Los profetas y la política: ¿Qué es lo que han dicho al respecto?

política y profetas

Con los recientes acontecimientos en el mundo, me he visto más involucrada que nunca en la política. Lamentablemente, he visto que ciertos temas se han vuelto extremadamente polémicos. Han causado tensión entre amigos y familiares, es algo que me entristece un poco.

En tiempos de caos, siempre es mejor recurrir a nuestro Padre Celestial. Como los problemas políticos surgen con mayor frecuencia, quise saber qué es lo que Él tiene que decir al respecto. Así que decidí investigar / estudiar y compartir contigo lo que encontré.

En lugar de expresar mis opiniones sobre asuntos políticos, simplemente compilé una lista de citas de nuestros líderes que pueden ayudarnos a todos a ser más instruidos en lo que respecta a la política y la posición de la Iglesia.

La declaración oficial de la Iglesia

Comencé mi búsqueda con la declaración oficial de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días titulada “Neutralidad política“.

“La Iglesia no:

    • Respalda, promueve ni se opone a ningún partido, candidato ni plataforma políticos.
    • Permite que los edificios de su Iglesia, los directorios de miembros ni otros recursos se utilicen para fines políticos partidistas.
    • Intenta dirigir a sus miembros en cuanto a qué candidato o partido deben apoyar con su voto. Estas normas se aplican aunque el candidato sea miembro o no de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.
    • Intenta dirigir ni dar órdenes a ningún líder gubernamental.

La Iglesia sí:

    • Alienta a sus miembros a desempeñar un papel como ciudadanos responsables de su comunidad, incluso el mantenerse informados sobre los hechos y votar en las elecciones.
    • Espera que sus miembros participen en el proceso político de forma responsable y cívica, respetando el hecho de que los miembros de la Iglesia provienen de una variedad de entornos y experiencias, y que puede haber diferencias de opinión en asuntos de política partidista.
    • Solicita a los candidatos políticos que no insinúen que su candidatura o plataformas tengan el respaldo de la Iglesia.
    • Se reserva el derecho como institución de presentar, de una manera no partidista, los temas que considere que tengan consecuencias importantes para la comunidad o para la moral o que afecten directamente los intereses de la Iglesia”.

Fomentar la participación

La declaración oficial de la Iglesia me llevó a una carta de nuestros líderes que fue leída en todas las congregaciones de los Estados Unidos en el 2016. Dice:

Como ciudadanos tenemos el privilegio y el deber de elegir a los que ocuparán cargos públicos e influir en las políticas públicas. La participación en el proceso político afecta a nuestras comunidades y a nuestra nación tanto en la actualidad como en el futuro. 

Instamos a los Santos de los Últimos Días a ser ciudadanos activos al registrarse, ejercer su derecho al voto y participar en asuntos cívicos. También les instamos a que pasen el tiempo necesario para informarse sobre los temas y candidatos que consideran elegir. 

Junto con las opciones disponibles para ustedes a través de Internet, debates y otras fuentes, la Iglesia ocasionalmente publica información sobre cuestiones morales particulares sobre las cuales ha tomado una posición en newsroom.churchofjesuschrist.org.

Los principios compatibles con el evangelio se pueden encontrar en varios partidos políticos, y los miembros deben buscar candidatos que mejor personifiquen esos principios”.

Ser un buen ciudadano

El élder Quentin L. Cook enseñó que es difícil “cambiar a la sociedad en general, pero aun así debemos esforzarnos por mejorar la cultura moral que nos rodea. Los Santos de los Últimos Días en todos los países deben ser buenos ciudadanos, participar en asuntos cívicos, educarse sobre los mismos y ejercer su voto”.

El presidente Thomas S. Monson dijo: 

“Seamos buenos ciudadanos de las naciones donde vivimos y buenos vecinos en nuestras comunidades, sirviendo a las personas de otras religiones al igual que a las de la nuestra. Seamos hombres y mujeres de honestidad e integridad en todo lo que hagamos”.

¡También descubrí que Doctrina y Convenios 134 es una gran sección que habla sobre nuestra participación en la política!

Temas importantes

Ahora que sabemos que se alienta nuestra participación, es bueno aprender más sobre lo que los líderes de La Iglesia Jesucristo de los Santos de los Últimos Días han dicho sobre ciertos grandes temas en el mundo.

Aborto

La declaración oficial de la Iglesia sobre el aborto dice:

“La vida humana es un don sagrado de Dios. El aborto voluntario por conveniencia personal o social está en contra de la voluntad y de los mandamientos de Dios. Los miembros de la Iglesia que se sometan, lleven a cabo, fomenten, financien u organicen dichos abortos pueden perder su condición de miembros de la Iglesia”.

Matrimonio del mismo sexo

Una declaración emitida por la Iglesia en el 2015 declaró:

“La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días reconoce que después de la decisión de hoy de la Corte Suprema, los matrimonios entre personas del mismo sexo ahora son legales en los Estados Unidos. 

La decisión del Tribunal no altera la doctrina del Señor de que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer ordenados por Dios. Aunque muestra respeto por aquellos que piensan de manera diferente, la Iglesia continuará enseñando y fomentando el matrimonio entre un hombre y una mujer como parte central de nuestra doctrina y práctica”.

Si bien nuestra Iglesia no promueve el matrimonio entre personas del mismo sexo, sí se nos alienta a amar a todos nuestros hermanos y hermanas.

