas cosas que nos entristecen o estresan.

Aunque es más fácil decirlo que hacerlo, ¿qué cambiaría si tomáramos ese tiempo y esa energía, y nos enfocáramos en convertirnos, con verdadera intención, en discípulos de Jesucristo?

¿Qué sabe el Señor de ti? ¿Qué ve Él? y ¿Qué podría hacer Él con tu vida si te permitieras convertirte en Suyo?

A medida que tengas la intención de buscar y actuar para recibir revelación y dirección personal, busques el arrepentimiento, te levantes y continúes cada vez que te equivoques, los milagros de Dios en tu vida se volverán cada vez más evidentes para ti.

Así que recuerda, no te desanimes, todos tenemos nuestro propio camino con desafíos y bendiciones diferentes. Habrá momentos de tensión, tristeza y pensamientos negativos. Sin embargo, Él nos dará fortaleza en medio de nuestras pruebas para ayudarnos a continuar.

Fuente: Church News

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *