Pregunta

El otro día tuve un debate con una vieja amiga. En su opinión, ella puede seguir siendo fiel y un buen miembro de la Iglesia y apoyar cosas como el matrimonio gay y el aborto. Le dije que no estaba de acuerdo con esas dos cosas que eran contrarias al plan del Señor. ¿Podrías compartir tu opinión conmigo o algunas ideas?

Kenneth

Respuesta

También te puede interesarSi la Iglesia mormona no cree en el matrimonio entre personas del mismo sexo, ¿Por qué Family Search lo reconoce?

Querido Kenneth,

La controversia política entre los miembros no es nada nuevo en la Iglesia. El Presidente Wilford Woodruff señaló en 1890 que los Santos:

“En muchos casos se han unido a los dos partidos más grandes del país. Se han realizado campañas, elecciones y se ha generado mucho sentimiento de partido. Se han dicho y hecho muchas cosas que han herido los sentimientos de los humildes y los mansos, y que además ha sido una causa de ofensa”.

Quizás debería mencionar que éste no fue un discurso de Conferencia. El profeta incluyó su comentario como parte de la oración dedicatoria del Templo de Salt Lake, le suplicó al Señor:

“Perdona a tu pueblo que ha pecado en esta dirección. Muéstrale, oh Padre, sus faltas y sus errores, para que puedan… cultivar ese espíritu de afecto y amor… el  uno por el otro, y que Tus Santos, en especial, deberían valorar. Haz que tu pueblo, de aquí en adelante, evite la amargura y los conflictos, se abstenga de palabras y actos en las discusiones políticas que podrían causar susceptibilidad y pesar a tu Espíritu Santo”.

En la actualidad, los líderes de la Iglesia han emitido una declaración similar, específicamente en el contexto del matrimonio entre personas del mismo sexo.

“Así como quienes fomentan el matrimonio entre personas del mismo sexo tienen derecho a que se les trate con cortesía, lo mismo es válido para aquellos que se oponen a dicho matrimonio”. Además, nuestros líderes “ratifican que no se debe tratar de forma irrespetuosa a quienes hagan uso de las leyes o los fallos de los tribunales que autoricen el matrimonio entre personas del mismo sexo. El evangelio de Jesucristo nos enseña a amar y a tratar a todas las personas con bondad y cortesía, incluso cuando no estemos de acuerdo”.

No voy a responder tu pregunta directamente. Creo que sería mucho mejor para ti continuar este debate con tu amiga, pero antes intenta comprender tu posición, ya que el acto de pedir ayuda a alguien para defender tu posición indica qué tan bien formada está tu opinión.

Algunas personas religiosas, incluidos los Santos de los Últimos Días, coinciden con tu amiga. ¿Sabes por qué sucede eso? Conversa con tu amiga con amabilidad para entender. No tienes que estar de acuerdo, pero deberías poder expresar bien sus pensamientos.

Creo que este es un ejercicio que vale la pena para todos los Santos de los Últimos Días. Creo que a medida que participemos en estos debates entre nosotros, aprenderemos varias cosas:

1. Aprenderemos mejor cómo participar en un discurso civilizado y podremos modelarlo en nuestras comunidades.

2. Aprenderemos que hay una variedad de principios del Evangelio aparentemente conflictivos que podríamos haber estado descuidando, ¿El albedrío es más importante que la rectitud? ¿Dónde establecemos el límite cuando legislamos a aquellos que no han hecho los mismos convenios que nosotros?

3. Descubriremos que hay algunos aspectos en los que podemos ceder y otros en los que no. Por ejemplo, la Iglesia básicamente ha sostenido que el aborto es un procedimiento estrictamente médico que solo se debe realizar a los miembros en ese contexto y no como una forma de control de natalidad, en contraste con algunas posiciones más estrictas en las que el aborto siempre está mal.

4. Aprenderemos más sobre nosotros mismos y lo que realmente creemos a medida que lo expresemos.

¡Estás pisando terreno nuevo aquí! Te deseo todo lo mejor en tu incursión en el civismo.

Fuente: Askgramps