Racismo

El presidente Nelson compartió una publicación en las redes sociales sobre el racismo. Él escribió:

“Nos unimos a muchos en toda esta nación y en todo el mundo que se encuentran profundamente tristes por las recientes evidencias de racismo y un evidente desprecio por la vida humana. Rechazamos la realidad de que algunos nieguen a otros el respeto y la más básica de las libertades debido al color de su piel. 

También nos entristece que estos ataques a la dignidad humana conduzcan a una violencia y disturbios cada vez mayores.

El Creador de todos nos pide a cada uno de nosotros que abandonemos las actitudes de prejuicio contra cualquier grupo de hijos e hijas de Dios. ¡Cualquiera de nosotros que tenga prejuicios hacia otra raza necesita arrepentirse!”.

Los derechos de las mujeres

La Iglesia emitió su declaración sobre los derechos de las mujeres a principios del 2020.

“Somos hijos de Padres Celestiales. El ser hombre o el ser mujer es una parte importante de lo que somos, tanto antes, durante y después de esta vida. Los hombres y mujeres son iguales: ninguno es superior al otro. [Los hombres y mujeres] también son diferentes, con distintos roles dentro de una familia. Tanto los hombres como las mujeres cumplen su propósito más elevado juntos como marido y mujer, no por separado.

Hoy en día, el feminismo puede significar cosas diferentes para diferentes personas. En ocasiones se refiere a los esfuerzos para garantizar los derechos humanos básicos y la equidad básica para las mujeres, así como a los esfuerzos para impulsar a las mujeres a obtener una educación, desarrollar sus talentos y servir a la humanidad en cualquier campo que elijan. Los Santos de los Últimos Días apoyan estas ideas.

Sin embargo, a veces ciertas filosofías y movimientos sociales que llevan la etiqueta del feminismo defienden ideas extremas que no están en armonía con las enseñanzas del Evangelio. Esto puede hacer que las personas se aparten (o incluso obren en contra) de los ideales del matrimonio y la familia. Los Santos de los Últimos Días desaprueban esas ideas”.

COVID-19

salud mental ansiedad

¡También tenemos la suerte de tener otra declaración oficial de la Iglesia sobre este tema relativamente nuevo! Esta declaración dice lo siguiente:

“Medidas Preventivas Para Miembros

Para todos los miembros de la Iglesia, hay sabiduría al tomar medidas para mantenerse saludable durante esta temporada de resfriados y gripe. Estas precauciones incluyen*:

    • Lávese las manos regularmente y a fondo con agua y jabón o límpielas con un desinfectante para manos a base de alcohol.
    • Evite el contacto cercano con personas enfermas (esto puede incluir evitar estrechar la mano u otros saludos habituales).
    • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.
    • Quédese en casa si está enfermo.
    • Cúbrase al toser o estornudar con un pañuelo desechable, luego tírelo a la basura.
    • Mantenga una distancia de al menos dos metros entre usted y cualquier persona que esté tosiendo o estornudando.
    • Limpie y desinfecte los objetos y las superficies que se tocan con frecuencia con un spray o paño de limpieza doméstico.
    • Siga las recomendaciones de la organización de salud pública para usar una máscara facial.

* Esta información está basada en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos.”

Inmigración

inmigrantes venezolanos

Fotografía: Guadalupe Pardo

Por último, el sitio web de la Iglesia dice lo siguiente sobre la inmigración,

“En calidad de Iglesia mundial que trata muchos asuntos complejos alrededor del mundo, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días promueve principios fundamentales generales que tienen aplicación en todo el mundo. 

La Iglesia considera que la declaración del Pacto de Utah es un enfoque responsable para la urgente necesidad de una reforma de inmigración en los Estados Unidos. Es compatible con principios importantes que defendemos:

    • Seguimos a Jesucristo al amar a nuestro prójimo. El Salvador enseñó que el significado de “prójimo” incluye a todos los hijos de Dios, en todo lugar y en todo momento.
    • Reconocemos la necesidad siempre presente de fortalecer a la familia. La familia está destinada a estar junta. La separación forzada de los padres que trabajan de sus hijos debilita a las familias y perjudica a la sociedad.
    • Reconocemos que toda nación tiene el derecho de hacer cumplir sus leyes y asegurar sus fronteras. Todas las personas sujetas a las leyes de una nación son responsables de las acciones que tomen en relación esas leyes.

Los funcionarios públicos deben crear y administrar leyes que reflejen nuestras mejores aspiraciones como una sociedad justa y compasiva. Tales leyes mantendrán el equilibrio correcto entre el amor al prójimo, la cohesión familiar y la observancia de leyes justas y ejecutables”.

Una perspectiva general

Obviamente, hay muchos otros temas sobre los cuales podemos instruirnos, sin embargo, me alegra saber que puedo contar con la guía de nuestros líderes. Realmente tengo la “esperanza de un mundo mejor” (Eter 12) y sé que nuestra participación en nuestras comunidades hará eso posible.

Te deseo la mejor de las suertes en tu búsqueda y aprendizaje sobre estos temas, puede ser un tanto complicado, pero posible. Ora para tener el Espíritu contigo y sé respetuoso con los demás, y recuerda, es normal que no todos tengamos las mismas creencias.

Fuente: thirdhour.org

| Para meditar, trending

Deja un comentario*

comment_before*