Los Santos de los Últimos Días no son los únicos que han discursado desde el púlpito del Tabernáculo de Salt Lake. En esta ocasión te compartiremos los 12 presidentes de los Estados Unidos que discursaron en el Tabernáculo de la manzana del templo de la Iglesia.

También te puede interesar: Nunca estás solo, el Señor siempre camina contigo, Él siempre escucha tus oraciones

1. John F. Kennedy 

El 26 de septiembre de 1963 fue el día en que John F. Kennedy, es su calidad de Presidente de los Estados Unidos, llegó a Salt Lake City y dio su histórico discurso en el Tabernáculo de la Manzana del Templo.

Durante su visita en 1963, el presidente habló poderosamente sobre la creación de una nación y un mundo unido. En algunas de sus primeras líneas, compartió:

“Las cualidades de los fundadores de esta comunidad son las cualidades que buscamos en los Estados Unidos, son las cualidades que nos gusta sentir que tiene este país, valor, paciencia, fe, autosuficiencia, perseverancia y, sobre todo, una determinación inquebrantable de ver lo justo prevalecer.”

2. Presidente Theodore Roosevelt

Aunque no fue el primer presidente en visitar Salt Lake, el presidente Theodore “Teddy” Roosevelt fue el primer presidente de los Estados Unidos en discursar en el Tabernáculo el 29 de mayo de 1903. En su discurso, elogió la unidad de la gente de Utah y a su uso racional de los recursos:

“[Ustedes] han ejemplificado una doctrina que me parece esencial y que nuestra gente siempre debería tener en mente… El requisito fundamental para generar prosperidad y civilización es el requisito del carácter individual en un hombre o una mujer…

[Ustedes] tomaron un estado que al principio fue llamado así por estar desierto, y literalmente, no figurativamente, literalmente hicieron que [ese] desierto floreciera como la rosa.”

3. William Howard Taft

La primera vez que el presidente Taft se dirigió a una audiencia de miembros, fue el 26 de septiembre de 1909, un domingo, en el tabernáculo de Salt Lake.

Hacia el final de su discurso, agregó:

“Mis amigos, no puedo, en presencia de una audiencia tan grande como esta, una audiencia que inspira a un pensamiento más elevado con respecto al país y el patriotismo, no puedo referirme a la profundidad del sentimiento que se ha despertado en mí, sentimiento de gratitud ante su bienvenida, a la apreciación de la base de esa bienvenida que es la lealtad a su bandera y país.”

4. Woodrow Wilson

Cuando el presidente Woodrow Wilson llegó a Salt Lake City en septiembre de 1919, no se sentía bien de salud y canceló todas sus citas programadas, a excepción de su discurso en el Tabernáculo y una reunión con la presidenta de la Sociedad de Socorro, Emmeline B. Wells, quien le había ayudado a coordinar la compra de trigo por parte del estado a la Sociedad de Socorro durante la Primera Guerra Mundial.

El discurso del presidente Woodrow Wilson en el Tabernáculo fue un intento por obtener el apoyo del pueblo estadounidense en cuanto a la unión del país a la Sociedad de las Naciones (ahora ONU) como parte del tratado de paz organizado al final de la Primera Guerra Mundial. 

5. Warren G. Harding

El presidente Warren G. Harding se detuvo en Salt Lake City como parte de su viaje hacia el oeste, con rumbo hacia Alaska. Discursó en el Tabernáculo de Salt Lake un martes por la noche, el 26 de junio de 1923, sobre “Impuestos y gastos”. En la introducción de su discurso, él hizo el siguiente cumplido a la gente de Utah:

“No puedo expresarles lo feliz que nos han hecho. Nadie podría recibir en el mundo una recepción más afable, cordial y alentadora que la que nos han brindado en su maravilloso estado y hermosa ciudad. Casi desearía no ser presidente, porque me gustaría dejar de lado mi manuscrito para hablar con ustedes.”

6. Herbert C. Hoover

Mientras hacía su campaña para su reelección en Utah, el presidente Herbert Hoover se dirigió a más de 10,000 personas en el Tabernáculo de Salt Lake el 7 de noviembre de 1932. Comenzó haciendo referencia a sus raíces en Utah:

“Esta no es mi primera visita a Salt Lake City. Vengo del oeste, y uno de mis primeros compromisos profesionales en este estado fue la responsabilidad de administrar una cadena y cavar zanjas…

Ha sido un gran alivio y una gran estimulación en los últimos dos días poder regresar al lado oeste del país, donde nací y me crié. No vengo a su estado como un desconocido.”

7. Franklin D. Roosevelt

Cuando era gobernador de Nueva York, el presidente Franklin D. Roosevelt hizo una parada en Salt Lake City para dar un discurso de campaña en el Tabernáculo el 17 de septiembre de 1932.

Al igual que los que hablaron allí anteriormente y los que le siguieron, el gobernador Roosevelt elogió la hospitalidad y amabilidad de la gente de Utah, y su herencia pionera:

“Mi visita aquí en Salt Lake City es, les aseguro, uno de los lugares más radiantes de un recorrido feliz. Al mirar el paisaje de este valle, es fácil ver cómo un ciudadano distinguido de su estado, que llegó a este lugar hace ochenta y cinco años, exclamó: “¡Este es el lugar!”.

Me gusta rendir un nuevo homenaje cada vez que regreso a este lugar a esos espléndidos pioneros estadounidenses que hicieron en aquel entonces todo esto posible.”

8. Harry S. Truman

El 21 de septiembre de 1948, el presidente Truman, así como muchos de los presidentes que discursaron en el Tabernáculo, habló de la importancia de los recursos de Utah. También hizo referencia a las interacciones de su abuelo con Brigham Young, diciendo:

“Hoy, soy muy cordialmente recibido por el Presidente de la Iglesia Mormona, el sucesor de Brigham Young. ¡Ojalá mi abuelo pudiera verme ahora!”

9. Dwight D. Eisenhower

El presidente Eisenhower se detuvo en Salt Lake se dirigió a la gente de Utah  en el Tabernáculo como candidato presidencial el 10 de octubre de 1952. Varios periódicos, incluido el Toledo Blade, compartieron extractos de su discurso:

“Que nadie con gran temor y poca fe diga que América está acabada; que los días de nuestros pioneros hayan terminado. Este es el momento de continuar —en la histórica peregrinación de Estados Unidos— para hacer de esta tierra prometida cada vez más como la misma.”

10. Lyndon B. Johnson

El presidente Lyndon B. Johnson, quien juramentó como presidente en 1963 después del asesinato del presidente John F. Kennedy, hizo una parada en Salt Lake City mientras realizaba su campaña para las próximas elecciones. 

En su discurso en el Tabernáculo el 29 de octubre de 1964, el presidente Johnson habló sobre una “respuesta alentadora” por parte de la Unión Soviética para obtener paz. Él también hizo referencia a uno de los himnos de las Iglesia “Te damos, Señor, nuestras gracias”.

“Podemos, en palabras de uno de sus himnos, comprometer nuestros esfuerzos para avanzar hacia ‘la dicha eterna’. O podemos, en insensatez y necedad, permitir que el mundo se mueva imprudentemente hacia la condenación eterna.”

11. Richard Nixon 

Aunque el presidente Richard Nixon discursó en el Tabernáculo como candidato presidencial dos veces antes, el 31 de octubre de 1970, fue la primera vez que se dirigió a la audiencia como presidente de los Estados Unidos. 

Debido a que el país se encontraba en medio de la Guerra de Vietnam, el presidente compartió las últimas noticias sobre el progreso del país para obtener paz. Al presidente Nixon le fascinó tanto la música del Coro del Tabernáculo que les pidió que cantaran nuevamente:

“También me gustaría presentar mis respetos a quienes me precedieron en el programa, al magnífico Coro del Tabernáculo. Me sentí tan honrado que vinieran a nuestra inauguración. Y espero que canten otro número al final de mi discurso. Voy a terminar antes para que puedan tener tiempo de cantar.”

12. Jimmy Carter

El 27 de noviembre de 1978, el presidente Spencer W. Kimball recibió al presidente Jimmy Carter durante la Semana Nacional de la Familia. En su discurso en el Tabernáculo expresó:

“Su gran Iglesia es la personificación de lo que debería ser una familia: una Iglesia que cree, por imperativo moral, en familias fuertes, en el individualismo, el derecho a ser diferente, pero la oportunidad e incluso el deber de crecer como un ser humano que se prepara para un mayor servicio.”

Este artículo es una adaptación y fue escrito originalmente por Jannalee Sandau y fue publicado originalmente por ldsliving.com bajo el título “12 Times US Presidents Spoke in the Tabernacle