¿Cuál es la postura de la Iglesia sobre el uso de la marihuana medicinal y el aceite de CBD?

uso de la marihuana medicinal

La posición de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días sobre la marihuana medicinal es bastante fácil de encontrar en el manual general de la Iglesia.

El manual establece que la Iglesia se opone a la marihuana para su uso recreativo (al igual que con otras drogas que alteran el cerebro), pero no se opone al uso de marihuana con fines medicinales.

La Iglesia también expone que para el uso medicinal, hay condiciones que el paciente debe cumplir (Manual General):

  • Se determina que el uso es necesario desde el punto de vista médico, de acuerdo con un médico con licencia u otro proveedor de cuidados de la salud que cuente con aprobación legal.
  • La persona sigue la dosis y el modo de administración que recomienda el médico u otro proveedor de cuidados de la salud autorizado.
uso de la marihuana

Imagen: Canva

Además, “la Iglesia no aprueba el vapeo de marihuana, a menos que el proveedor de cuidados de la salud lo autorice de conformidad con una necesidad médica” debido a que la Iglesia no aprueba que se fume marihuana, incluso con fines medicinales.

La postura de la Iglesia sobre el aceite de CBD no está tan claramente definida. Las normas que se encuentran en Para la Fortaleza de la Juventud expresa:

“Evite cualquier bebida, droga, droga, sustancia química o práctica peligrosa que se utilice con el fin de provocar una sensación o estado de euforia que puedan dañar tu cuerpo o tu mente”.

Según la Clínica Mayo, el aceite de CBD o cannabidiol:

“Es un químico que se encuentra en la marihuana. El CBD no contiene tetrahidrocannabinol (THC), el ingrediente psicoactivo que se encuentra en la marihuana y produce el estado de euforia”.

De esto, uno podría concluir que el aceite de CBD es seguro y no tiene nada de malo, excepto que la Clínica Mayo también afirma lo siguiente:

Cigarrillo electrónico.

Imagen: Alamy

“Otro motivo de preocupación es la falta de fiabilidad de la pureza y la dosis de CBD en los productos. Un estudio reciente de 84 productos de CBD comprados en línea mostró que más de una cuarta parte de los productos contenían menos CBD que lo expresado en la etiqueta. Además, se encontró THC en 18 productos”.

Cuando el tema de la marihuana medicinal se sometió a votación en Utah, la Iglesia de Jesucristo emitió una declaración que incluía lo siguiente:

“Si bien no estamos en condiciones de evaluar afirmaciones médicas específicas, la Iglesia entiende que hay algunas personas que pueden beneficiarse del uso médico de los compuestos que se encuentran en la marihuana. Por esa razón, aunque la Iglesia se opone a la SB 73, no ha objetado a la SB 89. Estas dos leyes en competencia adoptan enfoques muy diferentes en lo que respecta a temas como el acceso, la distribución, el control y el daño potencial del compuesto alucinógeno THC”.

Según un dispensario de Utah, “este proyecto de ley del Senado aprobó el acceso al cannabis en forma de cannabidiol (CBD)” y, por lo tanto, no fue desaprobado por la Iglesia o la Palabra de Sabiduría.

Imagen: Canva

Que no se haya desaprobado no es lo mismo que decir que se ha aprobado, la postura de la Iglesia sobre la SB 89, lamentablemente, es muy clara en cuanto a las instrucciones como las que tenemos actualmente sobre el uso del aceite de CBD.

Aunque puede ser difícil, parece que el área de uso del aceite de CBD no está claramente definida y, por lo tanto, debemos orar y ser juiciosos en nuestros actos.

Tampoco debemos juzgar si nuestra familia, amigos o conocidos toman decisiones diferentes basadas en sus propias perspectivas.

El manual de la Iglesia declara:

“Existen otras sustancias y prácticas perjudiciales que no se especifican en la Palabra de Sabiduría ni las han señalado los líderes de la Iglesia. Los miembros deben actuar con prudencia y emplear el buen juicio con espíritu de oración al tomar decisiones en cuanto a su bienestar físico, espiritual y emocional”.

Imagen: iStock Images

El manual también nos deja con esta advertencia del apóstol Pablo:

“¿O no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en vosotros, el que tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios”. -1 Corintios 6:19-20

¿Mi consejo? Usa tu albedrío para tomar una decisión que vaya de acuerdo con la guía que recibas del Espíritu Santo.

Fuentes: LdsDaily

También te puede interesar

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *