Cuando sientes que no encajas: Cómo encontrar tu lugar en la Iglesia como madre soltera

mujer familia madre soltera

Pregunta

Soy una madre soltera y a menudo siento que no encajo en la Iglesia, especialmente cuando se aborda el tema de la familia eterna. ¿Cómo puedo afrontar este sentimiento de inadecuación?, ¿qué puedo hacer?

Respuesta

mama con dos hijos dibujando

No me siento cómoda en la Iglesia como Madre soltera, ¿qué puedo hacer? Imagen: Canva

Muchas gracias por la pregunta. Realmente puedo comprender tus sentimientos y preocupaciones sobre este tema.

Me gustaría compartir un poco sobre mí esperando que puedas encontrar algo que te ayude a sentirte mejor.

El sueño de mi madre siempre fue tener una familia, esa fue una de las razones por las que decidió unirse a la Iglesia. Cuando escuchó a los misioneros enseñar sobre cómo las familias pueden ser eternas, supo que había encontrado la Iglesia que tanto buscaba.

Con la ayuda de sus amigos Santos de los Últimos Días, ella, mi hermano y yo pudimos establecernos en este nuevo mundo. 

Sin embargo, aún así, fue un desafío. Mi madre trabajaba los domingos y siempre estaba cansada y cuando lograba asistir a las reuniones, mi hermano corría tanto por el salón sacramental que, además de hacerla sentir incómoda, no le permitía prestar atención a nada.

mujer triste

Padres y madres solteros, los cielos los favorecerán. Imagen: Canva

En situaciones como esta, ella se preguntaba si todo este esfuerzo tenía sentido o realmente valía la pena.

A medida que crecía en la Iglesia, comencé a notar algunos comentarios entre las hermanas sobre mi madre porque era soltera. Muchas de ellas no querían ser su amiga temor e ignorancia. Esto me abrió los ojos a otro desafío que estábamos enfrentando.

Imagino que no era nada fácil para mi madre estar allí cada domingo, mirar a la congregación y ver a todas esas familias que parecían tan perfectas, o escuchar los discursos sobre la familia en el modelo del Señor, o incluso cantar que “las familias pueden ser eternas”.

Así que puedo decir que entiendo cómo te sientes, vi de cerca lo que mi madre pasó, y también, siempre he deseado tener una familia eterna. 

mujer mirando el horizonte

Realmente no están solos. Imagen: Canva

Sobre ese sentimiento de inadecuación que mencionaste, el élder David S. Baxter, de los Setenta, compartió:

“Por favor, nunca sientan que pertenecen a una clase secundaria, una subcategoría de miembros que por alguna razón tiene menos derecho que los demás a las bendiciones del Señor. En el reino de Dios, no existen ciudadanos de segunda clase”.

Además, en el mismo discurso, agregó:

“Padres que crían solos a sus hijos, testifico que si ponen su mejor empeño en éste, el más difícil de los desafíos humanos, los cielos los favorecerán. Realmente no están solos. 

Permitan que el tierno poder redentor de Jesucristo ilumine su vida y los llene de esperanza en la promesa eterna. Sean valientes; tengan fe y esperanza; piensen en el presente con fortaleza y miren al futuro con confianza”.

mujer virtuosa en el templo

A Su tiempo, el Señor te dará las bendiciones que deseas. Imagen: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

A pesar de todos estos desafíos y la situación que vivimos, mi madre continuó con valentía, cuidando de cada uno de sus hijos. También, no esperamos a que llegara una figura paterna o un compañero para mi madre para ser una familia feliz.

Ella siempre fue nuestra fortaleza diaria. Nos despertaba al son de himnos para ir a la Iglesia, incluso sabiendo que nos resistiríamos y nos pondríamos de mal humor al vestirnos. Siempre nos animó a leer las escrituras, participar en las actividades de la Iglesia y hacer nuestras oraciones.

Mi madre siempre hizo que nuestra familia fuera muy especial. 

Todos sabíamos que sería bueno tener una figura paterna, tanto en mi educación como en la de mi hermano, y tener a alguien que fuera como un protector para apoyar a mi madre, un compañero.

mamá abrazando a su hijo

Ella siempre fue nuestra fortaleza diaria. Imagen: Canva

Sin duda, eso nos hizo falta en varios momentos, pero siempre supimos que ese “detalle” sería resuelto por el Señor, en Su tiempo, para que pudiéramos ser sellados por la eternidad, porque siempre hemos sido una familia.

A pesar de sentir que no encajas o perteneces por no tener una familia que incluya un padre, madre e hijos, siempre podemos recordar que todos somos hijos e hijas de Dios y que, conforme a nuestra rectitud, seremos merecedores de Sus bendiciones. 

Con Su ayuda, podrás disfrutar de todas las promesas que Él nos ha extendido. Espero haberte ayudado.

Fuente: Maisfe

Video relacionado

@masfe.org

Alguna vez, ¿te han hecho la misma pregunta? #masfe #sud #inspiracioncristiana #frasesmotivadoras #jesusteama #diosesbueno #nuevoscomienzos #amorcristiano #jovenescristianos

♬ sonido original – Masfe.org

También te puede interesar

| Para meditar
Publicado por: Sabina Mujica Estrada
Licenciada en Turismo, Hotelería y Gastronomía, apasionada por los libros y los idiomas, profesional armando rompecabezas.
byu jerusalem center
BYU Jerusalem Center sirve de refugio frente a los atentados en Israel
presidente Oaks y presidente Eyring en la conferencia general
Las más recientes invitaciones de la Primera Presidencia y el Cuórum...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *