Los personajes del Libro de Mormón enfrentaron los mismos argumentos de hoy hace unos 2000 años, el libro en verdad fue escrito para nuestros días.

A menudo escuchamos que El Libro de Mormón fue “escrito para nuestros días”. Siempre lo he creído, pero, francamente, lo había tomado como una frase utilizada en las charlas misionales y reuniones sacramentales. 

Eso fue hasta hace poco.

Verás, en mi línea de trabajo, desafortunadamente, estoy expuesto a casi todos los argumentos existentes que van en contra de la Iglesia. Sin embargo, en un estudio reciente de las Escrituras me di cuenta de que eso no es del todo cierto. 

Episodio 12 de vídeos del Libro de Mormón

Las personas en El Libro de Mormón enfrentaron los mismos argumentos hace unos 2000 años, y escribieron sus experiencias para que aprendiéramos de ellas. Verdaderamente, el Libro de Mormón fue escrito para nuestros días.

También te puede interesar: 5 promesas del presidente Russell M. Nelson que necesitabas escuchar

Argumento # 1

  • La verdad es que tú nunca has sentido el Espíritu. Todo ha sido fabricado por tus propias emociones. Todas tus experiencias espirituales no son más que ilusiones o respuestas químicas causadas por tu cerebro.
  • Si realmente tuviste una experiencia espiritual, vino de Satanás. Él debe haberse aparecido ante ti como “un ángel de luz”. Has sido engañado.

El equivalente a este argumento en El Libro de Mormón se encuentra en: 3 Nefi 2: 1-3 (aproximadamente 4 o 5 años después de que aparezca la nueva estrella; una señal del nacimiento de Cristo)

“Y sucedió que así pasó el año noventa y cinco también, y el pueblo comenzó a olvidarse de aquellas señales y prodigios que había presenciado, y a asombrarse cada vez menos de una señal o prodigio del cielo, de tal modo que comenzaron a endurecer sus corazones, y a cegar sus mentes, y a no creer todo lo que habían visto y oído,

imaginándose alguna cosa vana en sus corazones, que aquello se efectuaba por los hombres y por el poder del diablo para extraviar y engañar el corazón del pueblo. De este modo Satanás de nuevo se apoderó del corazón de los del pueblo, al grado que les cegó los ojos y los condujo a creer que la doctrina de Cristo era una cosa insensata y vana.

Y ocurrió que el pueblo empezó a aumentar en la iniquidad y en las abominaciones; y no creyeron que se manifestarían más señales ni prodigios; y Satanás andaba por todas partes extraviando el corazón de los del pueblo, tentándolos y haciéndoles cometer grandes iniquidades en la tierra.”

No es cierto. Las señales eran reales. Los prodigios eran reales. El pueblo en verdad tuvo experiencias espirituales legítimas, y tú también. No cedas ante la misma táctica que Satanás ha estado usando durante milenios.

Argumento # 2

jesus evangelio de Juan

  • Va en contra de todo pensamiento racional creer en Dios. ¿Dónde está la evidencia? Si no puedes verlo, no puedes creer en ello.
  • La única razón por la que crees en “esto, esto y esto” es porque tus padres y tu institución religiosa te han lavado el cerebro.

El equivalente a este argumento en El Libro de Mormón se encuentra en: Alma 30: 13-18

“¡Oh vosotros que estáis subyugados por una loca y vana esperanza! ¿Por qué os sujetáis con semejantes locuras? ¿Por qué esperáis a un Cristo? Pues ningún hombre puede saber acerca de lo porvenir.

He aquí, estas cosas que llamáis profecías, que decís que las transmiten los santos profetas, he aquí, no son más que insensatas tradiciones de vuestros padres.

¿Cómo sabéis que son ciertas? He aquí, no podéis saber de las cosas que no veis; por lo tanto, no podéis saber si habrá un Cristo.

Miráis hacia lo futuro, y decís que veis la remisión de vuestros pecados. Mas he aquí, esto no es sino el efecto de una mente desvariada; y este trastorno mental resulta de las tradiciones de vuestros padres que os inducen a creer en cosas que no existen.

Y muchas otras cosas parecidas les habló, diciéndoles que no se podía hacer ninguna expiación por los pecados de los hombres, sino que en esta vida a cada uno le tocaba de acuerdo con su habilidad; por tanto, todo hombre prosperaba según su genio, todo hombre conquistaba según su fuerza; y no era ningún crimen el que un hombre hiciese cosa cualquiera.

