¿Qué pasará con la tribu de Manasés en el Milenio?

Pregunta

La mayoría de nuestros hijos son de la tribu de Efraín, sin embargo, nuestra hija pertenece a la de Manasés.

¿Por qué sucede esto?, ¿cuáles serán sus bendiciones y responsabilidades?

Cuando alguien se une a una tribu por adopción, ¿siempre se menciona que ahora forma parte de esa tribu, o a veces no se hace?

Respuesta

bendición efraín

Bendición de Efraín y Manasés. Arte: Benjamin Walker

El presidente James E. Faust compartió algunas excelentes ideas sobre las bendiciones patriarcales, en su discurso él menciona familias como la tuya, donde algunos son de Efraín y otro de Manasés: 

“Debido a que las tribus se han entremezclado, a un hijo tal vez se le declare ser de la tribu de Efraín, mientras que otro de la misma familia sea de Manasés o de una de las otras tribus.

Es posible entonces que las bendiciones de una tribu predominen en un hijo, mientras que las bendiciones de otra tribu predominen en otro. Es así que los hijos de los mismos padres podrían recibir las bendiciones de tribus diferentes”. 

Un estudio de esos patriarcas mostrará que, sin importar en qué tribu caigas, tu bendición es abundante. Imagen: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Al igual que los descendientes de Efraín, la tribu de Manasés hereda todas las bendiciones y obligaciones dadas a Abraham, Isaac, Jacob y José.

Un estudio de esos patriarcas mostrará que, sin importar en qué tribu caigas, tu bendición es abundante. Al estudiar específicamente a Manasés, verás que a menudo se le menciona junto a su hermano Efraín. Incluso siglos después, todavía se le menciona junto a su hermano.

El deber de los últimos días de Manasés probablemente está mejor descrito por Moisés cuando bendijo a la tribu de José: 

Este gran derramamiento de bendiciones es una señal de los tiempos. Créditos: “Joseph and his Brethren” by George Frideric Handel

“Su gloria es como el primogénito de su toro, y sus cuernos como cuernos de toro salvaje; con ellos arrinconará a todos los pueblos hasta los confines de la tierra; y estos son los diez millares de Efraín, y estos los millares de Manasés”. (Deuteronomio 33:17)

Junto con Efraín, Manasés es responsable de reunir a las demás tribus. Efraín liderará esta gran obra, pero Manasés estará a su lado, listo para trabajar. 

A medida que Manasés lo haga, cosechará las bendiciones de los patriarcas con resultados visibles. Este gran derramamiento de bendiciones es una señal de los tiempos.

Los hijos de Lehi (descendientes de la tribu de Manasés) prosperarán como prueba de que el Señor está acelerando Su venida:

“Pero antes que venga el gran día del Señor, Jacob prosperará en el desierto, y los lamanitas florecerán como la rosa” (Doctrina y Convenios 49:24)

Fuente: Ask Gramps

Video relacionado

También te puede interesar

Deja Tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *