Si bien hemos hecho todos los esfuerzos posibles para evitar el lenguaje gráfico innecesario, este artículo incluye detalles sobre la trata de personas y podría ser perturbador para algunos lectores.

Coco Berthmann es una sobreviviente de la trata de personas y directora de la mesa directiva de ARISE Project for Humanity, una organización sin fines de lucro que trabaja para combatir la epidemia de la esclavitud moderna.

trata de personas

Coco Berthmann.

También te puede interesar: 7 Maneras de tratar tus heridas emocionales cuando nadie más puede ver tu dolor

Coco escapó del tráfico sexual a la edad de 15 años y, con el tiempo, encontró la paz y el hogar que estuvo buscando en el Evangelio de Jesucristo.

Ahora está trabajando para poner fin a las atrocidades de la trata de personas de una vez por todas.

La trata de personas es una epidemia mundial, que sigue aumentado cada año. Los últimos informes estiman que la cantidad de esclavos modernos en el mundo asciende a 40 millones, contabilizando a aquellos en el tráfico sexual y aquellos forzados a casarse antes de cumplir la mayoría de edad.

Hoy en día, existen más personas en cautiverio que en los 300 años del comercio trasatlántico de esclavos.

“La parte más difícil de entender es que tenemos más esclavos en la actualidad que nunca antes en la historia. Este es el mayor desafío para los derechos humanos del siglo”, dijo Coco.

La clave para luchar contra la trata de personas es educar al público sobre qué signos buscar. Debido a la complejidad y la generalización de la trata de personas, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley necesitan la ayuda del público para identificar a las posibles víctimas.

Coco dice que la trata de personas no es como se ve en las películas. “Te lo aseguro, probablemente ya has estado muy cerca de la trata de personas. Sucede a tu lado, en lugares muy comunes y creo que esto es algo que las personas no entienden: sucede mientras estás en el supermercado, sucede donde te haces la manicura o la pedicura, en el cine o el aeropuerto”.

Debido a que sucede en todos lados, el público puede jugar un papel importante en acabar con la trata de personas.

“Sucede a tu lado y tienes el poder de ponerle fin. Tienes el poder de salvar a alguien. Todo lo que necesitas hacer es ser lo suficientemente valiente como para ser el héroe de alguien. Solo debes prestar atención”, dijo Coco.

La trata de personas tiene diferentes formas. No solo está el tráfico sexual, sino también la extracción de órganos o el tráfico de mano de obra, que sucede con frecuencia en los Estados Unidos.

Según el Departamento de Estado de EE.UU., entre 600 000 y 800 000 personas son traficadas a través de las fronteras internacionales todos los años. 80% de esas personas son mujeres y la mitad son niños.

trata de personas

Cifras de las víctimas detectadas de la trata de personas a nivel mundial, por grupos de edad y sexo, 2016 (o las más recientes). Fuente: UNODOC.

“Las cifras son impactantes y el sufrimiento es insólito”, dijo Coco.

Según el sitio web de Operation Underground Railroad, el 71% del total de las víctimas de la esclavitud son mujeres y niños. Una de cada 4 víctimas de la esclavitud es un niño.

En la actualidad, la trata de personas es el tercer negocio más rentable para el crimen organizado, después de las drogas y las armas. Asimismo, es la forma de crimen internacional de más rápido crecimiento debido a su bajo riesgo y su alto potencial de ganancias.

El tráfico sexual es la forma más frecuente de trata de personas en los Estados Unidos.

Un estudio de la ONU reveló que el 80% de los casos registrados de trata de personas se deben a la explotación sexual. Estados Unidos fue catalogado como el destino más común para las víctimas.

“Por lo general, los niños son traficados por sus propias familias, lo crean o no. Ese fue mi caso. Mientras más pequeños sean los niños, más dinero recibe el traficante”, dijo Coco.

Las personas tienen una idea equivocada sobre el posible perfil de una víctima. “Siempre les pido a las personas que se tomen un minuto e imaginen a una víctima: ‘Solo imagina a una víctima. Ahora, toma un descanso y ve al frente de ti a tu hermana, tu hijo, tu madre, tu compañero de trabajo o tu compañero de clase, esa es una víctima’”, dijo Coco.

trata de personas

Coco con Williamson Sintyl, fundador y CEO de ARISE Project for Humanity.

Coco dice que los traficantes buscan personas vulnerables: fugitivos, drogadictos, indigentes, personas con situaciones familiares difíciles o inestables financiera o emocionalmente.

“La preparación es parte de la trata de personas y sucede durante semanas. Los atraen. Se lleva a cabo durante semanas de manipulación y lavado de cerebro. Hacen que las personas se vuelvan emocionalmente dependientes. Si no lo hacen, son torturadas emocional y físicamente. Los efectos son permanentes y ese es el problema para los agentes policiales  porque esas víctimas traficadas tienen mucho miedo y son muy dependientes emocionalmente”, dijo Coco.

Con respecto al tráfico de niños, los traficantes quieren mantener a sus víctimas aisladas y desorientadas. Pueden mudarse con frecuencia para impedir que los niños establezcan cualquier tipo de vínculo o sistema de apoyo. Coco se mudó 16 veces durante los primeros 15 años de su vida.

Coco dice que debemos estar muy alerta. Los maestros y los doctores son especialmente importantes para identificar a los niños involucrados en la trata de personas.

Cuando se trata de un adolescente o un adulto, Coco dice que existen signos comunes a los que debemos estar atentos:

  • Evidencias de ser controlado
  • Evidencias de incapacidad de cambiar o dejar el trabajo
  • Moretones u otras señales de abuso físico
  • Miedo o depresión
  • No hablar por sí mismo y/o no hablar el idioma del país
  • No tener pasaporte u otras formas de identificación o documentación

trata de personas

“Si tienes una amiga que, de repente, después de unas semanas, comienza a recibir muchos regalos caros de su novio, parece muy aislada, comienza a estar más callada y ansiosa, quizá haya algún abuso físico, algo que no fue común al principio. Quieres seguir observando y saber un poco más de su ‘novio’. ¿Cuál es la situación familiar de tu amiga? ¿Cuál es la situación familiar de su novio? No es solo algo que les pasa a las mujeres, también les sucede a los hombres”, dijo Coco.

Coco enfatiza la necesidad de que el público se acerque al Centro Nacional de Recursos contra la Trata de Personas [EE.UU] si sospechan algo.

“Llamar una vez no es demasiado. Llamar una vez es poco. No queremos que esto suceda. Así que animo a la sociedad y al público a encontrar la confianza para llamar. No tengan miedo, nada puede suceder si no es trata de personas y nada saldrá mal. Lo único que pueden hacer es salvar una vida”, enfatizó Coco.

Coco desea que aquellos que sufren cualquier tipo de abuso sepan que hay esperanza. ¡La felicidad y la sanación son posibles!

“El hecho de que esté sentada aquí es un milagro para mí. Estadísticamente, no debería estar aquí. Estadísticamente, debería estar muerta. Debería haber sido asesinada a los 21 años. Debería ser una drogadicta. Debería ser una prostituta. Debería ser cualquier cosa menos lo que soy ahora, y estoy feliz”, dijo Coco.

A menudo, encontramos ayuda y esperanza a través de quienes nos rodean.

“Ahora, estoy aquí, a la mitad del mundo, y lo logré, no sola, sino porque Dios se aseguró de enviarme ángeles terrenales a lo largo del camino. Me siento halagada cuando las personas dicen: ‘¡Oh! Lo lograste sola”, pero no fue así. Esto es lo que trato de decirles a las personas: No se supone que vivamos esta vida solos. La Expiación no funciona de esa manera. Nada en la Iglesia funciona de esa manera. Se supone que  trabajemos en equipo. Estamos aquí como un equipo y se supone que debemos ayudarnos unos a otros”, dijo Coco.

trata de personas

Coco agregó, “Creo firmemente que lo que sea que estemos atravesando no es para nosotros mismos, sino para ayudar a otras personas”.

Después del escape milagroso y la conversión de Coco a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, se siente llamada a la obra de ministrar a sus hermanos y hermanas esclavizados en la trata de personas.

“Cuando atravieso cosas difíciles, intento imaginar a una niña o un niño que está siendo objeto de la trata de personas y eso me ayuda. Cuando llego a un punto en el que digo, ‘Ya no puedo hacerlo’, veo esa casa y me doy cuenta de que necesitamos ayudar. Hay niños ahí que necesitan que los ayudemos y salvemos… Creo firmemente que esa es nuestra obligación y nuestra misión, proteger a los más vulnerables entre nosotros”, dijo Coco.

Coco agregó: “Sobreviví, estoy aquí, feliz, trabajando y estoy sana. ¿Cómo no podría dedicar mi vida, mis talentos y mis recursos a ayudar a los demás a hacer lo mismo?”

Si sospechas que alguien es víctima de la trata de personas, comunícate con la policía de tu país o, si vives en los Estados Unidos, puedes comunicarte con el Centro Nacional de Recursos contra la Trata de Personas: 1-888-373-7888.

Sigue informándote sobre cómo ayudar a combatir la trata de personas.

Esta es una traducción del artículo que fue escrito originalmente por Ashli Kristine Hansen y fue publicado en ldsliving.com con el título “Human Trafficking Survivor: What to Know, How to Help”.