Y así les predicaba, desviando el corazón de muchos, haciéndoles erguir sus cabezas en su iniquidad; sí, incitando a muchas mujeres, y también hombres, a cometer fornicaciones, diciéndoles que cuando moría el hombre, allí terminaba todo.”

Es cierto que hay “tradiciones de nuestros padres” que pueden no ser buenas. Eso está claro en El Libro de Mormón. Pero si las “tradiciones de tus padres” te enseñan a amar a Dios, a tu prójimo e incluso a tus enemigos, es muy probable que tus tradiciones sean buenas.

Y si las escrituras son verdaderas, la creencia en Cristo y Su evangelio es totalmente lógica.

Argumento # 3

templos

Templo de México

  • Todas las ordenanzas y rituales de la Iglesia son solo tácticas de control por parte de los líderes de la Iglesia. Todo lo que buscan es tener poder, riqueza y control.
  • Una de las armas que usan los líderes de la Iglesia para someter a la gente es la culpa. Te hacen sentir culpable y responsable ante un ser que no existe. Todo es psicología.
  • Abre tus ojos. Eres un esclavo. ¡Sal de este culto loco mientras puedas!

El equivalente a este argumento en El Libro de Mormón: Alma 30: 22-24, 27-28

Y aconteció que el sumo sacerdote le dijo: ¿Por qué andas pervirtiendo las vías del Señor? ¿Por qué enseñas a este pueblo que no habrá Cristo, para interrumpir su gozo? ¿Por qué hablas contra todas las profecías de los santos profetas?

Y el nombre del sumo sacerdote era Giddona. Y Korihor le dijo: Porque no enseño las insensatas tradiciones de vuestros padres, y porque no enseño a este pueblo a subyugarse bajo las insensatas ordenanzas y prácticas establecidas por antiguos sacerdotes para usurpar poder y autoridad sobre ellos, para tenerlos en la ignorancia, a fin de que no levanten la cabeza, sino que se humillen de acuerdo con vuestras palabras.

Decís que este es un pueblo libre. He aquí, os digo que se halla en el cautiverio. Decís que esas antiguas profecías son verdaderas. He aquí, os digo que no sabéis si son verdaderas.

Y así lleváis a este pueblo en pos de las insensatas tradiciones de vuestros padres y conforme a vuestros propios deseos; y los tenéis sometidos, como si fuera en el cautiverio, para saciaros del trabajo de sus manos, de modo que no se atreven a levantar la vista con valor, ni se atreven a gozar de sus propios derechos y privilegios.

Sí, no se atreven a hacer uso de lo que les pertenece, no sea que ofendan a sus sacerdotes, los cuales los uncen al yugo según sus deseos, y les han hecho creer, por sus tradiciones, y sus sueños, caprichos, visiones y misterios fingidos, que si no obran conforme a sus palabras, ofenderán a algún ser desconocido que dicen que es Dios, un ser que nunca se ha visto ni conocido, que nunca existió ni existirá.”

Bueno, todos sabemos lo que le pasó a Korihor. Terminó perdiendo su capacidad para hablar, se convirtió en mendigo y finalmente fue pisoteado hasta que murió.

Argumento # 4

Korihor

  • ¿Dios existe? Pruébalo.
  • ¿Es verdadero el Libro de Mormón? Muéstrame una evidencia arqueológica.
  • No puedo creer nada en el mundo de la fe sin una evidencia tangible e innegable.

El equivalente a este argumento en El Libro de Mormón: Alma 30: 43-45

“Y Korihor le dijo a Alma: Si me muestras una señal para que me convenza de que hay un Dios, sí, muéstrame que tiene poder, y entonces quedaré convencido de la verdad de tus palabras.

Mas Alma le dijo: Ya has tenido bastantes señales; ¿quieres tentar a tu Dios? ¿Dirás: Muéstrame una señal, cuando tienes el testimonio de todos estos tus hermanos, y también de todos los santos profetas? Las Escrituras están delante de ti; sí, y todas las cosas indican que hay un Dios, sí, aun la tierra y todo cuanto hay sobre ella, sí, y su movimiento, sí, y también todos los planetas que se mueven en su orden regular testifican que hay un Creador Supremo.

¿Y a pesar de esto andas desviando el corazón de este pueblo, testificándole que no hay Dios? ¿Negarás todavía, a pesar de todos estos testimonios? Y dijo él: Sí, negaré, a menos que me muestres una señal.”

Si alguien espera a que Dios le envíe señales para poder creer en Él, es probable que tenga que esperar por mucho tiempo.

Argumento # 5

  • ¿Recibiste revelación de que El Libro de Mormón es verdadero? Bien, yo recibí revelación de que no lo es.

El equivalente a este argumento en El Libro de Mormón: Alma 31: 15-16

“¡Santo, Santo Dios; creemos que eres Dios, y creemos que eres santo, y que fuiste un espíritu, y que eres un espíritu y que serás un espíritu para siempre!

¡Santo Dios, creemos que tú nos has separado de nuestros hermanos; y no creemos en la tradición de nuestros hermanos que les fue transmitida por las puerilidades de sus padres; mas creemos que nos has escogido para ser tus santos hijos; y también nos has dado a conocer que no habrá Cristo!”.

Bueno, parece que alguien no entendió bien el mensaje.

Argumento # 6

José Smith

  • Lo siento por ti, porque crees en un falso evangelio. Eso es trágico, porque si no crees lo mismo que yo, irás al infierno.

El equivalente a este argumento en El Libro de Mormón: Alma 31: 17-18

“¡Mas tú eres el mismo ayer, hoy y para siempre; y nos has elegido para que seamos salvos, mientras que todos los que nos rodean son elegidos para ser arrojados por tu ira al infierno; y por esta santidad, oh Dios, te damos gracias; y también te damos gracias porque nos has elegido, a fin de que no seamos llevados en pos de las necias tradiciones de nuestros hermanos que los someten a una creencia en Cristo, lo que conduce sus corazones a apartarse lejos de ti, Dios nuestro!

Y de nuevo te damos las gracias, oh Dios, porque somos un pueblo electo y santo. Amén.”

Los zoramitas realmente estaban cegados por el orgullo. Lamentablemente, hoy en día vemos las mismas creencias, a veces incluso dentro de la Iglesia.

Argumento # 7

Presidente Nelson

  • ¿Por qué José Smith / Brigham Young hizo “tales y tales cosas” en el pasado? No tiene sentido. Está mal. ¿Cómo puedes seguir a hombres como estos?
  • ¿Por qué el presidente Nelson hace y dice diciendo “tales y tales cosas”? No tiene sentido. Está mal. ¿Cómo puedes seguir a hombres como estos?

El equivalente a este argumento en El Libro de Mormón: 1 Nefi 2: 11-13

“Esto habló por causa de la dureza de cerviz de Lamán y Lemuel; pues he aquí, murmuraban contra su padre en muchas cosas, porque era un hombre visionario, y los había sacado de la tierra de Jerusalén, abandonando la tierra de su herencia, y su oro, y su plata y objetos preciosos, para perecer en el desierto. Y decían que había hecho esto por motivo de las locas imaginaciones de su corazón.

Y así era como Lamán y Lemuel, que eran los mayores, murmuraban en contra de su padre; y hacían esto porque no conocían la manera de proceder de aquel Dios que los había creado.

Ni creían tampoco que aquella gran ciudad de Jerusalén pudiera ser destruida conforme a las palabras de los profetas; y eran semejantes a los judíos que estaban en Jerusalén, los cuales procuraban quitarle la vida a mi padre.”

Según el diccionario de 1828, el proceder es un comportamiento o “conducta que va en relación con los demás”. Parte de la conducta de Dios va en relación a las personas (incluidos Sus profetas) y eso implica dejarlos procesar la revelación que reciben a su manera y a su propio ritmo.

Si cometen errores, a menudo verán las consecuencias de los mismos. De hecho, es probable que Lehi haya cometido errores en el proceso de su éxodo profético, pero eso no le molestó a Nefi. Nefi entendía que el comportamiento de Dios iba en relación a los demás y tomó las cosas con calma. Él tenía una perspectiva más grande.

Una vez más, el Libro de Mormón fue escrito para nuestros días.

¿Puedes pensar en otros argumentos modernos que el Libro de Mormón abordó hace milenios? Háznoslo saber en los comentarios.

Este artículo fue escrito originalmente por David Snell y fue publicado originalmente por thirdhour.org bajo el título “7 Current Anti-Faith Arguments The Book of Mormon Addressed Over 2000 years ago